Crisis se asoma a relaciones entre China y EE.UU.


chinaestadosunidos020210   Las relaciones entre China y Estados Unidos se ven fracturada por una serie de eventos, el caso Google y las ventas de armas de EE.UU. a Taiwán han ocasionado respuestas entre ambos países

Pekin, AFPTíbet, Taiwán, Google: los problemas se multiplican y ensombrecen las relaciones entre China y Estados Unidos, que el presidente norteamericano Barack Obama auguró iban a «modelar el siglo XXI».

Aunque algunos analistas hablan de una «escalada controlada», está claro que Pekín y Washington pasan actualmente por uno de los peores momentos desde la llegada al poder de la actual administración estadounidense, y dos meses después de la visita de Obama a China.

El martes, China, irritada por las nuevas ventas de armas estadounidenses a Taiwán, advirtió a Estados Unidos que tendría la «total responsabilidad» del cese de la cooperación entre ambos países en «los grandes temas internacionales».

Se trata de una referencia implícita a los programas nucleares de Irán y de Corea del Norte, donde la ayuda de Pekín es más que nunca solicitada.

En un contexto ya sombrío por las querellas sobre el nivel del yuan y el recurso a la OMC por varios diferendos comerciales, las tensiones comenzaron realmente hace tres semanas con Google.

Al implicar al mismo tiempo las esferas de la política y de la economía con la cuestión sensible de la censura, «el tema Google» finalmente enfrentó a los dos gobiernos : Washington pidió a China explicaciones por los ataques contra el motor de búsqueda internet californiano, y Pekín replicó defendiendo su soberanía.

El martes, la tensión aumentó cuando Pekín advirtió que un encuentro entre Barack Obama y el Dalai lama «dañaría seriamente los cimientos políticos de las relaciones sino-norteamericanas.

El jefe espiritual de los budistas tibetanos es esperado en Washington el 16 de febrero para una gira de diez días.

El anuncio el viernes pasado de la venta de misiles antibalísticos Patriot, de barreminas submarinos y de helicópteros Blackhawk por Estados Unidos a Taiwán fue la chispa que encendió el fuego.

«Estados Unidos parece un tanto sorprendido por la reacción más fuerte de lo esperado de China», destacaba el diario Global Times.

Jean-Pierre Cabestan, de la Hong Kong Baptist University, explica que «China se siente más fuerte y ve a Estados Unidos en posición debilitada».

Contrariamente a sus predecesores, Obama llegó al poder tendiendo la mano a China, actitud de conciliación interpretada por Pekín como un signo de debilidad, según Jean-Philippe Béja, investigador del Centro de Estudios franceses sobre China contemporánea (CEFC), basado en Hong Kong.

China aprovechó para tener una posición «muy dura en Copenhague» en las negociaciones sobre el clima, o para condenar «severamente (al disidente) Liu Xiaobo» a 11 años de cárcel, dijo.

Ahora, «Estados Unidos trata de mostrar que es una superpotencia. Sacan los temas de Taiwán y de Tibet con dos días de intervalo. Obama debe mostrar que su posición inicial no era una posición de debilidad. Estamos en una especie de póker», según Jean-Philippe Béja.




Categoria(s) del contenido: Última Hora


Comparte en tus redes sociales:

Síguenos en nuestras redes sociales:


Sigue leyendo los temas más populares: