Vacío de poder, usurpación y las retóricas de micrófono y redes sociales.

Vació de poder, usurpación y las retóricas de micrófono y redes sociales.

Ya son 20 años que el actual régimen gobierna Venezuela, algunos lo señalan de dictadura, otros de dictadura encubierta, sea cuál sea el caso de una u otra manera los opositores al actual gobierno ejecutivo de Venezuela han fracasado una y otra vez en su afán por constituir un cambio de gobierno.

Si bien, hace falta un viraje al respecto de las políticas económicas que son tan o más fracasadas que los grupos opositores en su intento de tomar el poder, el tilde de la frase que permitiría concretar eso, siempre ha sido la unidad de criterio y la constancia de mantener una posición coherente y un discurso sin vacilaciones que le indique la ruta  a seguir tanto en lo económico, político y social al pueblo de Venezuela, que a todas estas necesita alguien creíble que lo guíe.

Algunos sectores opositores se acusan mutuamente y señalan posiciones a tomar en el conflicto político pero estos, en muchos casos son radicales digitales, otros viejos carcamanes de la política al estilo Ramos Allup, ese que dijo al tomar el mando de la asamblea nacional que en seis meses saldría de Maduro, y se quedó en retórica de micrófono y show politiqueros basados en una verborrea que a las pocas semana dejó de calar y hacer gracia en el ciudadano de a pie, cuando el país vio pasar esos seis  meses de plazo dados por el politiquero que critica a un gobierno cómo dictadura pero lleva más de 30 años autonombrado Secretario General de su partido, luego de este aparecieron gestiones grises y más grises cómo la de Julio Borges y Omar Barboza, alias «caimán con sueño» que no lograron concretar nada, y perdieron espacios en vez de ganarlos, en la actualidad se presenta cómo una opción firme y aguerrida la nueva presidencia de la AN ocupada por el ingeniero Juan Guaidó, sobreviviente de la tragedia de Vargas y que ya ha dejado bien sentado su discurso al respecto de la necesidad de un cambio de gobierno ejecutivo en Venezuela.

 

A Medida que ha pasado el tiempo, diversos interlocutores se han hecho su estreno y cinco minutos de fama, al tomar los micrófonos o enviar tuits para generar falsas expectativas en la población que solo reclama soluciones a sus problemas, ya que los mismos no son quienes detentan el poder y está atrapados entre el hambre y la imposibilidad de salir corriendo del país, cosa que muchos han concretado, se dice de 5000 venezolanos que salen a diario caminando vía fronteras de países vecinos, sumandose a alrededor de 4 millones que han salido por cualquier medio.

 

Cómo lo indicabamos en un artículo anterior referido al uso de redes sociales como válvula de escape mediante potes de humo digitales, los venezolanos que quedan, sufren además de las calamidades de una atroz hiperinflación, de una falta de liderazgo concreto y serio que los llame a tomar decisiones en conjunto.

 

Los Estados Unidos y su retórica de micrófono.

Si los Estados Unidos, quisieran en verdad sancionar el gobierno de Maduro dejaría de comprar petróleo inmediatamente y retiraría su embajador de Caracas, pero se limita solo a sancionar algunos individuos, como sucedió el día de hoy con Gorrín y su grupo, vaya usted a saber amigo lector cuando los sancionados por la OFAC saldrán de esa lista que se distribuye a nivel mundial a todas los gobiernos y entidades financieras para impedir cualquier operación señalada por EEUU cómo ilegal.

 

Pero es que a diario vemos a senadores de EEUU hablando de tomar cartas en el asunto a través de, o de… pero no pasan de allí al igual que el llamado Grupo de Lima, cuando faltan horas para que Maduro se juramente por 6 años más ante el TSJ legítimo o no, tomará posesión y seguirá gobernando a sus anchas, mientras que los países del grupo de Lima no han anunciado el retiro de sus embajadores de Venezuela.

 

A estas alturas de estar en presencia de una oposición que se torpedea así misma y un gobierno que insiste en imponer sus ideas así solo representen hambre y destrucción de las estructuras productivas, el ciudadano solo requiere de un rumbo a tomar al respecto del desastre económico y ninguno de los dos bandos ni sub grupos se ponen de acuerdo, mientras la economía va en dirección a una catástrofe sin precedente de cuál ya estamos en los albores. Sí, es verdad podemos caer más bajo y no hay quién reflexione y cambie las cosas.

 

Al final del día el venezolano sigue comiendo en la basura, Maduro insiste en que su «modelo» de gobierno es el mejor, la oposición no se organiza de forma seria y los países que han sancionado a funcionarios del gobierno siguen con sus embajadores en Caracas, no hay rumbo, no hay dirección, Venezuela, enfrenta un colapso económico derivado en una hambruna de dimensiones apocalípticas mientras los actores políticos siguen peleándose la botella vacía y otros siguen substrayendo las riquezas del país sin tener donde gastarlas.

Redacción NotiActual.

Loading...

Vacío de poder, usurpación y las retóricas de micrófono y redes sociales. ha sido Publicado en la(s) categoría(s):
Opinión

Sigue leyendo con estos contenidos relacionados:

José Antonio Gil Yepes: «73 por ciento de los venezolanos ve reducida su capacidad de compra ante aumento salarial”
Carlos Ramírez López: Mataron al Banco Central de Venezuela
Marianella Salazar: Una larga oscurana
Carlos Blanco: Del inmediatismo y el secreto
Armando Martini Pietri: No por mucho colgarse, se vuela de nuevo