Especialista afirma que el suicidio no puede ser una opción


Geyly Marcano: el suicidio no puede ser una opción

La profesora y magister en gerencia educativa opina que el suicidio es un secreto a voces que se acalla detrás del hermoso paisaje que representa a los Andes venezolanos.

 

Geyly Marcano es profesora integral, especialista en Planificación y Evaluación  y Magister en Gerencia Educativa en la Universidad Santa María, lugar donde se enamoró del estudio etnográfico mediante el método cualitativo; pasión que trasladó a su investigación acerca del suicidio en los Andes venezolanos: El eco de las voces silentes.  Actualmente, realiza un Doctorado en Ciencias de la Educación en La Universidad Latinoamérica y del Caribe, razón por la cual decidió realizar una teoría acerca de la conducta suicida de los jóvenes de dicha localidad. Trabajo que realiza en asesoría del Doctor y especialista en psiquiatría, Carlos Azualde.

 

“Mérida es un estado encantador. La primera vez que fui; me pareció alucinante. Cada zona era más sublime que la anterior. Disfruté tanto su verdor, su frío y sus tradiciones que decidí adentrarme en él. Pero de tanto escudriñar y sumarme al entorno, descubrí una realidad impactante, la misma que se convirtió en el detonante de mi trabajo de investigación doctoral”.

 

Asimismo, Marcano sostiene que el estudio se inició motivado a la fuerte incidencia y las altas tasas de suicidio arrojadas en los datos del Departamento de Prevención y Hechos violentos de la Corporación de Salud del Estado Mérida; desde 1997 hasta la actual fecha. Siendo los adolescentes entre 15-24 años de edad, el grupo social más afectado. La especialista argumenta que, de acuerdo al Observatorio Venezolano de Violencia (OVV), en el año 2017, año donde se desarrolló parte del trabajo etnográfico, hubo un repunte en la tasa de suicidios a nivel nacional, 4.86 por cada cien mil habitantes, mientras que la tasa porcentual merideña fue de 19,09 por cada cien mil habitantes, lo que significó que la tasa porcentual del año anterior se quintuplicara.

“A pesar de las alarmantes cifras del estado, muchos de los citadinos temen tocar el tema, no desean involucrarse. Prefieren que sea un tema silente en cualquier reunión, por el temor de que los jóvenes tomen el ejemplo de otros como modelo a seguir para acabar con sus conflictos internos. El miedo al modelaje de esa conducta ha propiciado que, en vez de tomar una intervención del problema y aunar criterios para solucionarlos, se ignore hasta que otro caso cercano vuelva a incurrir.

 

Adicionalmente, Marcano expone, con base en la teoría de El Síndrome de Trastorno Estacional y apoyada en las teorías del padre de la sociología moderna, Émile Durkheim, que las causas, más allá del contexto social o climático, se encuentran dispersas en un triángulo conceptual que involucra diferentes factores, y que a su vez, condiciona la conducta inicial del ser humano. Siendo las emociones uno de los principales gérmenes detonantes del acto suicida; y siendo estas a su vez un hecho protagonista dentro de la consolidación de la teoría en la que trabaja la autora.

“Los seres humanos, en especial los jóvenes, entre sus complejidades emocionales, pasan por hechos que se convierten en detonantes, momentos cruciales para la toma errada de decisiones y alternativas fatalistas, como es el caso del suicidio”.

 

Una vez consolidada la teoría, Marcano y Azualde, a propósito de fomentar el cambio, quieren constituir una Fundación que sirva para la formación de la conducta emocional de las posibles víctimas o afectados. Centros educativos que permitan formar y sensibilizar acerca de la problemática, y que hagan eco de los mecanismos de ayuda preventiva, mediante la creación de un programa para el manejo de las emociones en las instituciones educativas de la comunidad.

 

Entre los objetivos, se pretende abordar la problemática en dos vertientes. Como respuesta inmediata: con la creación y puesta en marcha de una página web y con la creación de un soporte telefónico 0800 para solicitar ayuda en casos de crisis. Como  respuesta prolongada: talleres de formación y sensibilización para el personal de los centros educativos del estado Mérida y la Unificación con el personal médico de la zona para establecer seguimiento en los casos que evidencien síntomas de Trastorno Afectivo Estacional (TAE), síntomas psicopatológicos, entre otros.

 

La autora manifiesta que lo primordial es que los adolescentes entiendan que no están solos, a pesar de que las situaciones los hagan suponer que no hay alternativas; siempre habrá manera de solventar. Comenta, por último, que se deben, ante todo, conversar. Hablar para buscar ayuda, y en el caso de no encontrarla en los familiares cercanos, que entiendan que pueden apoyarse en sus profesores, médicos de la zona o en centros de salud.

 

“Mi propósito es que realmente comprendan que no están solos; y ojalá se pueda hacer eco para que nos escuchen, nosotros estamos aquí y queremos ayudarlos”.

Loading...
Especialista afirma que el suicidio no puede ser una opción ha sido Publicado en la(s) categoría(s):
Salud y Vida Sana


Sigue leyendo con estos contenidos relacionados:

Tips de salud: ¿Tienes estos síntomas? tal vez estés embarazada
La mujer requiere mucha atención a partir de los 40
Estos tips para hacer crecer el cabello funcionan 100%, te sorprenderás!
Semillas de Linaza, una alternativa saludable contra las enfermedades crónicas
Científicos publican un estudio que revela cual alimento alarga la vida hasta en un 10%