Aníbal Sánchez: “Que pasó, Que se obvió, Que se hizo para que Maduro terminara el 2019”

Aníbal Sánchez
Maduro llego a fin de año, cuando muchos apostaban a que su salida del poder o cese era inminente, pero esto no ocurrió! ¿Qué pasó, Que se obvió y Que no se hizo? Son algunas de las interrogantes que deberíamos plantearnos antes de pensar en el 2020 en opinión del Analista Político y Consultor Electoral Aníbal Sánchez Ismayel; Pareciera que la estrategia opositora no da lo resultados esperados, aunque parezca que es parte de la táctica de otros.
A pesar de los números exhibidos en las encuestas y estudios de opinión “que demuestran los pésimos resultados de las gestiones en materia económica y social” Según Datanalisis, Delphos y More Consulting el denominado chavismo llegó a su piso de aceptación histórica de cerca de los 20 puntos porcentuales, pero la evaluación de Maduro positiva es cerca del 14% cuando se evalúa su gestión en pro del bienestar del pueblo; y son casi 9 de 10 los venezolanos que vislumbrarían como Mala la Situación del General del País.
A pesar de esto llego a Diciembre en un escenario donde la conflictividad política parece ser mayor en el sector opositor, que cierran el año en medio de denuncias de corrupción, de quiebre de voluntad, e inconformidades. “Existen razones por las que la Oposición no logra sus Objetivos, y Maduro continúa en el poder”:
Desde inicio de este año 2.019 “deje mi impresión sobre la supuesta ruta vendida como rígida, inmediata y certera de plantearse un Cese, la Transición, y Elecciones Libres; el famoso 1, 2, 3” lo que no fue bien desarrollado o explicado pues entre los mecanismos para que se produzca el Cese de un gobierno son varios desde la ausencia absoluta por renuncia o muerte, por deposición ante una fuerza nacional o externa, y por la alternancia después de una elección; si no esto preocupaba ahora angustia que se quiera abrir el 2020 con la misma ruta, sin tácticas definidas.
La Oposición optó o apostó en el 2019 al segundo escenario para una deposición a partir de un quiebre institucional. Parece que se impuso el pensamiento de los años 2014 y 2017, obviando la posibilidad de un cese posterior a una consulta, en esta ruta asumida era importante contar con la Presión Interna y en opinión de algunos con el apoyo de las Fuerzas Armadas, que hasta la fecha ha demostrado estar sólido en respaldo a Maduro; a pesar de que hasta el Gobierno de los Estados Unidos “ha operado en función de que se produzca un quiebre institucional” manteniendo la presión vía sanciones.-
Incluso al optar esta ruta la Oposición misma ha demostrado la falta de consenso “sospecho que producto de proyector personales para llegar a posiciones claves” al momento de buscar el quiebre institucional o deposición del gobierno, unos venden la idea de una intervención externa, a través de la aplicación del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca, aún sin existir la agresión de otro país en forma directa, por lo que su aplicación no pasa más allá de mecanismos conjuntos para aplicar nuevas presiones, como el impedir el acceso a esos países y compartir información sobre funcionarios del gobierno.-
Tener estas posturas y sus sucesivos resultados podría estar entre las causas de porque se ha desmovilizado parte de la población identificada con la oposición “al momento de convocatorias o protestas” al tiempo que siembran mayor desesperanza, y da aliento a los que aún piensan en atajos.
Al llegar a esta altura de la lectura, podrán ya tener una idea de cómo estando tan mal en la aceptación popular y encuestas, Maduro llega al 2020. Se sostiene con el piso político de un 20% del Chavismo “en un Mercado electoral reducido, envejecido y empobrecido” En contraposición a esto la oposición se fragmenta más entre un sector gradual sentado en la Mesa de Diálogo, la de partidos que siguen el liderazgo de Guaido, los Independientes pro opositores y el sector más radicalizado. Pero todas llegan al fin de año con aciertos, errores y oportunidades “si se fracaso en los llamados a la calle en el 2014 y 2017, tampoco se obtuvo el triunfo en elecciones regionales del 2018, ni en los escenarios de diálogo” La falta de consenso y compromiso compartido en las acciones acordadas parece ser el común denominador, de un lado la Abstención de otro la Falta de Convocatoria o Acompañamiento.
A esta altura el tema que molesta o que obligó en un tiempo al gobierno de Maduro llegar a buscar un diálogo, es el tema de las sanciones generales, pues las personales que buscaban ser parte de los instrumentos para buscar el quiebre de funcionarios más allá de unas deserciones no han dado el resultado esperado. Parece que las sanciones generales solo han servido para brindar la oportunidad de excusarse ante tanta deficiencia del gobierno, por lo que se deberían revisar las mismas.-
Preocupante que esto ocurra mientras que la oposición solo invierte tiempo y esfuerzo en auto descalificarse, agrupándose en función de agendas propias; y el Gobierno se prepara para dar un zarpazo electoral al único órgano que le ha permitido en un tiempo a la oposición articular una política nacional y obtener un reconocimiento internacional como es la Asamblea Nacional.-
En :Opinión

Diputado Omar Ávila: “Mientras continúa una lucha por el poder, el hambre se apodera de los venezolanos”

Dip. Omar Ávila: El guion de la falsa esperanza

SIN ANESTESIA: La Lucha Aun no Acaba

Isaías Márquez : DESAFÍOS DE VENEZUELA Y SU GEOPOLÍTICA

Diputado Omar Ávila: Arrecia el hambre con un sueldo de $3 mensuales