Como quemar calorías con ejercicios desde casa

¿Por qué debemos tomar líquidos para luego expulsarlos nuevamente?


   Cuando hace calor, cuando transpiras, tienes más sed. Y si tomaste mucha agua, es probable que tengas que ir al baño, a orinar. ¿Por qué debemos tomar líquidos para luego expulsarlos nuevamente?

“Gran parte de nuestro cuerpo está compuesto por agua”, explica un pediatra experto en nutrición. El agua se encuentra por ejemplo en las células, que forman todos los organismos vivos. Todos los órganos, los huesos y los músculos están formados por células. Incluso en el espacio entre las células hay agua. Si pesas 35 kilos, 25 de ellos serán agua.

Cada día perdemos una gran cantidad de agua. En un adulto pueden ser hasta 2,5 litros. Es decir, casi tres botellas de agua mineral. El agua se pierde al transpirar, pero también al respirar y al hacer pis y caca.

Si perdemos constantemente líquido, necesitamos recuperarlo bebiendo agua. También al comer alimentos como frutas y verduras se ingiere líquidos.

Cada vez que comes o bebes, el líquido es absorbido por células del estómago y del intestino. De ahí pasa a la sangre, que recorre todo el cuerpo. El agua sobrante deja el cuerpo con la orina y en parte también con la materia fecal. Si llega a faltar agua en el cuerpo, se envía a través de los nervios una señal al cerebro. Desde allí sale el aviso de alerta: tienes sed.

El ser humano sólo puede sobrevivir entre cuatro y seis días sin agua. En zonas muy cálidas como los desiertos incluso no pasa de dos días el tiempo que se puede sobrevivir sin agua. En cambio es posible sobrevivir varias semanas sin comida.




En: Salud y Vida Sana
Temas relacionados:






Subir