Inicio
Martes , 20 de diciembre de 2011

El historial de muerte detrás de la familia de Dayan González, el niño asesinado en Guanare (Especial en Portuguesa II)

20/12/11 10:32 am

      Un tenue haz luz se cuela entre el techo roto de la casa 2370, iluminando el polvo y la arenilla que flota en el aire sobre los escombros que quedaron,  luego de que grandes hordas apoderadas por la ira, destruyeran y saquearan las pertenecías de los llamados “Monstruos de Guanare”. La casa que un día sirvió como patio de juego de Dayan, luego se convirtió en su mazmorra de tortura, y hoy no es más que tierra de nadie, una zona desolada con claras evidencias de un pasado tormentoso. Pero esta pequeña casa turquesa no solo ha sido escenario de este asesinato inescrupuloso, pues desde  su fundación, sus paredes han sido testigos de los crímenes más atroces. Descubra a continuación lo que dirían las paredes sobre la historia de muerte de la familia del niño Dayan González.

Al recorrer las estrechas veredas de la urbanización José Antonio Páez, del sector Los Próceres, en el tranquilo pueblo de Guanare, estado Portuguesa; las personas que viven junto a la casa donde estaba el niño, continúan su rutina diaria con aparente normalidad, casi como si nada hubiese pasado, pero por más que traten de no pensar en ello, es imposible  silenciar la idea de que en algún momento pudieron haber escuchado los gritos de Dayan, y no le prestaron atención. Es como un sentimiento de culpa colectivo; creen que habiendo estado tan cerca, tal vez hubiesen podido hacer algo para evitar la muerte de Dayan, pero la verdad es que nunca tuvieron la menor sospecha sobre lo que pasaba dentro de esa casa.

Diez días después de la trágica muerte de Dayan a mano de quienes lo ‘cuidaban y protegían’, en el barrio no hay un solo adorno de Navidad,  ni una lucecita, un pesebre, o un Santa Claus repartiendo regalos con sus renos, a pesar de que falta menos de una semana para el 24 de diciembre. Estas navidades tendrán un sabor diferente en Guanare,  la alcaldía incluso suspendió todas las actividades festivas programadas, en parte por la quema del arbolito de la ciudad durante la ola de saqueos, y porque en realidad no hay muchas ganas de celebrar.

Mientras trato de conversar con algunos vecinos, un niño despreocupado me esquiva ágilmente rodando en su monopatín, empujando el piso con fuerza para avanzar más rápido; pienso que ese niño bien pudo haber jugado trompo o metras con Dayan, aunque según lo que contaron los vecinos, tal vez nunca lo hizo.

“Por aquí hay muchos niños que se la pasan por ahí jugando al loco escondí’o (escondite) y corriendo de aquí pa’ allá, pero a Dayan casi no lo veíamos, solo lo veíamos entrar y salir de la casa con Anney o con Valentina”, comenta una señora que vive diagonal a la casa 2370.

Muchos  vecinos se muestran distantes y no quieren conversar del tema, mucho menos con un periodista foráneo. Al preguntarles cómo era su relación con Anney Montilla Oropeza, o con la señora Valentina del Carmen (madre de Anney), se limitan a responder: “Era de hola y chao”, lógicamente nadie  quieren ser vinculado con ellas. Aunque hay una constante, la mayoría de las personas defienden a Valentina del Carmen.

Vecinos describen a Valentina como una persona tranquila que iba siempre a la iglesia, y cuyo único pecado tal vez fue el de no corregir a tiempo a su hija, casi como si se tratara de una víctima entre los culpables, sin embargo no hablan así de un personaje hasta ahora desconocido en esta enmarañada  historia; un sujeto llamado Emiliano Montilla, padre de Anney  Montilla,  la mujer a quien se le atribuyen las inhumanas torturas.

casa 3 400x300 El historial de muerte detrás de la familia de Dayan González, el niño asesinado en Guanare (Especial NAD en Portuguesa II)Una multitud saqueó la casa de Anney Montilla, tras conocerse la noticia

Fue en la casa 2370 donde supuestamente hace más de 20 años, Emiliano Montilla tomó un puñal, y por razones aún desconocidas, asesinó a un amigo, justo en el baño de la habitación donde Dayan dormía y  jugaba con sus juguetes de Cars.

Según el relato, Emiliano Montilla, habría cumplido su condena en la cárcel, pero supuestamente fue ajusticiado tras ser liberado, no obstante, por la fecha en la que habría ocurrido este homicidio, no se ha conseguido confirmación a través de registros policiales.

Nadie escoge a su familia, pero se supone que esta sea “la célula fundamental de la sociedad”, que cimenta  la identidad de una persona en base al amor y la protección que le otorga desde que es un niño. Tristemente, Dayan nació en el seno de una familia disgregada, una ‘célula’ que ya había hecho metástasis.

Se pudo conocer que la madre del infante, Gelliknet González, quien entregó su hijo al cuido de Anney Montilla, a pesar de conocer el carácter violento y agresivo de la mujer que es cinturón negro en karate, antes de sostener una relación homosexual con Anney, fue presuntamente pareja de un sujeto llamado Francisco Javier Figueroa, apodado “El Pantaleta”, en la isla de Margarita donde Gelliknet vivió durante varios años.

“El Pantaleta” es un conocido delincuente que fue acusado en repetidas ocasiones en el estado Nueva Esparta por asesinato en primer grado y otros delitos. Se desconoce el paradero de “El Pantaleta”, aunque existen indicios de que pudo haber sido abatido durante un enfrentamiento.  Aparentemente la tendencia de Gelliknet para escoger personas moralmente reprobables era sostenida.

Dayan fue solo el último eslabón en una cadena de locura, asesinatos, sexo y desenfreno. Se ha especulado incluso sobre la posibilidad de que un rito satánico haya sido la causa de su muerte. Extrañas marcas en su cuerpecito, una muñeca con jeringas clavadas en los ojos, hallada en una de las escenas del crimen, y perturbadoras declaraciones de las imputadas, han hecho que hasta los más escépticos consideren esta oscura posibilidad. ¿Es posible que en la capital religiosa de Venezuela, donde nació el culto a la Virgen de Coromoto, y la misión evangélica Luz al Mundo, una de las más importantes en Hispanoamérica, también sea el hogar de una secta que práctica sacrificios humanos?, si quiere conocer más al respecto no se pierda la tercera y última entrega de esta serie de trabajos especiales de NAD en Guanare.

casa dentro El historial de muerte detrás de la familia de Dayan González, el niño asesinado en Guanare (Especial NAD en Portuguesa II)

Abraham Corona

@CoronaPDG

Noticia al Día

Haga su Comentario


nueve + 6 =

NotiActual.com no se hace responsable de los comentarios emitidos por terceros,hacemos el mejor esfuerzo por evitar textos indebidos de acuerdo a nuestras condiciones de uso, todos los comentarios se llevan a cola de moderación hasta que son aprobados por un editor. -. Ver Condiciones de Uso-
Recomendamos Leer