Inicio
Miércoles , 8 de septiembre de 2010

La Historia de Maracaibo en sus 481 Aniversario

08/09/10 8:13 am
Maracaibo2008

Fotos de Maracaibo

Maracaibo es una ciudad del noroeste de Venezuela, capital del estado Zulia y del municipio Maracaibo. Está ubicada en terrenos de origen aluvial dentro de la depresión del lago de Maracaibo, en la orilla noroeste del cuerpo lacustre. Posee, en su área metropolitana (municipios Maracaibo y San Francisco), una población de casi 3 millones de habitantes, convirtiéndose en la segunda ciudad más poblada de Venezuela y la más extensa del país.

Maracaibo es el centro económico más importante del occidente del país, debido a su cercanía a la Costa Oriental del Lago de Maracaibo y a la península de Paraguaná, lugares en donde se extrae y se procesa gran parte del petróleo venezolano, respectivamente. Por otra parte, la ciudad se caracteriza por poseer un ambiente interesante donde se unen el modernismo y las tradiciones. En el centro de la ciudad se mantienen costumbres que pueden evidenciarse en su arquitectura autóctona, con calles angostas y casas coloridas, antiguos teatros e iglesias. Del mismo modo, estos ambientes se entremezclan con amplias calles y modernos edificios.

Toponimia

El origen del nombre Maracaibo es controvertido. A pesar de que estos hechos están debidamente documentados en registros históricos,los detalles son escasos y ambiguos, y han generado diversas interpretaciones, a tal punto que una misma fuente histórica es citada de forma contradictoria en textos más recientes.

Algunos historiadores se limitan a mencionar que al momento de la primera fundación de la ciudad, Ambrosio Alfinger escogió el nombre de “Maracaibo” o “Maracaybo” en honor de un “indio principal” o cacique de la zona de la desembocadura del lago. Otras fuentes le atribuyen a este personaje un gran liderazgo y una importancia emblemática en la región, aunque los datos sobre la extensión de sus dominios son ambiguos.

Una versión alternativa de la etimología sostiene que el nombre de la ciudad se originó al morir en batalla el cacique Mara, un joven y aguerrido líder que desde una de las islas del lago (isla de Providencia) ofrecía resistencia a las tropas europeas de Ambrosio Alfinger. Según esta historia, después de acabar con Mara, los españoles gritaban “Mara cayó”, frase con la que se referían al lugar donde el mencionado cacique habría sido derrotado. Varios historiadores aseguran que este relato es un mito, que el nombre de Cacique Mara o Indio Mara no aparece en ningún registro histórico, y que ninguno de estos hechos aparece documentado en fuentes originales y confiables. Lo más probablemente es que los relatos sobre Mara y Maracaibo se correspondan a un mismo personaje histórico, del cual hay pocos detalles documentados y muchas especulaciones.

A pesar de las contradicciones, el mito del Cacique Mara se ha difundido ampliamente en medios populares, hasta el punto de haberse oficializado como un emblema de la resistencia indígena en la región. Este personaje es evocado en diversos ritos espiritistas (asociados al culto a Maria Lionza y las cortes celestiales), pero también se han levantado monumentos alegóricos como una estatua y una plaza en la ciudad, se le dedican eventos conmemorativos como en el Día de la Resistencia Indígena (12 de octubre, antiguamente Día de la Raza), y se utiliza su nombre en diversos premios y condecoraciones. Inclusive uno de los municipios del estado Zulia lleva su nombre (municipio Mara).

