COLLARES Y PULSERAS AL MAYOR

BCV se niega a lanzar billete de Bs. 500 BCV se niega a lanzar billete de Bs. 500

foto archivo

El Banco Central se muestra reacio a lanzar billetes de 500 bolívares y en cambio, resolvió aumentar 89 por ciento su circulación en un año. Pero el problema sigue ahí: el billete de 100 no alcanza para una docena de huevos ni una barra de chocolate.

Venezuela estaría sufriendo la aceleración de precios más alta desde que su Banco Central empezó a monitorizar el indicador en 1951.

La inflación de Venezuela se acelera tan rápido que los banqueros del país le pidieron a las autoridades monetarias quintuplicar el valor del billete de mayor denominación.

Las entidades financieras argumentan que deben pagar cada vez más camiones blindados para transportar el dinero desde la imprenta a los cajeros automáticos, donde se agotan velozmente, según informó la agencia de noticias Reuters.

El Banco Central se muestra reacio a lanzar billetes de 500 bolívares y en cambio, resolvió aumentar 89 por ciento su circulación en un año. Pero el problema sigue ahí: el billete de 100 no alcanza para una docena de huevos ni una barra de chocolate.

Venezuela estaría sufriendo la aceleración de precios más alta desde que su Banco Central empezó a monitorizar el indicador en 1951, con una inflación cercana al 108 por ciento interanual a mayo, según el cálculo promedio de nueve firmas privadas consultadas por Reuters.

“Se revisan los precios todas las semanas. Son tan cambiantes que los presupuestos que damos a los clientes son válidos sólo por dos días”, dijo Vladimir Flores, un joven empleado de una ferretería en Caracas.

El Banco Central no ha divulgado cifras de inflación ni desempeño económico en lo que va del año, dificultando discusiones salariales y la planificación en empresas.

Para llenar ese vacío, empresas privadas empezaron a hacer sus propias estimaciones ponderando datos públicos como liquidez, recaudación de impuestos, créditos, pequeñas canastas de productos y el avance del mercado del dólar paralelo, donde un bolívar apenas vale 0,002 dólares.

Esos bancos de inversión como Barclays y JP Morgan y firmas de análisis locales como Ecoanalítica, Econométrica y Síntesis Financiera, entre otras, también toman como ciertas las filtraciones de datos oficiales hechas por opositores políticos.

Y el pronóstico tampoco es alentador: las firmas ven una inflación de entre 150 y 200 por ciento para fines del 2015.

“En Venezuela hay un riesgo serio de que se desarrolle un escenario de hiperinflación”, apuntó Francisco Rodríguez, analista de Bank of America que, en mayo, estimó una inflación del 108 por ciento considerando 33 variables estadísticas.

Aunque Venezuela está lejos de escenarios de hiperinflación como los que vivieron Argentina y Perú en la década de 1980, los economistas recalcan que el país -que entró en recesión el año pasado y podría seguir en rojo en este- luce atrapado en un círculo vicioso de déficit y gasto que podría costarle caro.

Para hacer importaciones vitales y cumplir con compromisos de deuda, Caracas emite dinero con el que intenta cubrir su creciente hueco fiscal, calculado en 13 mil millones de dólares para el resto del año ante la baja de ingresos por la caída de los precios del crudo, su mayor fuente de ingresos.

fuente.laverdad



En :Economía

Temas relacionados: