Aníbal Sánchez: Vamos Bien! “Como resiste Maduro y porque no se vislumbra una transición”

Para hacer una correcta interpretación no se puede tomar solo este último trimestre; el régimen de Maduro ha logrado permanecer a pesar de haber perdido en unas elecciones los dos tercios del parlamento; bloqueo un referéndum revocatorio, declaró en desacato el poder legislativo, se inventó: un proceso constituyente; y  una negociación, mientras inhabilitaba a actores políticos e ilegalizaba a partidos políticos, para llegar a la simulación de unas elecciones presidenciales.

Para Sanchez, una planificacion estratégica por sectores de la oposición les permitió “pararse de frente en búsqueda de una transición, ante un régimen con muy poca aceptación y responsabilizado de la peor de la crisis” justo cuando pretendían los colaboradores dar inicio a un segundo periodo; estando cuestionado su legitimidad de origen, a partir de una falsa Asamblea Constituyente y una convocatoria a elecciones adelantadas que habría sido desconocida.

Donde estamos tres meses después, el presidente de la Asamblea Nacional tras asumir la encargaría ha sido reconocido  por unos 60 países y su popularidad “medida como intención de voto en hipotéticas elecciones esta cercana al 71%” Mientras un 90% de los venezolanos percibe como negativa la situación actual y cerca del 87% responsabiliza al gobierno de Maduro de la crisis;  ¿por qué no se vislumbra un proceso de transición democrática?.

Como lo ha venido manejando en sus redes sociales (@anibalsanchez) En Venezuela resiste un régimen del tipos autoritario global construido en base a la fusión de lo que es Estado – Gobierno y Partido hegemónico, que se soporta sobre los pilares del  control internacional y militar.  Esta combinación pareciera hacerlos más resistentes a lo efectos de las crisis económicas y sociales, aún en escenario de muy baja aceptación.

Estos son más difíciles de desmontar, incluso el escenario electoral es manipulado desde la táctica partidista a través de un diseño hegemónico del proceso; apoyado sobre el control institucional del Estado; el condicionamiento social del voto por medio de la coerción, el clientelismo y la corrupción. Cuando la inhibición, o la manipulación institucional del rostro electoral falla, tiene la capacidad de persecución, y represión.

Los que critican y exigen  a la oposición venezolana el desmantelamiento de este régimen deben considerar que aún cuentan con aliados como China, Rusia, Turquía y Cuba. Deben aceptar que las rutas para lograr una transición pueden ser variadas ‘incluso entre las opciones está la electoral’; pero dado lo complejo y las restricciones en ocasiones ha sido imperativo incorporar a los factores internos de un sistema que es inherentemente inercial y resistente, como describe Michael Penfold en sus artículos.-

Las razones del porque si, Vamos Bien! No se vislumbran aún una transición, no tienen que ver con la falta de condiciones económicas ni sociales y mucho menos la falta de presiones internas o externas; la causa quizá estribe en la falta de una alternativa transicional apetecible para los factores internos; está debe ser un compendio político desde la Asamblea Nacional, debe cubrir una oferta institucional jurídica y política “no es solo la amnistía” recuerda Sanchez que en el caso chileno incluso se le ofreció la figura de senadurías a algunos actores; también se debe incluir una vía electoral que garantice la participación y espacios para los que sean herederos de ese viejo proyecto.-

En :Opinión

Recomendamos estas Noticias, Artículos de Opinión y contenidos interesantes

ANGEL MONAGAS en CAIGA QUIÉN CAIGA: Un país a la espera..

Dip. Omar Ávila: La política de cambio, exige cambios

Armando Martini Pietri: Divide y vencerás puede ser mucho dividir y poco vencer

ANGEL MONAGAS en CAIGA QUIÉN CAIGA: LA SESIÓN DE LOS RECONOCIMIENTOS

Venezolanos,.. Víctimas de la xenofobia