Las pocas referencias que hay sobre el significado del vocablo Maracaibo lo asocian a una denominación de lugar, en vez de al nombre de una persona. De hecho, existen referencias sobre la existencia de una ranchería indígena cercana al lugar donde se asentaría Alfínger, e incluso cabe la posibilidad de que éste usurpara este terreno para la fundación de la villa de Maracaibo. A pesar de que no existen estudios lingüisticos de los pobladores originales, varios autores han aventurado interpretaciones del posible significado del vocablo Maracaibo en lenguas indígenas (probablemente derivadandolas de los lenguajes actualmente utilizados en la zona, o por referencias históricas). Algunas interpretaciones sugeridas son Maara-iwo, lo que significaría “lugar donde abundan las serpientes”, o Maare kaye, que significaría “lugar frente al mar”, también se ha mencionado Garra de tigre o ríos de los loros.

Historia

Los primeros marabinos

Investigaciones arqueológicas confirman la presencia aborigen en suelos maracaiberos quince mil años antes de Cristo. Revelaciones arqueológicas de Cruxent y Rouse, dejan ver fósiles de objetos cerámicos, artefactos de origen pétreo, manufacturas de conchas, urnas funerarias y ornamentaciones de metal, demostrativas de la presencia milenaria de los ancestros aborígenes maracaiberos.

Para el momento del contacto europeo había una gran heterogeneidad de etnias indígenas en el territorio venezolano. Fueron las sociedades que los conquistadores europeos encontraron al momento de su llegada a Venezuela, las cuales podían variar desde grupos tribales igualitarios, sociedades nómadas, hasta cacicazgos evolucionados.

En el territorio del actual estado Zulia estaban presentes y bien diferenciadas dos etnias vertientes de los arhuacos; la etnia añú; y la etnia wayúu, diferenciadas por su modalidad de subsistencia. Los wayúu se dedicaban al comercio, la siembra y el pastoreo, mientras que los añú se extendieron por toda la rivera del lago de Maracaibo, diferenciándose lingüísticamente y nombrados con una palabra que para algunos investigadores significa gente, y, para otros, hombres de agua. La referencia escrita más antigua de este pueblo data de los relatos de los cronistas según los cuales, estaban asentados en la costa occidental del lago de Maracaibo.

Allí se establecieron, constituyendo sus hogares, en la red de palafitos que les proveyó de puerto seguro y vivienda, así nació lo que hoy es Santa Rosa de Agua, al norte de la ciudad de Maracaibo, en el estado Zulia.

La fundación de Maracaibo

La historia de la fundación de Maracaibo ha estado sujeta a históricas divergencias originadas en el hecho de que fueron varios los personajes y momentos en los que se intentó construir un verdadero asentamiento. El primer acercamiento europeo a esta zona lo realizó Alonso de Ojeda, el 24 de agosto de 1499, quien descubrió el lago de Maracaibo junto con Juan de la Cosa y Américo Vespucio.

Se atribuye a ellos el nombre de Venezuela cuando evocaron a Venecia al ver que los habitantes vivían en palafitos sobre el lago y que la gente se trasladaba de un sitio a otro mediante pequeños puentes de madera y en canoas.

La ciudad de Maracaibo fue fundada en tres ocasiones. La primera, el 8 de septiembre del año 1529 por el alemán Ambrosio Alfínger, conquistador de la casa Welser y primer gobernador de la Provincia de Venezuela, que partió en expedición desde Coro capital en aquel momento de dicha provincia.

Al asentamiento se le dio el nombre de villa de Maracaibo pues al momento de su fundación no se constituyó un cabildo que le confiriera el carácter de ciudad. En los documentos alemanes de la casa Welser aparece el nombre de Neu-Nürnberg. Es probable que la fundación de Alfínger se hiciera cercano a, o sobre los restos de un asentamiento indígena (o ranchería).Esta primera fundación tuvo una población de apenas 30 vecinos y una actividad casi nula, por lo que Nicolás Federmann ordenó trasladar su población en 1535 al Cabo de la Vela (que hoy es parte de Colombia) en la península de la Guajira.

Después de un segundo intento fallido en el año 1569 en el cual la ciudad es refundada como Ciudad Rodrigo por parte del capitán Alonso Pacheco, no es sino en 1573 cuando el Gobernador Diego de Mazariegos decidió restablecer la población confiándole al capitán Pedro Maldonado dicha encomienda. Así, para 1574 fue refundada la ciudad con el nombre de Nueva Zamora de la Laguna de Maracaibo, en honor al gobernador Mazariegos, nativo de la ciudad de Zamora, en España.

El ciclo de los piratas

Entre 1614 y 1678 se registraron diversos ataques de piratas a Maracaibo y otros asentamientos españoles en el Lago de Maracaibo, estos constantes hostigamientos frenaron el desarrollo económico de la zona que no sólo se vio saqueada en repetidas oportunidades, sino que también invirtió numerosos recursos a construir elementos defensivos como cuarteles y torreones que no lograron su cometido a cabalidad.

El corsario holandés Enrique de Gerard llegaría en 1614, luego en 1642 el pirata inglés William Jackson. El período entre 1665 y 1669 es conocido como el quinquenio de los piratas. En 1665 el francés Juan Manuel Nan, alias el Olonés, atacó a Maracaibo y entre 1667 y 1669 llegarían el español Miguel El Vascongado y el galés Henry Morgan. Por último en 1678 llegaría el francés Michel de Grandmont a asaltar la ciudad y los pueblos del sur del Lago.

Época colonial

Durante los primeros años de su existencia, Maracaibo fungió como puerto de enlace entre las zonas productivas del sur del Lago y los Andes venezolanos (incluyendo Pamplona en la actual Colombia) y las rutas comerciales en el mar Caribe.

Administrativamente Maracaibo dependió primero de Coro, y luego de Mérida. En 1777 Maracaibo pasa a depender en lo gubernativo y militar la Capitanía General de Venezuela, con sede en Caracas, y en lo judicial de la Real Audiencia de Santo Domingo.

Independencia y República

En 1810 la provincia de Maracaibo decidió mantenerse fiel a la corona y no se integró a la Primera República de Venezuela en 1811. Por este motivo las autoridades españolas le otorgaron el lema de “Muy Noble y Leal” al escudo de Maracaibo. Durante la Guerra de Independencia de Venezuela, Maracaibo fue la sede de los gobernadores de la Capitanía General de Venezuela. En contraste con la posición de la provincia, el general Rafael Urdaneta era uno de los principales jefes del bando patriota. En 1821 se produce un alzamiento en favor de la independencia en el cuartel de Maracaibo, el cual rompe el armisticio y reinicia las hostilidades en la guerra, y terminaría conduciendo a la batalla de Carabobo. En Maracaibo los realistas lucharon por recuperar el control de la provincia como la Batalla de Juana de Ávila, así Francisco Tomás Morales volvió a imponer la autoridad de España en 1822, hasta ser finalmente derrotado en la Batalla Naval del Lago de Maracaibo librada el 24 de julio de 1823 frente a la Bahía del Tablazo y que fue la última batalla de la guerra de independencia de Venezuela. Morales el último gobernante español capituló en la Casa de Morales, vivienda que aún se conserva en Maracaibo, sellándo así la independencia de Venezuela.

Ubicación

Maracaibo se encuentra ubicada en la denominada planicie de Maracaibo, de territorio llano y plano con formación aluvial. Tiene baja fertilidad con materiales aluviales, bosque muy seco-tropical. Presenta buen drenaje de los suelos, caños y cañadas. La ciudad domina la entrada al rico lago de Maracaibo, ya que se encuentra ubicada en la garganta que une a este con el Golfo de Venezuela a través del canal de navegación del lago de Maracaibo, el más grande de Sudamérica.

El relieve de la ciudad es casi plano, su variada vegetación va de vegetación de sabana en los alrededores del lago de Maracaibo, pasando por Xerófila en casi todo el territorio.

