FELIZ AÑO NUEVO 2022

CICPC investigaba a “Javielito” por presunta vinculación en 50 homicidios


cicpc2-320x240   En unos 50 homicidios podría estar involucrado el joven de 24 años de edad Javier Gago Gámez, alias “Javielito”, ultimado por funcionarios policiales la madrugada de este martes, después de un intercambio de disparos que se prolongó por 17 horas en Barcelona, la capital anzoatiguense.

Así lo informó el subdirector nacional del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC), comisario general Alvis Pinto, durante una rueda de prensa celebrada este martes en la subdelegación de la institución en Puerto La Cruz, estado Anzoátegui.

Pinto comentó que Gago Gámez, quien pereció en la acción policial junto a otros seis ciudadanos, poseía antecedentes por homicidio intencional en los años 2004, 2005, 2006, 2007, 2008 y 2009, referidos a cerca de 15 asesinatos.

Relató que las escaramuzas que originaron la muerte del joven iniciaron en horas del mediodía del lunes en el cementerio de Barcelona, cuando en medio del sepelio de Gustavo Lorenzo Rodríguez y su hijo Gustavo Daniel Lorenzo Mongua, un grupo de individuos disparó contra los asistentes a las exequias.

Es de recordar que Lorenzo Rodríguez, de 51 años de edad y subgerente de MMC Automotriz (Mitsubishi) en Barcelona, fue asesinado a tiros la noche del martes 2 de enero, al regresar a su vivienda en el sector Boyacá II de esta ciudad, después de un día de playa familiar.

En el incidente también resultó muerto su vástago Gustavo Daniel, de 21 años de edad, quien poseía antecedentes por robo de vehículos y presuntamente estaría vinculado con otras actividades delictivas.

El subdirector nacional del CICPC explicó que una vez suscitados los disparos en la inhumación de los Lorenzo, los asistentes huyeron del lugar, siendo varios de ellos perseguidos por vehículos tipo camioneta, mientras se desplazaban en las calles de la capital de Anzoátegui (Barcelona).

La acción finalizó con la muerte de Danny Balán, de 27 años de edad, quien fue baleado en la calle Andrés Eloy Blanco de Barrio Sucre, y posteriormente cayeron fulminados Jean Carlos Moreno (21), Henry Marín (18) y Luis Alberto García (20) en la avenida Fuerzas Armadas, donde resultó herido Tomás Velázquez (24).

Detalló Pinto que por los hechos acaecidos en la avenida Fuerzas Armadas se sindica directamente a “Javielito” y su grupo, quienes tendrían como móvil la lucha entre bandas por el control de sindicatos de trabajadores.

Señaló que los indiciados abandonaron la escena en una camioneta Tucson color negro, sin placas, siendo seguidos por motorizados del Instituto Autónomo de Policía del estado Anzoátegui (Iapanz) hasta una vivienda de dos pisos, ubicada en la calle 5 de la manzana 20 del sector La Ponderosa.

Manifestó que, a pesar de los intentos de concertar una entrega pacífica con la mediación de la defensora regional del Pueblo, Brierczy Guzmán, y fiscales de derechos fundamentales, los individuos no cedieron y se atrincheraron lanzando granadas fragmentarias, causando conmoción en la zona.

Apuntó que el sitio fue acordonado con la presencia de efectivos del Iapanz, de Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y de policías de los municipios Sotillo, Bolívar, Guanta, Anaco, Simón Rodríguez, Píritu y Urbaneja.

Cabe destacar que durante las 17 horas, prácticamente ininterrumpidas, en las que se mantuvo el fuego cruzado, resultaron heridos nueve funcionarios policiales, de los cuales uno perdió una pierna y dos permanecen en terapia intensiva.

Finalmente, indicó que la madrugada del martes “un equipo de la Brigada de Acciones Especiales (Baes) del CICPC, procedente de Caracas, logró ingresar a la vivienda siendo recibido con la explosión de tres granadas fragmentarias, por lo que abrieron fuego repeliendo el ataque”.

La incursión culminó con la muerte de “Javielito” Gago Gámez, así como de Richard Andrés Barroyeta (35), Carlos Ponce Torres (36), Richard Gipper Quirpa (32), Adelys Bermúdez (36), Edwin Marquez y Luis Alfonzo Arsolay.

El jefe policial informó que de los occisos Barroyeta presentaba antecedentes por hurto, Ponce Torres por homicidio y hurto, Bermúdez y Márquez por homicidio, mientras Alfonzo poseía tres solicitudes por robo agravado ante el Tribunal I de Control de Barcelona.

Relató que en la vivienda, edificada a la manera de un búnker con vidrios blindados y paredes de doble hilera de bloques, incautaron un fusil automático liviano (FAL), granadas fragmentarias, una subametralladora tipo mini USI con los seriales devastados y un revólver.

Asimismo, decomisaron dos mil balas calibre 9 mm, uniformes y credenciales falsas de cuerpos de seguridad, dos pistolas Pietro Beretta 9 mm, solicitadas por el CICPC en San Felix y Maturín por hurto, y una pistola 9 mm, marca Taurus, requerida por la policía científica en Caracas.

Acotó que un octavo miembro de la banda del “Javielito”, quien no se encontraba en el sitio, está plenamente identificado y actualmente organizan su búsqueda.

De igual forma, agregó que el grupo se dedicaba a actividades como secuestros, extorsiones y robo a blindados.

Expresó que el radio de acción de la banda abarcaba no sólo Anzoátegui sino otras entidades, como Aragua, Carabobo, Guárico y Cojedes; a su vez subrayó que la desarticulación de este grupo delictivo es una muestra de la efectividad de la acción conjunta policial en pro de la seguridad ciudadana.

ABN




En: Noticias Nacionales
Temas relacionados:






Subir