ASUNTO ECONÓMICO: Valoración y poder

Tiempo atrás en esta misma columna se planteó desde un punto de vista bastante didáctico la valoración que puede tener un político cualquiera al ser considerado un activo, en esta oportunidad ampliaremos un poco más sobre el tema agregando variables pertinentes en la Venezuela 2019.

El pasado miércoles 23 de enero del 2019 la sociedad entera tanto en Venezuela como fuera de ella, fue testigo y en muchos casos partícipe de acontecimientos que marcan y escriben la historia nacional; donde en resumidas cuentas comienza una real y verdadera lucha de poderes, pero en política ¿Quién tiene el poder? o visto desde otra perspectiva ¿Qué determina el poder de un político?

Un político no es solo una figura pública, sino que también debe (en teoría) poseer carisma, presentar propuestas y por supuesto contar con determinado número de seguidores; sin embargo el sostenimiento del mismo en cualquier cargo que posea o incluso en niveles de mayor responsabilidad o envergadura depende de la valoración que la masa electoral tenga del mismo.

Al considerar cada político como un activo se puede entender entonces que posee una “vida útil”, “vida remanente”, “valor de salvamento” y lógicamente pasa por un proceso de “depreciación”, incluso si quisiéramos continuar viendo al mismo como un inmueble debería ser objeto de mejoras continuas para poder alargar su vida útil y atrasar su obsolescencia.

Al considerar el escenario económico venezolano, históricamente de mentalidad cortoplacista y ahora fuertemente marcado por una hiperinflación galopante, cada político es valorado por aquello que pueda ofrecer así como el nivel de credibilidad que tenga, también es importante considerar el nivel de poder acumulado y el músculo financiero del cual disponga.

Como se expresó en el segundo párrafo de este artículo desde el inicio de este 2019, Venezuela se divide entre dos corrientes, una de vieja data pero con bastante poder económico (aunque con tendencia decreciente), así como poca credibilidad; y otra tendencia cargada de potencial, apoyo interno, reconocimiento internacional y bastante confiabilidad.

La presente columna pese a ser la de menor extensión publicada, está en espera de los cambios económicos productos de la vorágine política que protagonizamos como sociedad, sin embargo es muy pertinente aclarar que lo queramos o no estaremos en la obligación de decidir la manera de valorar los políticos y a quien le adosa el poder, pues los acontecimientos son como un caudal desbordado que arrastra todo a su paso y cuyas consecuencias inevitablemente repercutirán sobre todos y cada uno de nosotros.

Aníbal Araque|@econ_araque|Economista|Perito|Asesor

economia-integral@hotmail.com

Loading...

ASUNTO ECONÓMICO: Valoración y poder ha sido Publicado en la(s) categoría(s):
Economía

Sigue leyendo con estos contenidos relacionados:

Isaías A. Márquez Díaz: RESOLUCIÓN PERTINENTE
Marianella Salazar: En fase terminal
DARWIN CHÁVEZ en VERDADES Y RUMORES ¿#VamosBien? O ¿#NoVamosBien?
Carlos Ramírez López: Batalla legal por botín de Pdvsa
Carlos Ramírez López: El increíble caso de una batalla en corte