DARWIN CHÁVEZ en Verdades y Rumores : Negociación, la nueva confrontación en el chavismo

DARWIN CHAVEZDARWIN CHAVEZ

ENTORNO. Se acerca la fecha establecida por el Presidente (e), Juan Guaidó, para que comience el ingreso de la ayuda humanitaria. El 23F es la fecha que más temores genera en el chavismo, tantos que van dando tumbos en su estrategia para enfrentar la rebelión nacional, si es que finalmente la tienen. Ejemplos de la improvisación y los desvaríos hay muchos. La ayuda humanitaria pudiera significar no sólo el punto de inflexión a partir del cual se concrete el cambio político, sino que también pudiera ser una maniobra de distracción con el fin de generar confusión y que la solución llegue por la vía menos esperada, tal como planteamos esta semana en VyR (LEA: http://ow.ly/5Rxx30nLU5W). Mientras más se acerca la fecha, más apuros tienen algunos grupos en el oficialismo que buscan una negociación que les garantice una cesión del poder a cambio de inmunidad para buscar un país que los acoja en su “terrible” exilio; pero ese tema ha sido el punto de ignición del nuevo incendio que existe en el oficialismo, tal como explicaremos en esta columna. Si ingresa la ayuda humanitaria con la anuencia de los militares y si éstos logran controlar a las fuerzas irregulares desplegadas por el chavismo, eso se traduce en un acto oficial de gobierno de Guaidó e implica que Maduro estará caído. Si por el contrario, los militares o las fuerzas paramilitares reprimen con violencia la llegada de esa ayuda humanitaria, eso se traducirá en argumentos válidos para justificar una acción militar internacional encabezada por Estados Unidos. Por dónde usted lo vea el oficialismo tiene todas las de perder en relación con el ingreso de la ayuda humanitaria. Incluso pareciera que luego del 23F será menos probable un acuerdo de la coalición formada entre la oposición y comunidad internacional con los grupos de mayor peso y representatividad en el oficialismo. El gran problema es que esa negociación no tiene consenso en el chavismo. Todo indica que llegó la hora de la verdad, tanto para el oficialismo, como para la oposición. Se lo juegan todo, absolutamente todo en estos días tan confusos y conflictivos. Si el oficialismo cede el poder le viene una oscura etapa de desaparición paulatina y para algunos de sus principales líderes vendrá un período de exilio y clandestinidad para no ser escrachados. Si fracasa la oposición, ésta desaparece definitivamente y perdemos la República, pero además se acelerará la migración de venezolanos al exterior y la sociedad culminaría su desmembramiento ¿Esa no es acaso una visión apocalíptica de la situación? Sí, pero ¿Hay otra forma de ver las consecuencias del desenlace, cualquiera que este sea? Nunca me ha gustado analizar con fijaciones en los extremos, pero son tiempos de absolutismo, nos guste o no.

NEGOCIACIÓN (I). Militares van y vienen a Miraflores. La tensión va en aumento. Las preocupaciones se desbordan. Las ojeras son evidentes. Los desvaríos son crónicos. Saben que se les acaba el tiempo para un retiro más o menos controlado. Hay una posibilidad real, cercana y latente de una negociación que facilite la cesión del poder a cambio de algunos beneficios. El problema es que eso no es para todos. Sólo algunos tienen la posibilidad de participar en un acuerdo. No hay unicidad en este sentido. Cada grupo busca su salvación. Cada grupo envía propuestas. Cada grupo tiene a sus emisarios yendo y viniendo. Cada grupo tiene sus apuros. Cómo es lógico en ese proceso el “Madurismo” tiene un peso importante, porque son los que ocupan el Palacio de Miraflores en este momento. Maduro y su entorno tiene ganas de tirar la toalla desde hace varios días, para lo cual hicieron los contactos de rigor tanto con la oposición, como los Estados Unidos. Al parecer iban bien avanzados en eso. Pero de pronto todo cambió. Y cambió no porque ellos desistieran de sus planes. Y cambio no porque EEUU desechó la negociación. No, todo se ralentizó porque un grupo de militares encabezados por Vladimir Padrino López descubrió el plan del “Madurismo” ¿Cuál plan? La idea era entregar a los militares y al sector de Diosdado Cabello, a cambio de ceder el poder y concretar el corredor de salida para Maduro y su grupo. La salida sería por la vía de la entrega formal o de las elecciones. Eso estaba en discusión. Por eso se hablaba de la salida de Padrino del gobierno, ya que ese era un paso fundamental en ese sentido. Todo se frenó cuando los militares que están con Padrino, en su mayoría adversos a Diosdado Cabello, recibieron grabaciones de las reuniones entre los emisarios de Maduro y los representantes de la oposición y el gobierno de Donald Trump. Eso causó mucha molestia. Eso provocó fuertes reclamos a Maduro. Eso ocasionó serias advertencias a NM. Por eso todo se paró momentáneamente la negociación. Este influyente sector militar obstaculiza cualquier rendición de Maduro. No es una rendición cualquiera. Es una rendición complicada. Hay muchos peligros latentes. Pero la rendición está en el tapete y muchos quieren estar en ese acuerdo final. Por ahora Maduro se queda, ya que los militares se oponen a que lance la toalla.

