Como quemar calorías con ejercicios desde casa

Comprar una bombona se convirtió en un calvario


7   Mercedes de Molina es profesional de la salud, casada, tiene un hijo y cumple el doble rol de muchas mujeres venezolanas: trabaja ocho horas diarias, tiene obligaciones como ama de casa, lidia con el costo de la vida y desde hace dos años enfrenta el desafío de conseguir una bombona de gas en Guatire.»Cuando existía Tropigas yo no tenía problemas con el gas. Llamaba cuando se acababa la bombona y al día siguiente me llevaban otra. Pero desde que sustituyeron a la empresa esperar por el gas se convirtió en un calvario. A veces espero hasta tres semanas y más», dice.

En su casa Molina tenía dos cilindros de los medianos ­18 kilos- cuyo precio de llenado o sustitución está regulado en 6,7 bolívares por unidad.

«He estado a punto de quedarme sin gas para cocinar y por eso decidí sumar una bombona más, cuando se me agota una inmediatamente pido en vista del retraso con el que Pdvsa Gas Comunal presta el servicio».

La queja es constante entre los consumidores que en el pasado se proveían de gas licuado del petróleo para uso doméstico con empresas privadas. Una vecina de Molina, Lorena de Salcedo, sustituyó la cocina a gas por una eléctrica cuando se dio cuenta de los retrasos en el suministro de bombonas.

«Esa cocina duró poco, tuve que quitarla el año pasado porque Eleggua (Electricidad de Guarenas y Guatire) me multó por el aumento del consumo eléctrico. Volví a usar gas, sacrifiqué la cocina eléctrica porque en esta zona, a causa del calor, la prioridad es el aire acondicionado, aunque los apagones siguen», comenta Salcedo, profesional que también divide su tiempo entre el trabajo y la casa.

Trámites para un cilindro.

Una situación similar a la de Tropigas se repite en las oficinas que fueron de la antigua Vengas, empresa emblemática de este sector con una trayectoria de casi 50 años. Ahora tienen el rótulo de Pdvsa Gas Comunal, en las oficinas predomina el color rojo y en las paredes luce imágenes del presidente Hugo Chávez, el Che Guevara y Fidel Castro.

Los trámites para recibir por primera vez un cilindro de metal de GLP se inician con una planilla en la que se debe informar sobre el nombre de todos los integrantes del grupo familiar, edad, vínculos o afinidad, además de la trayectoria académica y desempeño laboral del solicitante y su cónyuge. También se solicita información sobre las condiciones del inmueble.

«La planilla es revisada por el equipo técnico, pasa a otro departamento y hay que esperar la llamada para que se instale la bombona», explica la empleada que está la frente de la oficina de Pdvsa Gas Comunal en Santa Mónica.

Hay clientes que aseguran que, en promedio, hay que esperar hasta un mes para que envíen la bombona, cuyo costo inicial varía según el tamaño del cilindro. La de 10 kilógramos cuesta 180 bolívares y la más grande, de 43 kilógramos, 1.000 bolívares.

Al momento de sustituir la bombona ocurre lo que pasa en Guatire. El servicio no es inmediato, en mejor de los casos demora una semana y, por ello, una de las recomendaciones que hace Pdvsa Gas Comunal a los habitantes de una localidad es organizarse en un consejo comunal.

Hay un instructivo en el que se indica que todo consejo comunal, debidamente autorizado por el Ministerio de las Comunas, debe hacer la solicitud por escrito, la cual debe proponer la posible fecha de suministro. No se puede dejar de incluir un listado detallado del número de hogares con sus respectivas direcciones.

Las prioridades están focalizadas sólo en las familias de escasos ingresos, tal como lo ha señalado Pdvsa en sus informes de gestión de los últimos dos años.

«El objetivo más importante de Pdvsa Gas Comunal, durante el período 2008-2015, es incrementar la presencia en las comunidades organizadas que presentan altos grados de pobreza y exclusión social, promoviendo diferentes formas de distribución de GLP», indican los reportes de la estatal.

En Venezuela, entre 4 millones y 5 millones de hogares utilizan gas doméstico y de esa cantidad, cerca de 1,5 millones de hogares se encuentran en situación de pobreza, grupo meta al cual va dirigida la atención de gas doméstico por parte de Pdvsa.




En: Economía
Temas relacionados:


El acceso al pueblo de Baruta cerrado por protesta debido a falta de gas doméstico

Protestas en Táchira en contra del gobierno y por la escasez de gas

Cerrado nuevamente el norte de Barquisimeto por falta de gas

En Carabobo los llamados «bachaqueros» se apoderaron de la venta de gas doméstico (PRECIOS)

Escasez de cilindros genera desabastecimiento de gas para 84% de los venezolanos








Subir