COLLARES Y PULSERAS AL MAYOR

¿Cómo obtener un buen bronceado?


c8

La luz solar se compone de tres tipos diferentes de longitudes de onda y las tres actúan sobre nuestra piel produciendo manchas, arruguitas, envejecimiento y, por último, cáncer de piel. Si quieres un bronceado seguro sigue estos pasos

Paso a paso:

La crema solar debe tener una protección alta, sobre todo en los primeros días de la exposición. Y aunque parezca que no nos quemamos, siempre hay que usar un protector. Lo ideal es que sea de un factor 50 y como mínimo entre 15 y 20.

La crema se debe aplicar, como mínimo, media hora antes de la exposición solar y esperar a que penetre en la piel. Si se precisa alguna otra loción como anti mosquitos, se debe aplicar después. La piel tiene que estar libre de colonias o maquillaje y aunque en algún caso se puede aplicar, siempre debe hacerse después.

Hay que repetir la aplicación de la crema en las tres siguientes ocasiones: después de dos horas tras la primera aplicación, al salir del agua y si se ha hecho deporte.

No se debe tomar el sol en las horas centrales del día, es decir, desde las 12 del mediodía y las 4 de la tarde, ya que en este período los rayos solares son más perpendiculares y su acción es máxima.

Entre los productos existen multitud de presentaciones. Desde los geles líquidos, spray, productos con maquillaje y protección 50, cremas resistentes al agua y especiales para niños. Y hay que aplicarlo tanto en el caso de mujeres como de hombres.

Tampoco hay que olvidar que los lentes de sol de calidad correcta son fundamentales, ya que previenen de los efectos sobre el cristalino y de la posibilidad de acelerar la aparición de cataratas oculares. Los sombreros, gorros y sombrillas son de gran ayuda pero no sustituyen la protección solar porque los rayos solares rebotan en la arena blanca de la playa y llegan hasta el cuerpo.

También hay que recordar que el sol siempre actúa sobre la piel, no solo cuando estamos en la tumbona. Al hacer ejercicios, o al estar en la piscina o en el mar recibimos el sol con todos sus efectos. Si por la mañana nos ponemos protección solar y vamos al trabajo, hay que recordar que a media mañana o cuando se acabe la jornada laboral, la crema ha perdido su efecto y hay que renovarla.

Es importante recordar que no solo se deben proteger la cara o el cuerpo. También, deben recibir protección los labios, las orejas, el dorso de las manos… Todo nuestro cuerpo recibe los rayos solares y eso hay que recordarlo.

Si se quiere estar moreno, hay múltiples sustitutos del sol como cremas autobronceadoras de buena calidad que permiten tener una piel con un tono moreno que imita con facilidad el bronceado pero sin los riesgos de un exceso solar. En muchos casos, incluso, complementan el color natural con ciertas texturas doradas.

Manténgase hidratado mientras esté expuesto al sol. No solo ingiera agua permanentemente, sino que es saludable rociarse la cara y el cuerpo con agua.



En :Viajes y Turismo

Temas relacionados:


Recetas naturales para un bronceado perfecto

El bronceado no se logra sólo por fuera… Cinco nutrientes para lograr la perfección

Cuidados para combatir el calor y los riesgos del verano

¿Es posible el broceado perfecto?