Como quemar calorías con ejercicios desde casa

Declaración conjunta sobre COVAX: Llamamiento a la acción para administrar 2000 millones de dosis en 2021

COVAX OMS Y LAS VACUNAS COVID19FUENTE.https://www.gavi.org/

Los países que avanzan en su programa de vacunación están empezando a constatar descensos en los casos de COVID-19, menos hospitalizaciones y signos tempranos de la vuelta a una especie de normalidad.

Ahora bien, el panorama mundial es mucho más preocupante.

En ningún momento durante esta pandemia hemos visto una necesidad tan acusada de hacer frente a los retos futuros y no contentarse con los logros desiguales conseguidos hasta la fecha.

Estamos viendo los traumáticos efectos de la aterradora avalancha de casos en Asia Meridional, una avalancha que ha afectado también gravemente a los suministros mundiales de vacunas.

Asimismo, hemos constatado por qué es tan importante el acceso a las vacunas antes de que aumenten súbitamente los casos. Por ello, debemos poner todo nuestro empeño en garantizar que los países que no se hayan beneficiado de estos instrumentos tan esenciales para salvar vidas lo hagan ahora, y con urgencia.

En tanto que mecanismo mundial para el acceso equitativo a las vacunas contra la COVID-19, COVAX ha demostrado que funciona. Concebido y puesto en marcha en medio de una crisis mundial de salud pública sin precedentes, ha permitido distribuir más de 70 millones de dosis a 126 países y economías de todo el mundo desde febrero –desde islas remotas a entornos en conflicto– gestionando el despliegue vacunal mayor y más complejo de la historia. Más de 35 países han recibido sus primeras dosis de vacunas contra la COVID-19 gracias a COVAX.

Con todo, la aterradora avalancha de infecciones por coronavirus en la India ha afectado gravemente al suministro de COVAX en el segundo trimestre de este año, hasta el punto de que, para finales de junio, nos enfrentaremos a un déficit de 190 millones de dosis.

Aunque COVAX dispondrá de mayores volúmenes de vacunas dentro de unos meses gracias a los acuerdos que ya ha cerrado con varios fabricantes, si no solventamos el urgente déficit actual las consecuencias podrían ser catastróficas.

Sin embargo, con acción concertada y liderazgo mundial podemos superar esta dificultad.

El 21 de mayo se prometieron a COVAX millones de dólares y de dosis, por lo que el total de dosis prometidas hasta la fecha asciende a más de 150 millones. En la Asamblea Mundial de la Salud, los gobiernos han reconocido de forma unánime la urgencia política y financiera, de apoyar a COVAX con dosis de vacunas y con fondos. Ahora es imperativo aprovechar este impulso para garantizar financiación plena para COVAX y más vacunas –ahora mismo– para los países de ingreso bajo en la Cumbre sobre el Compromiso Anticipado de Mercado del 2 de junio.

Si los líderes del mundo se unen, los objetivos iniciales de COVAX –la entrega de 2000 millones de dosis de vacunas por todo el mundo en 2021 y de 1800 millones de dosis a 92 economías de ingreso bajo a principios de 2022– serán todavía perfectamente factibles.

Ahora bien, ello requerirá que los gobiernos y el sector privado desbloqueen urgentemente nuevas dosis que puedan empezar a entregarse en junio, así como financiación para poder cumplir los objetivos. COVAX cuenta con la infraestructura adecuada para facilitar y coordinar este complejo esfuerzo mundial.

Para que COVAX pueda cumplir su promesa de acceso equitativo mundial, hacemos un llamamiento a la adopción de las siguiente acciones inmediatas:

  • Financiar el compromiso anticipado de mercado (CAM) de COVAX-Gavi. El CAM es el mecanismo a través del cual COVAX proporciona dosis a las economías de ingreso bajo. Gracias a la generosidad de sus donantes, el CAM ya tiene garantizados 1300 millones de dosis para su entrega en 2021. Esa cantidad es suficiente para proteger a los grupos de población que más riesgos corren: los trabajadores de la salud, las personas mayores y las personas con afecciones de salud subyacentes. Necesitamos $2000 millones adicionales para aumentar la cobertura en los países que pueden optar al CAM hasta casi el 30% y los necesitamos a más tardar el 2 de junio para bloquear los suministros ahora, a fin de que las dosis puedan despacharse durante 2021 y hasta principios de 2022.
  • Compartir dosis, ahora. La pandemia acaba de dar un nuevo giro alarmante, a medida que la avalancha mortal de nuevos casos arrasa Asia Meridional y otras zonas críticas. Los países con los mayores suministros deberían redirigir dosis a COVAX ahora, para lograr el máximo efecto.Los países están empezando a aportar dosis: los Estados Unidos y Europa se han comprometido conjuntamente a aportar 180 millones de dosis. Pero necesitamos más dosis, necesitamos que vayan a través de COVAX y necesitamos que empiecen a llegar a principios de junio. Los países ricos podrían compartir al menos mil millones de dosis en 2021.