FENÓMENO. No hay otra forma de calificar en este momento todo lo que ha ocurrido en torno a Juan Guaidó. El tipo se ha convertido en un fenómeno. Coincido plenamente con el colega y amigo, Edward Rodríguez, quien lo calificó como un genuino líder millennial en su artículo semanal (LEA: http://ow.ly/BhBT30nM0Up) por todas las cualidades que tiene y el efecto causado en la población en estos momentos. Guaidó irrumpió como líder de la oposición en el peor momento de la relación entre el liderazgo político y los ciudadanos. Se había perdido esa conexión emocional tan necesaria en política. Se había dinamitado la confianza de la gente en los líderes. Se había esfumado la esperanza de un cambio y este muchacho logró revertir todo eso. Y lo hizo mediante una estrategia clara: mostrarse como es. No cayó en el error de desacreditar a sus compañeros de la oposición, como cierta dama hace con tanta frecuencia, por ejemplo. Es natural, se ve como natural y la gente lo asume como natural.  A veces en política la mejor estrategia es no tener una estrategia ¿Y cómo entender eso? Pues que a veces no es necesaria una estrategia de empaquetamiento del líder para que se vea parecido a como la gente lo quiere ver. Guaidó se ve como es. No hay poses. No hay matices. No hay alcabalas en su relación directa con la gente. Se percibe confiable y sincero. Por eso logró encauzar de nuevo la lucha de un país empobrecido y sufrido ¿Logrará el objetivo final? Hasta ahora pareciera que sí. Incluso logró calmar, por ahora, a aquellos y aquellas que se creen puros, castos y con la supuesta fortaleza moral para juzgar y condenar a los demás. Ha domado a los demonios internos que tanto daño le han hecho a la oposición en momentos de apremio ¿Seguirá siendo exitoso en ese esfuerzo? El tiempo lo dirá. Si logra sacar a Maduro y propiciar el cambio; se convertirá en un héroe. Esperemos los acontecimientos.

NEGOCIACIÓN (II). Los militares encabezados por Vladimir Padrino López bloquearon la negociación que desarrollaba el “Madurismo”. Y lo hicieron porque eran el principal trofeo que entregaría Maduro a los Estados Unidos. Ellos no se oponen a una negociación, pero quieren una que los incluya y los beneficie. Nadie quiere ser el sacrificado en un escenario como ese. Al parar a Maduro y sus pretensiones, los militares se colocan en la vanguardia de una negociación. Si se lo proponen, tienen todo para ser los grandes beneficiarios de una negociación con los Estados Unidos. Saben que la situación es insostenible y que en el caso de una acción militar internacional, no tendrían capacidad para frenar esa caída. No son suicidas en ese sentido. Ninguno quiere inmolarse por Maduro. Este es una circunstancia y no una razón en sí mismo. La única razón por la cual los militares sostienen a Maduro, es porque éste es su salvoconducto para un exilio más o menos tranquilo. No lo sostienen porque lo adoran o creen en sus ideas, es sólo una necesidad coyuntural. A final ellos se están cuidando a sí mismos. Están tratando de salvarse y en ese tablero Maduro sería el objeto central del trueque. Cuando los militares de muy alto rango que están preservando a Maduro en el poder lo decidan, este cae y es entregado a EEUU o en el mejor de los casos le buscarían un refugio en algún país ¿Cuándo ocurrirá eso? Eso podría estar en marcha y sucederá cuando las condiciones estén dadas ¿Y cuándo estarían dadas las condiciones? De pronto ya lo están. Todo va a depender de cuándo los militares lleguen a la conclusión que el riesgo de perder la libertad es mayor que la suma de los negocios que tienen en sus manos. De nada les servirá sostener a Maduro, si éste ya no les puede dar más negocios porque en la Venezuela actual no los hay, ni los habrá en las dimensiones a las cuales ellos están acostumbrados. No es un asunto de amor, lealtad o patriotismo, sino de conveniencia. Cuando ya no les convenga, sueltan a Maduro para que caiga y por eso éste buscó una negociación unilateral.

