COLLARES Y PULSERAS AL MAYOR

$63 millones pagará Venezuela por cable submarino a Cuba


7   El cable de fibra óptica que conectará Cuba con Venezuela y que se comenzó a instalar a principios de esta semana, permitirá un mayor flujo de comunicaciones en la isla caribeña, según han explicado fuentes oficiales, aunque aún no se ha expuesto con claridad cuáles serán los beneficios que Venezuela obtendrá con la adquisición del sistema.

El cable, desarrollado por la compañía francesa Alcatel-Lucent y cuya operación estará a cargo de la empresa Grannacional de Telecomunicaciones de la ALBA, tiene 1.600 kilómetros de largo y tendrá una vida útil de 25 años, de acuerdo con especificaciones del fabricante.

Guillermo Villegas, profesor asociado del Departamento de Electrónica y Circuitos de la Universidad Simón Bolívar, explicó que en la actualidad la mayor parte de las comunicaciones mundiales se transmite por grandes redes de cables de fibra óptica, terrestres y marítimos, a lo largo y ancho del planeta.

De acuerdo con un mapa publicado por el diario inglés de The Guardian en 2010, casi 200.000 kilómetros de cables de fibra óptica conectan los 5 continentes con 39 puntos de control distribuidos en 32 países. El cálculo solamente incluye los cables más largos que hasta este momento han sido construidos.

La información que se transmite a través de los cables de fibra óptica puede tener varias fuentes, incluyendo satélites, aunque no es indispensable contar con uno en el sistema para que ese material pueda funcionar, explicó Villegas.

«A través de un cable de fibra óptica es posible conectar líneas telefónicas para varios miles de llamadas, ampliar la programación de televisión por suscripción, proveer servicios de Internet a la población y realizar transmisión de información y data en distintos formatos. Es un soporte sumamente versátil», puntualizó.

Al reflexionar sobre la instalación del cable Cuba-Venezuela, señaló: «Lo más lógico sería conectar a Cuba a través de un cable óptico que viniera de Estados Unidos o alguna de las islas caribeñas más cercanas. Imagino que eso no es posible por las diferencias políticas, pero también porque ese sistema requiere de una inversión importante que no todos los países pueden costear». De hecho, la construcción y puesta en funcionamiento del cable costará a Venezuela 63 millones de dólares, aproximadamente, según datos publicados en el sitio web del diario La Nueva Cuba.

Más por menos

 Villegas señaló que en el mundo actual no existe una forma más económica y eficiente de transportar gran volumen de datos e información que los cables de fibra óptica.

«Mucha gente habla de los satélites como si fueran una tecnología superior, pero la realidad es que transmitir la cantidad de información que circula hoy en día a grandes velocidades, valiéndonos solamente de los sistemas satelitales, sería extremadamente costoso y mucho más lento que si se utilizaran métodos alternos, como la fibra óptica», subrayó.

La mayor parte del tiempo, los satélites se utilizan para ofrecer canales de información a lugares remotos y apartados donde el acceso a través de fibra óptica, terrestre o submarino, sería todavía más costoso que contratar servicios de comunicación inalámbricos.

Una vez instalado, el cable cubano-venezolano tiene una capacidad de 640 gigabytes, suficientes para conectar 10 millones de comunicaciones telefónicas simultáneamente.



En :Tecnología

Temas relacionados:


Cable de Venezuela a Cuba facilitará acceso a telecomunicaciones

El sábado comienza la instalación del cable submarino a Cuba