COLLARES Y PULSERAS AL MAYOR

A 95 años de su muerte, el culto al Dr. José Gregorio Hernández sigue elevándose en oraciones


c4      La parroquia La Pastora, esquina de Amadores, fue el escenario de la trágica despedida terrenal del médico, científico y venezolano, José Gregorio Hernández, quien murió arrollado un 29 de junio hace 95 años, dejando como legado la pasión de servir a los más necesitados y la devoción de millones de venezolanos que lo veneran por sus virtudes como médico y por su vocación religiosa.

Nacido en Isnotú, estado Trujillo, el 26 de octubre de 1864, el doctor José Gregorio Hernández inició sus estudios de primaria en Trujillo hasta los 13 años de edad cuando se mudó a Caracas. Con trece años cumplidos, el joven estudió en el colegio Villegas de Caracas, allí obtuvo en 1884el título de bachiller en Filosofía.

Desde joven siempre estuvo interesado en la medicina, y logró alcanzar el título de médico en la Universidad Central de Venezuela el 28 de junio de 1888.

Añadió a su carrera de la salud especializaciones en Microbiología, Histología Normal, Patología, Bacteriología y Fisiología Experimental en Europa. Entre sus logros destaca el haber sido nombrado profesor de la primera cátedra de Bacteriología en América del Sur. Ejerció la docencia hasta 1916.

Su vocación religiosa lo llevó a postularse en dos oportunidades a ser sacerdote, pero su condición física resultó su mayor impedimento. Entre sus publicaciones científicas se encuentran “Elementos de Bacteriología” (1906), “Sobre la Angina de Pecho de Naturaleza Palúdica” y en 1912 publica “Elementos de Filosofía”.

Un día descrito por algunos historiadores como “extremadamente normal”, el doctor José Gregorio Hernández perdió la vida en un accidente automovolístico.

Eran las 2:00 de la tarde de aquel 29 de junio de 1919, cuando el afamado especialista de la salud se destinaba a llevarle unas medicinas a una paciente con pocos recursos.

Fue en las esquinas de Amadores y Cardones, en La Pastora, cuando el doctor José Gregorio salió con paso apurado entre las estrechas calles y, según revela el expediente N° 32 del tribunal de la causa, fue atropellado por un automóvil que manejaba, casualmente, un amigo personal del médico.

“Nadie ha lamentado más que yo, ni a nadie puede haberle sido más sensible y dolorosa que a mí la muerte casual del sabio y santo doctor José Gregorio Hernández”, dijo Fernando Bustamante, chofer de 28 años, al declarar frente al entonces Tribunal de Primera Instancia en lo Criminal del Distrito Federal.

Bustamante explicó que el guardafangos de su auto, un Hudson Essex Super Six, tocó el muslo de la pierna izquierda del médico, de 54 años, quien perdió el equilibrio y trató de agarrarse a un poste de la farmacia de Los Amadores, pero se enredó, cayó aparatosamente y su cabeza recibió un golpe mortal al encontrarse con el filo de la acera.

La mañana en que murió, el doctor José Gregorio Hernández cumplía 31 años de haber aprobado su examen de grado en la Facultad de Medicina y la tarde anterior se había firmado en Versalles el tratado que oficialmente ponía fin a la Gran Guerra.

Sus restos se encuentran en el Templo de la parroquia La Candelaria, después de estar por mucho tiempo en el Cementerio General del Sur. Era la tumba más visitada de ese cementerio.

Un milagro más para su beatificación

Foto: Noticias24/ Archivo

Los venezolanos veneran al doctor José Gregorio Hernández por sus virtudes como médico y por su vocación religiosa. Desde hace varios años se le atribuyen varios milagros y curaciones, tanto es así que en 1949 el Vaticano inició la investigación sobre el caso.

Luego de iniciado el proceso y completados los primeros casos, fue nombrado venerable por parte del papa Juan Pablo II el 16 de enero de 1986 y en la actualidad se inicia el próximo paso: su beatificación.

De completarse ese proceso, se convertirá en el primer santo de procedencia venezolana y el tercer beato. Venezuela tiene dos beatos y varias religiosas venerables. Sólo se espera por el reconocimiento de un milagro más.

Existen numerosos testimonios de personas que aseguran haber sido curadas por el doctor José Gregorio Hernández. La mayoría coincide en que durante el sueño, ocurren cirugías y todo tipo de curas milagrosas que cada día agregan más devotos al doctor Hernández.

Muchos adjudican el retraso de la santificación de José Gregorio Hernández a la vinculación de su imagen con prácticas poco ortodoxas para la Iglesia, presentes en rituales de santería y espiritismo, solo por mencionar algunos, sin embargo el monseñor Fernando Castro afirmó que cuando José Gregorio Hernández sea beatificado este capítulo será cerrado.

80% de avance registra la rehabilitación del Santuario en Isnotú

Foto: Archivo / Noticias24

Con una inversión que asciende los 48 millones de bolívares se ejecutan, en una primera fase, los trabajos de rehabilitación del santuario de José Gregorio Hernández, ubicado en la población de Isnotú, municipio Rafael Rangel, que alcanzan un 80% de avance, de acuerdo con un reporte publicado por la Agencia Venezolana de Noticias (AVN).

La información la ofreció este viernes el presidente de la Corporación Trujillana para el Turismo (Corpoturismo), Emilio Álvarez, quien destacó que está prevista una segunda fase con un monto de inversión de 150 millones de bolívares.

La primera fase que está en ejecución se prevé que sea concluida antes del 26 de octubre, cuando se celebrará el 150 aniversario del natalicio de este insigne médico trujillano.



En :Última Hora

Temas relacionados:


Hoy se cumplen 151 años del nacimiento de José Gregorio Hernández, el médico milagroso

Hoy se conmemoran 96 años de la muerte del Venerable

Hoy se cumplen 150 años del nacimiento de José Gregorio Hernández, el médico milagroso

Devotos conmemoran 149 años del nacimiento del siervo de Dios, José Gregorio Hernández

José Gregorio Hernández, un médico milagroso