Como quemar calorías con ejercicios desde casa

Cálculos renales: Por qué se forman y cómo tratarlos


10    El doctor Elías Mora Kumboz,  médico oncólogo, especialista en urología, explica que  “esta condición  la padece aproximadamente el 12 por ciento de los hombres y el 5 por ciento de las mujeres. Es responsable de altas pérdidas de horas trabajo, además del elevado costa en su tratamiento. La nefrolitiasis, es decir, la presencia de cálculos se presenta frecuentemente entre los 25 y los 40 años de edad, en ambos sexo”.

–    ¿Por qué se forman?
–    Ocurre cuando ciertas sustancias como el calcio o el ácido úrico se concentran en la orina en  grandes cantidades. Estas sustancias se sedimentan en forma de cristales, que con el tiempo crecen y se transforman en las llamadas piedras. Es importante recalcar que esta enfermedad puede aparecer incluso sin la presencia de niveles elevados de estos metabolitos en la orina.

El especialista explica que entre los factores que favorecen la aparición de cálculos se encuentran:  “Las condiciones de la orina , cuando es  altamente concentrada; una dieta alta en proteínas animales , baja ingesta de líquidos y otras condiciones médicas coexistentes en el paciente, tales como la obesidad, gota, diabetes, o los que han sido sometidos al bypass gástrico”.

Mora Kumboz recalca que también es importante señalar que algunos medicamentos promueven la aparición de cristales en la orina, que a su vez incrementa el riesgo de formación de cálculos. “Las personas deben saber que entre los medicamentos que favorecen la aparición de cálculos se encuentra la ingesta excesiva de vitamina C y el abuso de laxantes”.

La historia familiar también cuenta. “Pacientes con familiares cercanos o una historia previa de nefrolitiasis tienen un mayor riesgo en comparación con el resto de la población de sufrir esta condición. Luego de formar un cálculo renal, una persona tiene un 5 a un 10 por ciento de probabilidad de formar un segundo cálculo al año y un 50 por ciento de formar un segundo cálculo a los 10 años de la aparición del primero”.

–    ¿Cuales son los síntomas que presenta una persona que tiene cálculos renales?
–    La mayoría  siente un dolor característico conocido como cólico nefrítico. Otros síntomas comunes, en el cuadro de esta condición, es la hematuria (sangre en la orina), nauseas y vómitos. En ocasiones, la ubicación y el tamaño del cálculo es tal que éste no produce ningún tipo de síntomas. Estos cálculos asintomáticos son típicamente detectados de manera incidental cuando se realizan estudios radiológicos.

–    ¿Cómo se evalúa la enfermedad?
–    El diagnóstico se hace sobre la base de los síntomas del paciente y de estudios de la orina. Los estudios radiológicos sirven para confirmar si se trata de nefrolitiasis,  determina el número, la ubicación y el tamaño de las piedras. La modalidad más usada es la tomografía computarizada que permite  diagnosticarlos en  forma precisa y detectar otras enfermedades asociadas, no relacionadas con los cálculos, como por ejemplo, un tumor de riñón.

Agrega el doctor Mora Kumboz que una vez que se conoce  la existencia de cálculos la decisión de tratar medica o quirúrgicamente está basada en múltiples factores. “La mayoría de los cálculos pasan espontáneamente y el tratamiento es paliativo para controlar el dolor. Los pacientes que ameritan tratamiento quirúrgico son los que presentan fuerte dolor, infecciones, los que tienen un solo riñón, o  padecen insuficiencia renal”.

En los casos que se requiere tratamiento quirúrgico las tres modalidades más empleadas son:
–    Litotripsia por Onda de Choque: La ubicación de la piedra es fundamental para su empleo. El urólogo, con la ayuda de rayos X o ultrasonido, ubica la piedra y con las ondas de choque de alta energía los pulveriza. Es importante destacar que existen dos contraindicaciones para el uso de ondas de choque, el caso de mujeres embarazadas y coagulopatías no corregidas. Una complicación frecuente es la llamada “calle litiasica” que puede obstruir el riñón sin presentar síntomas, por lo que es indispensable el control estricto posterior al tratamiento.

–    La ureteroscopia  es la introducción de aparatos endoscópicos miniaturizados a las vías urinarias para localizar el cálculo y fragmentarlos con diferentes fuentes de energía, por ejemplo, el láser. Aunque esta evita la necesidad de cirugía abierta, no existe ningún procedimiento medico-quirúrgico exento de complicaciones.

–    La Nefrolitotomia Percutánea: es una cirugía mínimamente invasiva reservada para aquellos cálculos que por sus dimensiones no son viables de ser expulsados espontáneamente por el tracto urinario. Esta es una forma efectiva de extraer los cálculos de riñón evitando incisiones dolorosas que quedaron en el pasado.
Una vez tratada la recurrencia de nefrolitiasis puede ser prevenida con ayuda del urólogo tratante que indicará los cambios necesarios que  el paciente debe hacer en la dieta y  su estilo de vida.




En: Salud y Vida Sana
Temas relacionados:


ATENCIÓN! Si usted come estos alimentos a diario, de seguro tendrá cálculos renales

Atención! Estos alimentos provocan cálculos renales

Si tienes estos síntomas, entonces tienes cálculos renales!

Piedras en el riñón: Cómo deshacerse de ellas en tan sólo 6 días

¿Qué dieta conviene seguir para prevenir la hipertensión y los cálculos renales?





Subir