En 1997 se inició un programa para incorporar una especie de árbol llamado nim, con el objetivo de disminuir las altas temperaturas presentes en casi todo el año. Este árbol tiene la principal característica de soportar altas temperaturas y crecer sin mucha agua, además de producir una gran cantidad de sombra, crecimiento rápido en relación a especies autóctonas. Pero a este árbol se le ha atribuido la desaparición de especies de aves, debido a que es un árbol tóxico para las especies de la región, dejándolas estériles. Incluso se le han atribuido casos de muerte de humanos debido al consumo de esta planta con un nivel de toxicidad alto.

Maracaibo está ubicada en la salida del lago de Maracaibo, donde se inicia la boca del Golfo de Venezuela y donde confluyen las vías de comunicación de la parte occidental de Venezuela, lo cual le ha permitido ocupar la segunda plaza como ciudad más importante de Venezuela y ser el tercer puerto del país.

Clima

Maracaibo, ampliamente conocida como La Tierra Del Sol Amada en alusión al poema del famoso autor marabino Udón Pérez, título que se ha difundido por estar asociado a su clima soleado en casi la totalidad del año, es una de las ciudades de Venezuela donde se registran las más altas temperaturas: posee un clima cálido severo, solo atenuado por la influencia moderadora del lago, desde donde entran los vientos alisios. El promedio de temperatura de registros históricos hace diez años era de 29 °C.

El área de Maracaibo posee uno de los mayores niveles de consumo per cápita de energía eléctrica de América Latina, debido a que la arquitectura que ha predominado en la ciudad desde los últimos 40 años no se adapta a las características climáticas propias de una ciudad tropical-costera, lo que conlleva a la utilización de grandes sistemas centralizados de enfriamiento para hacer agradables los ambientes cerrados, todo esto a un enorme costo económico y ambiental poco sostenible en el tiempo.

En el pasado el clima de la ciudad, así como en toda la costa del lago de Maracaibo, era insalubre debido a la combinación de altas temperaturas con alta humedad, siendo la zona un importante criadero de plagas de mosquitos. En la actualidad, los efectos de la urbanización y el control de plagas ha casi erradicado este mal.

Demografía

Maracaibo fue fundada por alrededor de 30 familias, y en una visita del Obispo Mariano Martí en 1774 se contaron 10.312 habitantes en 1.283 casas. En 1810 Maracaibo tenía cerca de 43.000 habitantes, esencialmente españoles, evolucionando a 110.000 habitantes en el año 1936, a 218.682 habitantes en 1949, a 1.372.724 en el año 2000, y a 2.835.494 habitantes en el año 2007.

Economía

Crecimiento vertiginoso

Maracaibo fue establecida hace más de 4 siglos, pero su crecimiento fue bastante lento debido a que la ciudad poco ofrecía para satisfacción de los extranjeros, y por el constante acoso de los aborígenes a todo aquel que poblase la ciudad, sin contar los numerosos ataques recibidos por piratas. Todos estos factores fueron muy influyentes para que la población de Maracaibo creciera tardíamente en relación con el resto de las localidades venezolanas. Incluso, en el año 1573, durante la segunda fundación de la ciudad por parte de Alonso Pacheco, su actividad fue casi nula, por lo que Nicolás Federmann ordenó trasladar su población en 1535 a Colombia.

Sin embargo, la insistencia de la fundación de un poblado donde hoy en día se encuentra Maracaibo denota las perspectivas de crear un centro portuario en este lugar. La topografía marabina no es favorable ni atractiva para la población, pero su estratégica y favorable situación geográfica le ayudó como punto de desarrollo poblacional, logrando prosperar hasta asumir el control del occidente venezolano y creando una dependencia del país respecto a su hinterland, el Estado Zulia.

Hoy en día, Maracaibo es sede de muchas empresas importantes a nivel regional, nacional e internacional, así como el lugar de fundación del primer Banco Privado de Venezuela, el Banco de Maracaibo, el cual desaparecio y su puesto en la region lo ocupa actualmente el Banco Occidental de Descuento (BOD), uno de los principales bancos del país, que tiene su sede principal en Maracaibo.

