COLLARES Y PULSERAS AL MAYOR

Dan Meridor, aseguró que su país rechaza una política «discriminatoria» por la que judíos no puedan vivir en puntos de Jerusalén


  Meridor100510 El ministro israelí de Inteligencia, Dan Meridor, aseguró que su país rechaza una política «discriminatoria» por la que judíos no puedan vivir en puntos de Jerusalén, aunque matizó que su Gobierno será «sensato» al respecto.

«La Política del gobierno tratará de ser sensata, aunque no ha cambiado y seguirá siendo la misma», manifestó Meridor, también vice primer ministro, en un encuentro con la prensa.

Aludía aparentemente a un pacto de silencio por el cual Israel se abstendría de dar a conocer nuevas construcciones en barrios y colonias judías de Jerusalén Este, territorio donde los palestinos aspiran a establecer la capital de su futuro estado, a fin de no torpedear el proceso de paz bajo mediación de EE.UU. anunciado este domingo

El responsable israelí se refería a uno de los asuntos cruciales del conflicto palestino-israelí como es la capitalidad de Jerusalén, cuya parte este fue ocupada por el Estado judío en 1967.

La soberanía sobre la ciudad, que Israel considera en su totalidad capital «eterna e indivisible» del estado y pueblo judío, así como la construcción de colonias judías en la parte oriental de la misma, representan el principal escollo de la negociación entre ambas partes.

El anuncio de que Israel planeaba edificar 1.600 viviendas en una colonia de Jerusalén Este durante la visita que el vicepresidente de EE.UU., Joe Biden, realizó a la zona en marzo pasado, torpedeó entonces la reanudación del diálogo entre israelíes y palestinos y dio lugar a una de las crisis diplomáticas más importantes entre el Estado judío y su principal aliado en el mundo en décadas.

La Organización para la Liberación de Palestina (OLP) acusó este lunes al Gobierno israelí de haber vulnerado ya los términos del nuevo diálogo en ciernes con mediación norteamericana.

Se trata del comienzo de las obras de preparación para un nuevo asentamiento en Jerusalén Este, aprovechando los propietarios del terreno un vacío legal que no les exige autorizaciones ni del ayuntamiento ni del Ejecutivo, dado a conocer este lunes por el movimiento israelí Shalom Ajshav (Paz Ahora, en hebreo).

Meridor cree que cualquier acuerdo futuro en torno a Jerusalén deberá garantizar el libre acceso a los lugares de culto en la ciudadela antigua, donde se encuentran los principales santuarios para el judaísmo, cristianismo e islam.

Pero preguntado si es partidario de dividir la ciudad en virtud de un acuerdo con los palestinos, se mostró contrario a «partir la ciudad vieja en diferentes partes» al entender que «no es una opción realista».

Pese a que se declara un ferviente defensor de una solución de dos estados al conflicto palestino-israelí, la coalición que representa Meridor, encabezada por el primer ministro, Benjamín Netanyahu, en principio es más reacia que el anterior ejecutivo israelí a cualquier concesión a los palestinos.

Sobre la nueva vía de diálogo bajo mediación de Washington Meridor se mostró cauto.

«Las negociaciones de proximidad por sí mismas no conducen a un acuerdo. De hecho, puede ser posible que nuestros interlocutores, los palestinos, puedan llegar a pensar que pueden escudarse en los (norte)americanos, en lugar de acordar directamente con nosotros», declaró.

Y reiteró la posición de su Gobierno de que este proceso «debe llevar cuanto antes a la negociación directa en la que todos los asuntos deben ser y serán analizados».

ig / Reporte360



En :Noticias Internacionales

Temas relacionados:


3 razones que hacen de Jerusalén una ciudad sagrada para judíos, musulmanes y cristianos

Cuatro soldados israelíes muertos en ataque con un camión en Jerusalén

En fotos y video: una capa de diez centímetros de nieve paraliza Jerusalem y maravilla a los niños