Aníbal Sánchez: Los Tableros y Escenarios del Juego por un Nuevo Poder Electoral

Mientras en parte del continente se da un debate sobre la importancia de mantener dentro del marco jurídico la “Alternabilidad” en el poder al momento de fijar los periodos, incluso en sistemas donde se busca sustento de las gestiones con mayor piso político de inicio “con elección bajo un sistema mayoritario y de segunda vuelta” algunos incluyen en la fórmula eleccionaria al vicepresidente ejecutivo; en Venezuela se da el debate sobre un nuevo Poder Electoral al tiempo que en una mesa técnica se discuten agregados como el retomar la Representación Proporcional y el financiamiento a las Organizaciones Políticas.-  

Este debate sobre la constitución de un nuevo Poder Electoral ha trascendido el escenario del Parlamento o Asamblea Nacional (AN)  institución constitucionalmente facultada para hacer la selección de los rectores al Consejo Nacional Electoral (CNE) de acuerdo con el procedimiento regulado por la Ley Orgánica del Poder Electoral (LOPE) entre sus artículos 17 al 31.  Esto se realizaría en dos fases, la del Comité de Postulaciones Electorales que podría llevar unos 25 días y la Selección por la AN de los rectores entre la lista de los elegibles, lo que podría llevar hasta 75 días, de ahí que el nuevo CNE se instalaría para finales del mes de Enero, si el juego político así lo permite.-
Así mismo, debe visualizarse la situación actual sobre la posibilidad de tener un nuevo CNE. El tema coincidente en las agendas de protesta, de acuerdos o diálogo, se ha convertido en un escenario estratégico para el avance o escalada de los distintos proyectos políticos, lo que dificulta aún más el procedimiento para determinar quienes pudieran ser las figuras que asuman las rectorías dentro del poder electoral.
Esto ha provocado que desde la constitución de la Comisión Preliminar primera fase para la constitución del Comité de Postulaciones Electorales, se visualicen posturas contradictorias entre las distintas fracciones representadas actualmente en la Asamblea Nacional, al momento de seleccionar los 11 Diputados que deben integrarla, si se mantiene el juego democrático dentro del escenario político esta debería ser reflejo de más fuerzas políticas que hacen vida dentro del parlamento por lo que surgían esas fórmulas de 6-4–1 al quedar excluidos los que no consideran la pertinencia de este nombramiento; y posteriormente se le sumarían los 10 nombres provenientes de las postulaciones hechas por la sociedad civil.-
Responsablemente, deberíamos aclarar que el actual poder electoral está integrando por 5 rectores (principales) designados en tiempos distintos como sostiene la ley, los primeros tres principales y seis suplentes deberían haber surgido de una lista de elegibles llevada por el Comité de Postulaciones (2014) de los nombres presentados por la Sociedad Civil pero en ese año luego de varias sesiones no se pudo lograr el entendimiento para que obtuvieran los 2/3 de los votos en AN y al producirse la omisión legislativa el TSJ ratificó a la rectora Lucena y Oblitas incluyendo como nuevo al rector Rondon todos nombrados hasta el año 2021.
El caso de los otros dos rectores en ejercicio, DAmelio y Hernández sus sucesores debieron haber surgido de una terna de nombres llevada al Comité por el Poder Ciudadano y las Universidades, pero en el 2016 estando vencido su periodo la Asamblea inició el procedimiento y al estar en la fase preparatoria de expedientes en el Comité, el diputado Rodrigúez se dirigió al máximo tribunal alegando que la asamblea estando en desacato no podría culminar el procedimiento, lo que llevaría de nuevo a una omisión y a la ratificación de los mismos rectores.
En la actualidad, el juego político no ha variado en cuanto a la relación de fuerza dentro del parlamento, pues ni la oposición ni el oficialismo contaría con los votos para llegar a los 2/3 y en opinión de un sector radical del oficialismo el parlamento se mantendría en “desacato”, y para el sector radical opositor no debería abordarse este tema hasta que no se defina el tipo de elección.
Esto hace difícil, que termine de la mejor manera el procedimiento de nombramiento de nuevos rectores para el CNE, y surgen diferentes escenarios o tableros;
1) El mejor sin ser ideal, podría ser tener un CNE consensuado donde los factores políticos comprometidos aporten nombres, de donde surge el necesario equilibrio no solo a nivel de rectores principales para que cierre en 3-2 o el 2-2-1 dependiente de si se renuevan las cinco sillas principales  o solo dos; y se consideran los nombres de los suplentes “pues los mismos se integran en los organismos subalternos como Junta Nacional, Comisión de Registro Electoral, y la de Participación y Financiamiento”. Este no sería el ideal pues estamos lejos de un CNE con personas que no provengan de partidos, conocedores del tema electoral, probos y que generen confianza.-
2) La opción de tener un CNE no consensuado se pueden dar en dos sentidos, con lo que se completarían los 4 escenarios o tableros, esta el donde el parlamento continúa el procedimiento sin contar con la bancada de diputados oficialistas; o el que se viene manejando cada vez con mayor probabilidades que es el secuestro de la decisión por parte del Tribunal Superior. Lo que puede ocurrir al alegar el desacato, o al tiempo que no se consigan los votos suficientes (2/3) está vía podría ser mediada por un escenario intermedio o de enlace que se establezca entre la AN y la Constituyente, también puede ser suavizada la intervención al considerar los nombres de candidatos que se venían manejando en el Comité de Postulaciones.-
Al revisar estos escenario no se pueden obviar las jugadas políticas que vienen ocurriendo en los distintos tableros, en el primero el del consenso ambas bancadas con sus respectivas disidencias, propusieron nombres para la Comisión Preliminar, pero no han retirado sus mensajes políticos sobre la finalidad del proceso, unos apuestan a que serían las Elecciones Parlamentarias que corresponden constitucionalmente y otros tienen en su visión una Elección Presidencial, por lo que surge el riesgo incluso de que en el papel se obtengan dos CNE y dos Convocatorias; pero con un solo saldo negativo para la población que sufre los avatares de la crisis.-
En :Opinión

Recomendamos estas Noticias, Artículos de Opinión y contenidos interesantes

María Alejandra Malaver: Transparencia es el norte

ANGEL MONAGAS en Caiga Quién Caiga: La corrupción también dice presente en el Gobierno Interino

SIN ANESTESIA: Después de Guaido Qué?

Dip. Omar Ávila: Los “políticos” en su salsa

Elías Pino Iturrieta : Para Calderón Berti y para quien lo despidió