Lea toda la verdad sobre el azúcar en la Coca-Cola Light y Coca-Cola Zero

Loading...

A estas alturas todo el mundo sabe que la Coca Cola lleva demasiado azúcar. Hay numerosos vídeos y experimentos que muestran cómo queda ese azúcar en el fondo de una cacerola hirviendo el oscuro refresco. Una lata de refresco (que son 330 centímetros cúbicos) contiene 35 gramos de azúcar. Es decir, como cinco (sí 5) sobres de azúcar para café: mucho.

En contraste tenemos las Coca Cola Light y Zero, libres de azúcar. La Light lleva según su etiqueta los edulcorantes E-952 y E-950 además de aspartamo. La Zero declara también E-952, E-950 y aspartamo. Ambas avisan de “una fuente de fenilalanina” que en realidad es un aviso legal relacionado con el aspartamo. ¿Son mejores que la Coca Cola normal al no llevar azúcar?

Demasiado azúcar

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), no conviene tomar más de 25 gramos de azúcar al día. Los niños, 37 gramos como mucho. Hay que tener en cuenta la (gran) cantidad de azúcar que contienen la mayoría de alimentos que comemos. Por ejemplo, una cucharada de ketchup contiene ya 4 gramos de azúcar. Por eso, que una sola lata de Coca Cola lleve ya todo el azúcar que deberíamos comer al día, da idea del problema

 

La preocupación por el sobrepeso llevó a la compañía a ofrecer una versión “ligera” precisamente con ese nombre (Light). Por cierto que así se llama aquí, en muchos mercados es Diet Coke. Llegó en 1982. Más reciente (2005) es la otra versión, también sin azúcar, con el nombre precisamente de Zero (azúcar).

Llega la Zero

Ahora mismo el foco no está tanto en el sobrepeso en sí, como en los efectos secundarios para la salud. Cuando apareció la Diet Coke o Coca Cola Light, el enfoque era para personas (sobre todo mujeres) preocupadas por su estética. El marketing ha demostrado que las palabras Light y Diet crearon rechazo en los hombres. Pero como ahora se preocupan más por su línea, por eso se lanzó la Zero. Con menos connotaciones (psicológicas) negativas para quien la pide en un bar. Y tampoco tiene azúcar, pero sí edulcorantes artificiales, diferentes de los de la Light.

La Coca Cola Light ya estaba en una clara caída de ventas y la empresa necesitaba algo nuevo. El año pasado y según sus cifras en España, la Light siguió cayendo algo con un 11 por ciento de ventas. La Zero en cambio crece claramente y ya representa un 28 por ciento del total.

Edulcorantes sintéticos

Sobre algunos de los compuestos que llevan los refrescos (y otros productos de consumo) corren muchas leyendas urbanas. Algunas tienen algo de base real. Pero hay muchas malas interpretaciones, algunas mal intencionadas, otras simplemente errores por desconocimiento.

 

Empecemos por el ciclamato sódico. Este edulcorante, también conocido por su código E-952, se inventó en los años 1950. Pero en 1970 un estudio (sobre ratas) dio resultados malos y se prohibió en algunos países. Ese estudio usó dosis altísimas del producto, que jamás se alcanzarían bebiendo refrescos por ejemplo. Pero desató la polémica.

Estados Unidos, Reino Unido, Australia o Bélgica lo siguen prohibiendo. Y en México, Argentina o Chile, Coca Cola lo eliminó de la Light y la Zero por mala imagen. Sin embargo es legal en la Unión Europea, aunque la OMS lo desaconseja en mujeres embarazadas y niños (como muchas otras cosas).

