Venezuela comienza el 2019 con la incertidumbre de seguir en el marasmo económico


CARACAS.- Las primeras 48 horas del año 2019, no vislumbran mucho al respecto de un cambio en algún aspecto clave de la sociedad venezolana, debido a que quienes llevan el mando gubernamental insiste en mantener los controles económicos que mantienen asfixiadas a las estructuras productivas que aún quedan. En los últimos meses de 2018, varias empresas de importancia cerraron sus puertas, entre ellos Kellogg´s (alimentos), Kimberly-Clark (pañales y artículos de uso personal),  GoodYear (neumáticos), Bridgestone (neumáticos), General Motors (autos), Clorox (artículos de limpieza) y esas se unen a miles que temen cerrar para que no procedan de forma arbitraria en su contra apoderándose de sus activos con la excusa de darle el poder a los trabajadores de las mismas.

De acuerdo a las organizaciones empresariales, cómo es el caso de Conindustria, se ha alertado del cierre de casi diez mil empresas, desde las más importantes como las nombradas arriba como las derivadas de estas y las más pequeñas con un mercado intermedio y final.

Conindustria indica que de las 3600 empresas que aún se mantienen luchando con los controles económicos, 3100 son privadas y operan a un 25% de su capacidad instalada.

Las importaciones prácticamente están paralizadas, siendo que las mismas son obligadas a regirse por más controles y quienes tienen “carta blanca” para introducir cualquier cantidad de “alimentos” al país son los “proveedores” del gobierno al respecto de su programa “CLAP”, consejos locales de alimentación y producción, los cuáles no producen ni un gramo de alimento y mediantes divisas preferenciales importan lo que distribuyen al cambio del mercado negro entre los inscritos en dicho programa, con una frecuencia de alrededor 3 meses según las declaraciones de los usuarios.

 

UN MERCADO DE DIVISAS INEXISTENTE y UN DÓLAR OFICIAL EQUIPARADO AL PARALELO

El gobierno de Venezuela, hace poco decreto la derogatoria de la ley de ilícitos cambiarios, la cual prohibía las transacciones privadas de divisas y la publicación del valor de las divisas extranjeras en el mercado negro, cambiario la divisa de las subastas de su reciclado mercado de subastas DICOM, heredero del SICAD y CADIVI (o RECADIVI?) ahora con una nueva modalidad: el gobierno no subastará sus divisas se transaran las de los ciudadanos y empresas y aún así controla el precio, dieron licencias para abrir casas de cambio a empresarios cercanos a la ideología comunista, pero aun así el mercado cambiario sigue controlado.

Un venezolano cualquiera no puede dirigirse a un banco a abrir una cuenta en moneda extranjera para ahorrar o realizar transacciones desde y hacia Venezuela, aun cuando el dinero fuese producto de su trabajo, una remesa familiar, etc.. el gobierno lo tiene prohibido.

Los montos enviados como remesas a los familiares que viven en Venezuela son obligados a pasar por las casas de cambio de los acólitos del sistema, los receptores son obligados a firmar un documento donde declaran que esos fondos serán pechados por el ISLR; es bastante atroz obligar a una persona que le envían dinero para comida y medicinas a desprenderse de él primero a un tipo de cambio irreal, restarle comisiones de la casa de cambio y para colmo pecharlo con impuestos, además de tener que cambiarlos a bolívares que se esfuma con un factor de 4% de inflación diario, para el momento que se escriben estas líneas, deben dejar gran parte de ese dinero en la intermediación condicionada de las “casas de cambio”. Algo así como, ir al supermercado y obligarse a comprar un combo de productos en una venta codicionada que atenta contra el bolsillo y la dignidad de las personas.

En los últimos días de 2018 , el dólar oficial estuvo casi a la par del dólar paralelo.

Hiperinflación galopante y hambre pareja..

Para el momento, las estructuras de bienes y servicio que aún se mantienen no han comenzado a reponer sus inventarios y muchas no saben si lo podrán hacer, a finales del 2018, la inflación y la devaluación se equipararon muchas veces y sobrepasándose una a otra en diversos momentos, para las últimas semanas del año la hiperinflación era de alrededor de 4% al día, de acuerdo a proyecciones de expertos en materia económica llegará a 10% al día, ya que no hay un plan de estabilización de la economía dirigido en la dirección correcta o simplemente no existe, porque no es agenda de los responsables de las política públicas activarlo.

“La situación económica del país se deteriorará mucho más en el 2019”. Así lo expresó el presidente de Datanálisis, Luis Vicente León

En los últimos días del año los consumidores de bienes y servicios pudieron sentir en sus bolsillos que la moneda oficial el bolívar “soberano” simplemente se diluye en nada antes de poder hacer uso de ella y comenzaron a sentir el costo de la hiperinflación en divisas extranjeras, ya que en ciudades importantes como Maracaibo, Valencia y la Capital Caracas, las personas han comenzado a utilizar la moneda extranjera para realizar pagos de prácticamente todos los bienes y servicios disponibles, ya que les es más barato comprar en dólares que en bolívares.

 

¿Una luz al final del Túnel?

El problema económico venezolano se acrecienta en la medida que pasa el tiempo, pues ya los controles no tienen casi empresas que asfixiar y cerrar, no hay empresas que deseen venir a invertir y las pocas que quedan tienen fecha de caducidad.

La clase política opuesta al régimen prácticamente se esfumó luego de los últimos intentos de integrarse para conformar un nuevo frente de crítica, muchas de sus cabezas han sido criticados de ser agente políticos que juegan a favor del gobierno y han alargado el tiempo del mismo a través de sus jugarretas que poco a poco han dejado de tener efecto de acuerdo a las últimas encuesta de MEGANÁLISIS que indican que los venezolanos ya no apoyan nada que venga de organizaciones presuntamente opositoras, prefieren migrar a pie hasta la Patagonia que seguir a los falsos profetas que los han llevado a luchas sin sentido a lo largo de 20 años de gobierno comunista.

Al final del día no hay luz al final del túnel, porque no hay alguien creíble que la encienda..

Redacción NotiActual

Loading...
Venezuela comienza el 2019 con la incertidumbre de seguir en el marasmo económico ha sido Publicado en la(s) categoría(s):
Opinión,Última Hora

Sigue leyendo con estos contenidos relacionados:

Hipermegainflación! El billete de mayor denominación ya no compra ni un dólar oficial
CARACAS: Continuan las protestas exigiendo pernil y cajas CLAP
Una joyita! Detenido por extorsionar con $2500 dólares para imprimir un pasaporte ¿habrá más?
Falcón: Menor de edad mató a su primo mientras jugaban con un revólver
Otra loca más! Mujer asesinó a su madre alegando estar poseída por el demonio