RECHAZO. Son tiempos difíciles para algunos viejos y desgastados liderazgos políticos. Pero sobre todo para aquellos que han tenido un doble juego con el gobierno y que han sido acusados de colaboracionismo. Uno de ellos es Manuel Rosales. Este siempre ha tenido un juego que genera dudas razonables. Hoy el pueblo le cobra su extraña conducta, su silencio inoportuno y la falta de contundencia en momentos de crisis. Las pitas que recibe en cada evento de la oposición son la mejor evidencia. Lo peor es que él no entiende lo que ocurre. Los abucheos se los atribuye a un complot de Voluntad Popular y Primero Justica. Nada más lejos de la realidad. La verdad es que él no inspira confianza en la mayoría de la gente. Perdió la mayor parte del capital político que construyó. Manuel y su esposa, Eveling, no quieren admitir la realidad. No hay complot. Ambos están muy molestos con el rechazo popular. Ambos culpan a otros de sus males, cuando ellos son los únicos culpables de la situación que viven. Se niegan a aceptar que no caben en la nueva Venezuela que nacerá muy pronto. Un ejemplo de eso, es que el pasado lunes 11/02, la señora Eveling llegó muy molesta a la reunión del Comité Político de Un Nuevo Tiempo. Botaba sapos y culebras. Llegó reprochando a los dirigentes asistentes que callaban cuando comenzaban las pitas contra MR y hasta llegó al extremo de acusar a algunos presentes de participar en los abucheos. Eso generó mucho malestar y no faltó quienes le reclamaron las acusaciones. El ambiente se enrareció tanto que ella misma trató de bajarle volumen a la polémica antes que llegara Rosales a la reunión. La verdad es que la pareja Rosales no entiende la nueva fase del proceso político. Su tiempo pasó.

NEGOCIACIÓN (yIII). Si hay un gran perdedor con todo lo que está ocurriendo en cuanto a la posibilidad de una negociación es Diosdado Cabello. Perdió importancia en el juego que está en marcha. Estados Unidos lo ve como un problema no tan importante en la solución. Al parecer el único beneficio que podría recibir Cabello si es parte de la solución, es que lo dejarían tranquilo en Venezuela, aunque eso parece más un castigo que un premio ¿Se imagina usted a DC como un ciudadano normal en Venezuela? No sé usted, pero yo no. Cabello sin los beneficios que le da el poder no es nadie. Su integridad quedaría a merced de los acontecimientos y todos sabemos que él es uno de los personajes más odiados del oficialismo. Pero además, ¿Qué país lo acogería como refugiado? Creo que ninguno. El sabe muy bien eso y por eso presiona, como lo ha hecho antes, para incluirse en la negociación. Diosdado es uno de los mejores ejemplos para entender que la capitulación del oficialismo no es una rendición normal y corriente. Es un asunto de vida o muerte. Y lo es porque ellos mismos se encargaron de colocar la situación en esos términos por todos los excesos que han cometido en su ocupación del poder. Todos sus atropellos, insultos, amenazas y torturas son facturas que están pendientes. Creyeron que el poder era eterno y nunca lo es. Si no revisen la historia y verán muchos ejemplos de personajes que al final fueron víctimas de sus propias acciones. Diosdado Cabello en un escenario de negociación está fuera, por lo menos hoy. Está expuesto a cosas muy malas.

RUSIA. El pasado fin de semana la agencia internacional de noticias Reuters, lanzó una noticia muy significativa al anunciar que el banco Gazprombank había congelado las cuentas de PDVSA para no violar las sanciones que Estados Unidos dispuso contra esa empresa. Ese no es un dato menor. Primero demuestra que Rusia está cambiando su postura en relación con el régimen de Maduro, ya que es una decisión que cuenta con el aval “no oficial” del gobierno de Vladimir Putin ¿Acaso no hay libre empresa en Rusia? Sí, pero no. Ese país tiene su propio y muy particular sistema de libre empresa. Hay libertad de empresa siempre y cuando la mayoría de las grandes corporaciones sean aliadas del señor Putin. Ese banco pertenece al gigante de la energía Gazprom y por eso no es un hecho aislado. Pero además, resulta que Gazprombank es el socio de PDVSA en la empresa mixta Petrozamora, la cual por cierto es la que sostiene en niveles más o menos decentes la producción petrolera en PDVSA Occidente ¿Ven que no es un dato menor? Esa decisión se suma a la medida tomada por Lukoil de congelar su contrato con PDVSA. Los rusos poco a poco no sólo cambian su posición en relación con Maduro, sino que cuidan sus intereses. Cuidado si dentro de muy poco, Gazprombank decide congelar su participación en Petrozamora,

