Cancelados los maratones de Berlín y Nueva York por el Coronavirus

El maratón de Nueva York

El maratón de Nueva York ha sido suspendido por el coronavirus.

Los tradicionales maratones multitudinarios que se realizan en las grandes ciudades del mundo han sido suspendidos por ahora debido a la pandemia del coronavirus. El maratón de Chicago sigue de momento previsto para el 11 de octubre y el de París para el 18 de octubre.

El Maratón de Nueva York es un maratón de 42,195 kilómetros de trayecto que se celebra cada año, desde 1970 en las calles de la ciudad norteamericana de Nueva York. Es integrante de los World Marathon Majors, una competición que agrupa los seis maratones más importantes del mundo (Londres, Chicago, Boston, Berlín, Tokio además de Nueva York). Wikipedia.

El maratón de Nueva York, el más multitudinario del mundo y que este año celebraba su 50 aniversario, y el de Berlín fueron cancelados este miércoles 24 de junio debido a los riesgos de la pandemia de coronavirus.

Será la segunda ocasión que no se disputará esta carrera icono de Nueva York, programada para el 1 de noviembre con más de 50.000 atletas. Desde su creación en 1970 solo se había suspendido en 2012 por el impacto causado por el huracán Sandy.

“Cancelar el maratón de este año es una gran decepción para todos los que están asociados”, dijo Michael Capiraso, director ejecutivo de New York Road Runners (Nyrr), organizador de la prueba, citado en un comunicado, “pero ese era claramente el camino a seguir en vista de la seguridad sanitaria”.

Nueva York fue el epicentro de la pandemia en Estados Unidos y todavía es la ciudad con más fallecimientos a causa del virus, unas 22.000 de las más de 121.000 muertes en el país.


Un científico asegura que otro coronavirus llegará a los humanos muy pronto.

EfectoCoronavirus: Aerolínea Avianca Brasil se declara en quiebra

Falleció Hernán Alemán, diputado de la Asamblea Nacional por complicaciones con el COVID-19

El Presidente de Brasil, Jair Bolsonaro Positivo para COVID-19

En Corea del Sur se ha desatado una nueva cepa de COVID-19 seis veces más contagiosa