COLLARES Y PULSERAS AL MAYOR

Cosas que nunca deberías compartir con tu pareja

Cuando se trata de una relación de pareja, existen algunas cosas que pueden compartirse, como las botellas de vino y los baños de burbujas, pero hay otras que no.

De hecho, existe una buena razón por la cual en tu primera cita no hablas de tus contraseñas, las conquistas pasadas, tus necesidades corporales y tus complejos. Por tanto, si quieres mantener intacta la sensación de ese ‘primer día’, será mejor que mantengas esa puerta cerrada, y que también cierres la del baño cuando estás dentro.

1. Tu cepillo de dientes

¿Recuerdas la primera vez que despertaste en su casa y tuvo que prestarte su cepillo de dientes porque no llevaste tu neceser pues estabas convencida de que ibas a ‘esperar’?

Sí, en aquel momento pudo haberte parecido un gesto sexy y romántico ya que tu pasión era más fuerte que el aliento matutino. Sin embargo, mientras usas su cepillo de dientes lo último que quisieras descubrir es una botella de enjuague bucal terapéutico. La gingivitis no es atractiva.

2. Tu rutina de belleza

¿Recuerdas la escena de la película “La boda de mi mejor amiga” en la que Kristen Wiig se escabulle al amanecer de la cama para arreglarse el cabello y maquillarse y luego vuelve a meterse en la cama para que cuando su pareja despierte la vea preciosa? Bueno, en realidad es un poco exagerado.

No obstante, siempre debes mantener un poco de misterio. Lo que sucede detrás de la puerta del baño debe permanecer detrás de la puerta del baño, sobre todo a la hora de depilarse.

3. Tu contraseña

Todos hemos pasado por eso, ese momento incómodo en el que tu pareja quiere usar tu portátil y lo tienes protegido con contraseña. Quieres ser totalmente sincera para que piense que confías en él y que no tienes nada que ocultar. Pero, ¿qué sucede si no confías en él o tienes algo embarazoso en el portátil? Es mejor no arriesgarse.

4. Las parejas con las que te has acostado

Si deseas seguir teniendo relaciones sexuales apasionadas, como al inicio de la relación, te sugerimos que dejes las antiguas conquistas fuera de la habitación. No importa lo bien que se conozcan, es probable que uno de los dos desvele un secreto que genere ‘horror’ o celos en el otro, o peor aún, ambas cosas. En estos casos, la ignorancia es la clave de la felicidad.

5. Tus sentimientos hacia su madre

Es probable que tu pareja se queje ocasionalmente de su madre o quizá hasta lo haga con frecuencia, pero no hay duda de que su estado de ánimo cambiará inmediatamente si eres tú la que opinas al respecto. Freud quizá exageró un poco pero estaba en lo cierto cuando afirmó que el vínculo entre una madre y su hijo es único. Si entras en ese espacio sagrado, estás en peligro.

6. El estado de tu cuenta bancaria

Muchas mujeres suelen escabullirse escaleras arriba con sus compras para quitarles las etiquetas de los precios antes de mostrárselas a su novio. Recuerda ocultar también los recibos.

No se trata de que no puedas gastarte el dinero que has conseguido con tanto esfuerzo en esos zapatos, pero él no va a entender por qué has gastado el equivalente a un vuelo a París en el enésimo par de tacones rojos. Por esa misma razón, será mejor que guardes el estado de tu cuenta bancaria junto a tus recibos.

7. El mal comportamiento de tus amigas

Quizá te resulte divertido enterarte de que tu mejor amiga se despertó el sábado por la mañana sin tener ni idea de en qué cama estaba y sin recordar nada de la noche anterior, pero para tu novio puede ser una señal de alarma, sobre todo la próxima vez que tú y tu amiga decidan salir por la noche. Para él, los comportamientos de tus amigas son un punto de comparación con tu propia conducta, así que mientras menos le cuentes sobre ese tipo de indiscreciones, mejor.

Fuente: Yahoo

En :Salud y Vida Sana

Estas son las 10 principales razones para dejar a la pareja

¡Toma nota! Estas son las seis razones del porqué los infieles no dejan a su pareja

Estos son los beneficios de dormir desnudos.. te sorprenderás..

¿Dulces o apasionados? Conviértelo adicto a tus besos

Estas situaciones arruinan cualquier matrimonio