Receta: Cómo preparar harina casera con cualquier tipo de granos!


Receta: Cómo preparar harina casera con cualquier tipo de granos!

Implementos que necesitaras

Para elaborar tus propias harinas en casa sin duda lo más importante es contar con algún aparato para moler, puede ser una licuadora, un molino, una procesadora o simplemente una piedra para moler a mano. Ten en cuenta que mientras más potencia tenga el aparato que vas a utilizar más fina será la harina que produzcas. Si utilizas una licuadora o un procesador de alimentos obtendrás una harina con un grano más grueso, si utilizas un molino debes tener en cuenta que debes ir haciendo pequeñas cantidades de harina.

Harina de arroz

Utiliza la cantidad de arroz que desees puede ser blanco o integral. Colocar el arroz en el molinillo o juguera o procesadora y moler por un minuto, detener por 30 segundos y seguir moliendo. Repetir esta operación hasta conseguir una harina un poco fina. Pasar por un colador fino unas dos veces (debes eliminar los pedazos de arroz que no se hayan molido). Distribuir la harina obtenida en la lata de horno y cocinar a fuego muy suave por 10 minutos para secar la harina. Dejar enfriar y lista tu harina de arroz.

La harina de arroz posee un alto valor nutricional y es libre de gluten. Posee importantes cantidades de vitamina A y del grupo B, además de 12 aminoácidos esenciales y minerales que desempeñan funciones importantes en el organismo. Se utiliza en la elaboración de galletas, bizcochos, croquetas, pan, pizza, tortillas.

Harina de Quínoa – Harina de garbanzos – Harina de soya

Para la harina de quínoa recuerda que la quínoa debe estar previamente lavada y seca. (Debes lavarla varias veces para eliminar la saponina y luego secarla por unas dos horas en el horno a temperatura baja). Colocar la quínoa o los garbanzos o los porotos de soya en el molinillo o juguera o procesadora y moler el tiempo necesario hasta obtener la textura deseada. (Puedes ir haciendo pausas). Distribuir la harina obtenida en la lata de horno y cocinar a fuego muy suave por 10 minutos para secar la harina. Dejar enfriar y lista tu harina.

Estas harinas son muy recomendadas para personas celiacas. Te recomendamos algunas recetas en base a estas harinas: Masa de pizza en base a Quínoa, Falafel de harina de garbanzos y sésamo, Panqueques de harina de garbanzos.

Harina de Almendras – Harina de castañas de cajú

Debes tener cuidado al hacer esta harina ya que si se muele demasiado se formará una crema una especie de pasta. Es preferible utilizar una procesadora para realizar esta harina ya que debes ir viendo la textura y soltando las almendras o castañas que se van pegando a las cuchillas. Las almendras o castañas deben estar tostadas para eliminar un poco de humedad. Debes colocar las almendras (peladas) o las castañas en un procesador y moler. Luego colocar la harina obtenida en la lata del horno y secar a horno suave por 10 minutos. El proceso el igual para realizar la harina de almendras y la harina de castañas de cajú. De preferencia debes utilizar esta harina el mismo día, o guardar refrigerada por pocos días.

Un cuarto taza de harina de almendras contiene 138 calorías. La harina de almendras además de tener un delicioso sabor posee un alto valor nutritivo, en ella encontramos una buena fuente de vitamina E y minerales como calcio, cobre y magnesio. Es muy utilizada para preparar pasteles, brownies, panqueques.

Algunas recetas en base a estas harinas para que disfrutes: Delicia francesa: Macarons,Torta de naranja y almendras.

Harina de avena – Harina de linaza

Se utiliza avena tradicional y es importante destacar que esta harina no es totalmente libre de gluten. Introducir los copos de avena en la licuadora, molinillo o procesadora y muele por unos dos minutos. Los pasos son los mismos para elaborar harina de linaza.

La harina de avena es muy versátil en cuanto a su uso, en la cocina la encontramos en preparaciones dulces y saladas, incluso se pueden elaborar mascarillas para la piel y el cabello. Es rica en fibra natural, regula el nivel de glucosa en la sangre, contiene fibra soluble altamente recomendable para mejorar el tránsito intestinal, es una buena fuente de vitaminas del grupo B y E, de minerales como el hierro, el calcio, el fósforo, el magnesio, el ácido fólico y el yodo.

La harina de linaza se debe consumir con bastante agua por su alto contenido en fibra, es fuente de aceite esencial Omega 3, muy rica en proteínas, vitaminas y minerales.

Para que consumas estas harinas te dejamos algunas deliciosas recetas: Empanadas de avena, Panqueques de avena y plátano, Pan pita de 3 harinas.

Algunos datos interesantes:

  • Cada grano tiene diferentes nutrientes, investiga antes de hacer la harina que desees
  • En general las harinas pueden durar meses, pero para conservar mejor sus nutrientes guárdalas en recipientes herméticos en el refrigerador.
  • Produce la cantidad de harina que necesites
  • El ideal es contar con una licuadora de alta potencia, otra buena opción es utilizar una procesadora te tomara más tiempo pero obtendrás un buen resultado.

 

Elabora tus harinas en casa, además de ser muy versátiles ya que las podemos utilizar en distintas preparaciones, obtenemos platos deliciosos, sanos y saludables, otro dato importante es que existen harinas que se utilizan para reemplazar el huevo en algunas recetas, como la harina de linaza.

Loading...
Receta: Cómo preparar harina casera con cualquier tipo de granos! ha sido Publicado en la(s) categoría(s):
Gastronomía


Sigue leyendo con estos contenidos relacionados:

Receta: Cómo preparar el ceviche peruano
RECETA: Cómo preparar guisado de Carne
RECETA: Cómo preparar una lasaña con carne molida
Cómo preparar agua de Avena para Adelgazar y bajar el Colesterol
Prepara PAN en la licuadora con pocos carbohidratos y en solo 10 minutos