Los ocho mitos sobre gafas de sol y lentillas


Los ocho mitos sobre gafas de sol y lentillas

En el día a día existen multitud de mitos que envuelven nuestra vida diaria. Dichos mitos los tenemos tan sumamente interiorizados que hasta afirmamos con certeza que son reales. Esto también ocurre con la salud visual de nuestro ojos, en concreto con todo lo relacionado con gafas de sol y lentillas. Pero, ¿hasta qué punto podemos afirmar que estos mitos son reales?

  1. No es necesario usar gafas de sol si el día está nublado.

Este es uno de los grandes mitos sobre la salud visual de nuestros ojos, ya que muy pocas personas utilizan gafas de sol cuando está nublado. Tenemos que decir que claramente esta afirmación es falsa, ya que los rayos ultravioletas penetran igualmente a pesar de que las nubes oculten el sol.

 

  1. Las lentes más oscuras protegen más del sol.

Da igual de qué color sean las lentes de las gafas. Lo importante es que las lentes estén fabricadas con materiales de calidad y que tengan la protección solar adecuada.

 

  1. No es necesario hacerse exámenes visuales periódicamente.

Tanto si vemos bien como si vemos mal es importante que nos hagamos revisiones oculares con la mayor regularidad posible. La importancia se debe a que cuando vemos mal, inconscientemente la vista se acostumbra a ver así. Y recuerda que detectar una enfermedad ocular lo antes posible puede ser de vital importancia.

 

  1. Las gafas de sol duran toda la vida.

Aunque parezca verdad, es necesario recalcar que las gafas de sol no duran toda la vida. A pesar de que la montura y las lentes estén en perfecto estado, los tratamientos que recubren las lentes para protegerse del sol se deterioran con el paso del tiempo. Se recomienda que las gafas de sol se renueven cada cuatro años aproximadamente.

 

  1. Las personas mayores de 40 años no pueden llevar lentillas.

Este mito es totalmente falso. A cualquier edad se pueden llevar lentillas. Además conforme pasa el tiempo, la necesidad de utilizar gafas de vista aumenta, por lo que usar lentillas facilita la tarea.

 

  1. Las lentillas se pueden salir del ojo.

Da igual la calidad de las mismas, da igual que sean lentillas caras o lentillas baratas, es prácticamente imposible que las lentillas se salgan del ojo. Como mucho la lentilla puede moverse un poco por el ojo pero solo hay que parpadear un poco para que la misma vuelva a su sitio.

 

  1. Las personas con astigmatismo no pueden llevar lentillas.

Este mito a priori parece imposible de creer pero la realidad es que muchas personas piensan de esta manera. Hoy en día existen lentillas diseñadas especialmente para aquellas personas con astigmatismo.

 

  1. Las lentillas pueden dañar nuestros ojos.

El riesgo de sufrir una infección ocular debido a las lentillas es mínimo siempre y cuando se sigan los cuidados y recomendaciones que nos indica nuestro óptico. Una buena higiene de las manos, de los ojos y de las lentillas es fundamental para no tener ningún problema con las lentillas.

Loading...
Los ocho mitos sobre gafas de sol y lentillas ha sido Publicado en la(s) categoría(s):
Salud y Vida Sana


Sigue leyendo con estos contenidos relacionados:

Por estas razones Quitarle la piel al Pollo puede ser un Error
El cáncer de hígado puede diagnosticarse sin biopsias
Mitos sobre la Salud que muchos aún creen verdaderos
Atención! ¿Duermes mal? Lee todo sobre las graves consecuencias de no dormir lo suficiente (infografía)
Estos tips para hacer crecer el cabello funcionan 100%, te sorprenderás!