HORROR. Una vez se concrete el cambio en Venezuela y comience la investigación sobre todo lo ocurrido en más de 20 años de barbarie, se abrirá la “Caja de Pandora” de todo el saqueo perpetrado y el daño causado a la nación. Creo que se van a quedar cortas todas las proyecciones del dinero robado. Dejarán a un país inauditable, quebrado, pero con muchas posibilidades de rápida recuperación. De ese tema hay mucho que analizar.

TRANSICIÓN. Muchos me preguntan qué debería ocurrir luego de la caída del oficialismo. Considero no debe haber elecciones de inmediato. El país quedará en muy malas condiciones. Juan Guaidó debe encabezar una transición que por lo menos debe durar un año. Doce meses en los cuales se trabaje intensamente para la estabilización, pacificación y recuperación. Tendrán que tomarse decisiones muy duras para corregir las severas distorsiones causadas por tantos años de errores y malas intenciones. No sólo hay un profundo caos económico que resolver, sino un agudo problema social que debe ser atendido con urgencia. No sólo se va a necesitar mucho apoyo financiero para recuperar la industria petrolera, sino mucha ayuda humanitaria para paliar las secuelas del hambre, la malnutrición y la ausencia de atención de salud. Se necesitará mucha educación y conciencia para reducir los niveles de violencia que existen en Venezuela. Se requerirá mucho esfuerzo colectivo para la recuperación de una parte de las generaciones perdidas en el marco de la política del “hombre nuevo”. Lo importante es que percibo una conciencia colectiva muy clara en torno a los retos que se avecinan.

HUIDA. No sólo los líderes civiles y militares más prominentes del oficialismo preparan su huida. Hay muchos que andan en lo mismo. Lamentablemente lo que vendría después de la caída no es nada agradable para ellos. Viene un deslave que los arroparía a la mayoría. Veremos gobernaciones y alcaldías abandonadas. Veremos aviones despegar con mucho apuro. Serán víctimas de su propio odio, de sus acciones, abusos y errores. Hoy amenazan y gritan para esconder su miedo. Silban para mitigar el miedo cuando cruzan el cementerio a medianoche. Los que tienen mayor poder están tratando de esconder su dinero en paraísos fiscales.  Varios tienen aviones dispuestos para la rápida huida. Pero para aquellos que logren salir antes de la caída, tampoco será un exilio dorado. En este mundo tan tecnificado y conectado por las redes sociales, no hay escondite posible. Tarde o temprano serán ubicados y escrachados. La mayoría serán leprosos internacionales. No creo en venganzas, pero no puedo negar que eso viene. Por cierto, que los más gritones de hoy, serán los primeros en salir corriendo. Lamento el futuro que se les avecina a colegas y ex alumnos que forman parte de la maquinaria de sembrar odio que ha sido el chavismo. Otros se lamentarán siempre, como el Alcalde de Mara, Luis Caldera; por no haber logrado su objetivo de obtener un cargo diplomático que les permitiera estar lejos en esos momentos. Caldera trajinó un cargo en la embajada de Venezuela en El Vaticano. Alegaba que en Venezuela no había futuro para sus hijos. A confesión de partes….relevo de pruebas.

 

Darwin Chávez|@darwinch857|darwinch67@gmail.com

Loading...

DARWIN CHÁVEZ en Verdades y Rumores : Negociación, la nueva confrontación en el chavismo ha sido Publicado en la(s) categoría(s):
Opinión

Sigue leyendo con estos contenidos relacionados:

Aníbal Sánchez: Donde estamos, “A 100 Días de Guaido”
Aníbal Sánchez: ¿Será que Elección con este CNE “logra su certificación ISO 17582”?
JESÚS CASTILLO: Ahora es el 1 de mayo el día “D”
Ronald Rodríguez en SAL Y PIMIENTA: A propósito de la intervención militar extranjera y Juan Guaidó
Aníbal Sánchez “Venezuela el país de America con las instituciones más débiles»