¿Venenos? No

La sal común (cloruro sódico) es necesaria para la vida. Pero en dosis tan altas como a las que el ciclamato es tóxico, la sal es mortal. Tendríamos que tomar algo más de medio kilo de sal (¡!) y pasaría de ser vital a todo lo contrario. Por cierto que el exceso de sal tampoco es bueno (máximo 6 gramos al día). Volviendo al ciclamato sódico o E952 ¿qué más la lleva aparte de la Coca Cola Zero? Pues la gaseosa La Casera, las mermeladas Hero Diet, el Nestea sin azúcar…

 

Además del ciclamato (E952) hay otros. El siguiente en popularidad (por la polémica) es el aspartamo (E-951). Descubierto en los años 1960, también fue un estudio de finales de los 1970 el que puso en relieve que podía tener efectos perniciosos. Pero a este estudio siguieron otros más serios: de nuevo, el problema era la dosis. El problema es que descompone en fenilalanina, de ahí el segundo aviso en las latas (hay personas sensibles).

Pero en dosis normales y para la mayoría de la población no es un factor de riesgo. El asparatamo es un edulcorante seguro, es algo que se ha confirmado más allá de leyendas, como el ciclamato. Igual ocurre con otros compuestos: las investigaciones más serias, e independientes, llegan a la misma conclusión. En las dosis normales, incluso altas (alguien que beba muchos refrescos Light), son seguros.

Cóctel de edulcorantes

En esas dosis los edulcorantes no son peligrosos en sí, aunque los médicos avisan de otro riesgo. Al tomar algo que nos sabe dulce, pero no lleva azúcar, el cuerpo se prepara para recibir una glucosa que nunca llega. Por eso, al poco rato, tendremos más hambre de dulce.

 

Es un efecto que quizás te resulte familiar. Mucha gente dejó de echarse azúcar en el primer vaso de café con leche de la mañana, al desayunar. En su lugar, echas sacarina porque “es más sano”. Sí, has reducido el consumo de azúcar en ese momento, pero el cuerpo esperaba recibir (por el sabor) glucosa y aumenta la insulina en sangre. Al poco rato, tienes hambre y buscas unas galletas o algo dulce… al final, sí ingieres azúcar.

Seguro no es sano

Así pues el elegir Coca Cola Light o Zero es más una cuestión de gusto que de salud. Usan ciclamato, aspartamo, y algún otro edulcorante sintético (acesulfamo), legales y no tóxicos. Tenlo claro: ninguna de las dos, ni otros refrescos similares, son venenosos a corto ni a largo plazo. Ahora bien, estos refrescos o algunas otras bebidas isotónicas… ¿son sanas? No.

 

Hemos citado las bebidas “deportivas” porque dan la falsa impresión de ser benévolas. Parece que cualquiera sabe que una Coca Cola Zero, aun sin azúcar, no es “buena”, pero esas bebidas sí. Otro tema son las bebidas energéticas (tipo Red Bull) que, parece, todo el mundo sabe son peores que los refrescos, y así es.

Lo natural es más sano

Pero esas bebidas para deportistas que aparecieron como alternativa saludable a la Coca Cola y demás tampoco son saludables. Son mejores que los refrescos porque no aportan esa cantidad terrible de azúcar. Pero ten claro que no es lo mismo un Aquarius que un zumo de limón con miel.

Hemos pasado de repudiar las bebidas con azúcar a hacer lo propio con las edulcoradas artificialmente. Se ha pasado de lo Light a lo Natural, poniendo de moda edulcorantes de ese (supuesto origen). La Stevia por ejemplo, aunque procede de una planta, se usa su extracto: el E-960. Y, como el ciclamato o el aspartamo (o la sal común…) tiene una dosis máxima autorizada al día.

 

No hay límites para comer fruta o beber zumo de fruta recién exprimida. Eso sí es natural, y es lo más sano para tu cuerpo. Y como endulzante, la miel no tiene rival.

fuente.tuexperto

Contenidos recomendados

loading...

Lea toda la verdad sobre el azúcar en la Coca-Cola Light y Coca-Cola Zero ha sido Publicado en la(s) categoría(s):
Salud y Vida Sana

Haga un comentario

Su email no se publicara.


Su comentario se colocará en cola de moderación si cumple las reglas será aprobado..

*

Cuanto da la operación? * El tiempo se ha acabado, recargue y reintente!