Como quemar calorías con ejercicios desde casa

¡ASOMBROSO!: Una astilla de más de 25 centímetros se clavó en su cabeza en el atentado de Oslo y hoy cuenta la historia


   Line Nersnaes (50) trabajaba en su despacho del Ministerio de Justicia en Oslo cuando explotó la bomba que puso Anders Breivik en la capital noruega. El fragamento de una ventana ingresó por su barbilla y quedó en la parte superior de su cabeza.

Line Nersnaes, de 50 años de edad, sufrió un terrible dolor de cabeza sin explicarse la razón. El resultado: tenía incrustado en la cabeza una astillas de madera de más de 25 centímetros provocado por el coche bomba del noruego Anders Breivik.

Nearsnaes, se encontraba en su despacho en el piso 11 del Ministerio de Justicia de Noruega en Oslo, cuando el fanático lanzó el ataque sangriento que dejó sin vida a 76 personas el pasado viernes 21 de

La explosión provocó que el marco de la ventana se rompiera logrando que uno de los fragmentos afilados entrara a través de su barbilla y quedara en la parte superior de su cabeza,

“El marco de la ventana se vino hacia mí y me golpeó en la cabeza, pero no tenía idea que el pico de madera me había perforado en la cabeza (…) Tuvimos que salir lo más rápido posible. Bajamos por las escaleras y fue como el infierno, como una zona de guerra. Le dije a mi jefe Knut Fosli que me dolía la cabeza, miró y dijo: usted tiene algo que sobresale de la cabeza “, relató la mujer.

La sobreviviente al ataque fue inmediatamente trasladada a un hospital y milagrosamente se salvó de una muerte cerebral.

Dos horas después de la explosión del viernes, Breivik mató a tiros a 68 personas en un campamento juvenil en la isla de Oslo.

La policía noruega ha anunciado después del ataque que reforzarán su seguridad y ayudará a la policía británica para esclarecer cualquier vínculo entre Breivik y grupos de extrema derecha en Reino Unido.




En: Noticias Internacionales
Temas relacionados:









Subir