COLLARES Y PULSERAS AL MAYOR

Capriles pide no caer en provocaciones: “Es el momento de la razón” ,“Yo solo pido es un conteo de votos”


c1      El líder de la oposición venezolana Henrique Capriles Radonski hizo un llamado a la paz la tarde de este lunes, luego de que se registraran diversos incidentes en la ciudad capital tras la proclamación de Nicolás Maduro como Presidente de la República.

Aseguró que convocó a esta rueda de prensa para referirse a las diversas protestas que se han registrado en el país, “hoy en horas de la tarde hemos planteado una ruta para que se cumpla, para que se respete el derecho de cada venezolano. Este es el momento de tener disciplina, de acompañarnos”.

Manifestó que este “es el momento de la razón” por lo que insistió que no es tiempo de violencia. “Basta escuchar el discurso del otro candidato para saber quién quiere generar violencia”.

Pidió a los venezolanos tener confianza en la ruta que hoy marcó, “que nadie los saue del camino de la paz, de hacer cumplir las leyes”.

Envió un mensaje a Tibisay Lucena, presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE): “es usted quien tiene que respetar al pueblo, yo no lo estoy irrespetado. Le estoy diciendo que el pueblo tiene derecho a que su voto sea contado. No venga ahora con un discurso político (…)Sra. Lucena no salga por la puerta de atrás, está destruyendo en unas horas su gestión”.

Reiteró que sus intención no es desconocer la voluntad popular, “nosotros creemos que ganamos las elecciones”. Manifestó sus disposición de que esta situación se resuelva en paz, “nada de violencia”.

Sobre la proclamación de Nicolás Maduro como Presidente, dijo que se trata de un acto “ilegítimo”.



En :Última Hora

Temas relacionados:


CAPRILES aparece con un partido de maletín y lo inscribe en el CNE

Capriles denuncia que fue emboscado por la GNB (+Video)

Henrique Capriles Radonski:“¿Maduro dónde están los billetes?”

Henrique Capriles Radonski: “El control cambiario es el gran negocio del Gobierno”

Capriles: En las próximas horas sabremos si el gobierno busca ganar tiempo con el diálogo