Así hablan en las cárceles: 8 palabras claves

   “Pran” o “Pram”: No está claro su origen, pero significa “jefe” o “líder” de un pabellón o área de la cárcel. En un mismo internado suele haber varios “pranes”. Algunas versiones indican que tiene su origen en un modismo puertorriqueño, otros aseguran que son siglas que significan “Preso, Rebelde, Armado y Narco” otros atrbuyen las siglas a las siguientes palabras “Preso, Rematado, Asesino, Nato”. A los líderes también se les suele llamar “Cartelúo” o “Principal“.

Luceros: Son los guardaespaldas o cuidadores más cercanos de los pranes. Por lo general son los que le dan el “golpe de estado” o “los tumban” para ocupar el liderazgo del sector o la cárcel

El Carro: Se refiere al grupo de presos que acompañan a los “pranes”, son sus seguidores o miembros de su banda. Es una alegoría al vehículo pues el líder lleva el “volante” y los demás conforman el resto del carro.

Bombita: Es el término que usan para pedir dinero “dame una bombita” o “pásame una bombita” a cambio de protección, drogas u otros favores.

La Caleta: Lugar donde guardan las armas, drogas, dinero, etc. Puede ser en la pared, el suelo o cualquier otro escondite.

Rematado: Se refiere a los reclusos que ya han sido condenados con sentencia firme por un tribunal de justicia.

Bautizados: Son los presos que profesan una religión distinta a la católica, generalmente son evangélicos. Estos reclusos prestan ayuda a los demás internos, rescatan a los heridos, etc.

Mundanos: Así llaman a los reos que no son practicantes en ninguna iglesia