El petróleo y el café

La ciudad no adquiere importancia sino hasta el año 1576, cuando el puerto de Maracaibo se convirtió en el centro exportador del café proveniente de la región andina colombo-venezolana, actividad que se mantuvo hasta 1917, fecha en la que se descubrió petróleo en la Costa Oriental del Lago de Maracaibo. Después de ese acontecimiento se inició una migración masiva de familias tanto de origen venezolano como extranjero, la cual se dio tanto en Maracaibo como en otras poblaciones más pequeñas del Estado Zulia.

Presente

En la actualidad, Maracaibo es una ciudad moderna y dinámica en constante movimiento con un horizonte dominado por grandes edificios. La región no es vista como punto turístico, aun cuando en la ciudad se encuentran muchos ejemplos de arquitectura colonial y museos de interés. En el centro de la ciudad se encuentra la Basílica de la Virgen de Chiquinquirá, patrona del Zulia, llamada cariñosamente La Chinita. A esta imagen de la Virgen cada 18 de noviembre le rinden culto multitudinario todos sus fieles, quienes depositan sus ofrendas por deseos cumplidos o por promesas hechas, ofrendas que generalmente son joyas de oro y piedras preciosas.

Los palafitos se convirtieron en casas, y las casas en edificios. El crecimiento urbano y comercial fue masivo después del descubrimiento del petróleo en el Zulia. En la actualidad, el área urbana alcanza los 176 km2 y el área rural los 217 km2. El desarrollo inusitado de la ciudad, a partir del descubrimiento, extracción e industrialización del petróleo, trajo como consecuencia la problemática de la Contaminación del Lago de Maracaibo.

Transporte

Aunque el sistema de transporte público en la ciudad suele ser deficiente en cuanto a calidad y disponibilidad del servicio, existen rutas urbanas que cubren casi la totalidad de su casco. Existe lo que se conoce como los “carritos por puesto”, los cuales son una modalidad en desuso en casi todo el país, pero que persevera dada la demanda de la población. Estos son vehículos para seis pasajeros (incluyendo al chofer), que cubren rutas específicas y en las cuales se cancelan pasajes al estilo de una unidad autobusera. Cada ruta posee dos tarifas: una corta y una larga dependiendo del trayecto a ser recorrido por cada pasajero.

Existen también numerosas rutas de transporte autobusero que recorren la ciudad y que convergen en paradas ubicadas en su mayoría en la inmediaciones del casco central.

En noviembre de 2006, se inauguraron las dos primeras estaciones del Metro de Maracaibo, y en 2008 se culminó la primera línea con todas sus estaciones, lo cual permite el traslado económico y seguro de las personas desde el sector Altos de la Vanega hasta el centro de la ciudad.

Aeropuertos y puertos

Maracaibo cuenta con el Aeropuerto Internacional de La Chinita, ubicado muy cerca de la ciudad y con destinos al resto del país y a otros países de América como los Estados Unidos, Panamá, Colombia, Curaçao y Aruba, ocupando el segundo puesto en importancia dentro de las terminales aéreas del país. La Base Aérea Rafael Urdaneta de la Fuerza Aérea Venezolana opera también en las instalaciones del aeropuerto, donde se encuentra el Grupo Aéreo de Operaciones Especiales Nº 15 equipado con los aviones OV-10 (Broncos) para el resguardo de la frontera de la nación.

La ciudad cuenta con el tercer puerto más importante del país por su volumen de cargas, el puerto de Maracaibo.

Haga su Comentario


seis + 2 =

NotiActual.com no se hace responsable de los comentarios emitidos por terceros,hacemos el mejor esfuerzo por evitar textos indebidos de acuerdo a nuestras condiciones de uso, todos los comentarios se llevan a cola de moderación hasta que son aprobados por un editor. -. Ver Condiciones de Uso-
Recomendamos Leer