    Ahora es cuando más dosis necesita COVAX. Los países con tasas de cobertura más altas que vayan a recibir dosis pronto, deberían intercambiar su puesto en las colas de suministro con COVAX de modo que las dosis puedas distribuirse equitativamente lo antes posible.

  • Liberar las cadenas de suministro eliminando las barreras al comercio, las medidas de control de la exportación y otras cuestiones relativas al tránsito que bloquean, restringen o desaceleran el suministro y la distribución de vacunas, materias primas, componentes y suministros contra la COVID-19.

Ahora más que nunca, en el punto álgido de la pandemia, necesitamos soluciones ambiciosas a escala mundial. Por lo que respecta a la distribución mundial de vacunas, COVAX es la única iniciativa capaz de estar a la altura de los desafíos actuales.

Es comprensible que algunos países quieran seguir adelante con sus programas y vacunar a todos sus grupos de población. Al donar vacunas a COVAX en paralelo con los programas nacionales de vacunación, los grupos de población que más riesgo corren pueden quedar protegidos a escala mundial, lo cual es esencial para poner fin a la fase aguda de la pandemia, doblegar el incremento de casos y la amenaza de variantes y acelerar la vuelta a la normalidad.

COVAX está sumamente agradecida a Alemania, los Emiratos Árabes Unidos, España, Francia, Italia, Nueva Zelandia y Suecia por sus compromisos iniciales de donar dosis a través de COVAX, y al Canadá por aportar fondos para apoyar el diseño y puesta en práctica del mecanismo de COVAX para compartir dosis. Asimismo, aplaudimos que Australia, Croacia, los Estados Unidos, Noruega, Portugal y Rumania hayan anunciado que donarán dosis a los países que las necesiten y desde aquí defendemos que COVAX es un mecanismo que ha demostrado su eficacia y puede facilitar la distribución mundial, rápida y equitativa de las vacunas.

Desde el establecimiento de COVAX a mediados de 2020, ha recibido el apoyo y los recursos de 192 economías de todo el mundo. Este tremendo voto de confianza nos ha permitido demostrar nuestra capacidad de llevar a cabo un despliegue vacunal sin precedentes de ámbito mundial. Es el momento de acabar la tarea. 

Dr. Richard Hatchett Director Ejecutivo de la Coalición para la Promoción de Innovaciones en Pro de la Preparación ante Epidemias (CEPI)

Dr. Seth Berkley Director Ejecutivo de Gavi, la Alianza para las Vacunas (Gavi)

Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus Director General de la Organización Mundial de la Salud (OMS)

Sra. Henrietta Fore, Directora Ejecutiva del UNICEF

Notas para los redactores

El objetivo de compartir al menos mil millones de dosis sobrantes a finales de 2021 se basa en un análisis de previsiones actuales de dosis sobrantes en todo el mundo realizado por la Fundación Bill y Melinda Gates. Incluso partiendo de cálculos prudentes, en el análisis se concluye que tras compartir mil millones de dosis los países ricos tendrían dosis suficientes para vacunar al 80% de su población a partir de los 12 años de edad en 2021.

Sobre COVAX

COVAX, el pilar de las vacunas del Acelerador del acceso a las herramientas contra la COVID-19 (Acelerador ACT), está codirigido por la Coalición para la Promoción de Innovaciones en pro de la Preparación ante Epidemias (CEPI), Gavi, la Alianza para las Vacunas, y la Organización Mundial de la Salud (OMS), en colaboración con UNICEF como asociado clave para la ejecución, así como con fabricantes de vacunas de países desarrollados y en desarrollo, el Banco Mundial y otros. Es la única iniciativa mundial que trabaja con los gobiernos y los fabricantes para asegurar que las vacunas contra la COVID-19 estén disponibles en todo el mundo tanto para los países de ingreso alto como para los de ingreso bajo.

La función de la CEPI en COVAX

La CEPI dirige la cartera de investigación y desarrollo de vacunas en el marco de COVAX e invierte en la I+D de distintas vacunas candidatas prometedoras, con el objetivo de fortalecer el desarrollo de tres vacunas seguras y eficaces que puedan ponerse a disposición de los países que participan en el Mecanismo COVAX. En el marco de esta labor, la CEPI ha logrado el derecho de preferencia sobre más de 1000 millones de dosis de varias vacunas candidatas para el Mecanismo COVAX y ha realizado inversiones estratégicas en la fabricación de vacunas, lo que incluye la reserva de capacidad para fabricar dosis de vacunas de COVAX en una red de instalaciones y la obtención de viales de vidrio para contener 2000 millones de dosis de vacunas. Además, la CEPI invierte en la «nueva generación» de vacunas candidatas, lo que pondrá a disposición del mundo más alternativas para controlar la COVID-19 en un futuro.

La función de Gavi en COVAX

Gavi dirige las actividades de adquisición y distribución a escala en el marco de COVAX: coordina el diseño, la ejecución y la administración del Mecanismo COVAX y el CAM de COVAX-Gavi, y trabaja con los gobiernos y sus asociados de la Alianza (el UNICEF y la OMS) en las actividades de disposición operativa y cumplimiento en los países. Como parte de esta función, Gavi acoge la Oficina del Mecanismo COVAX, desde la que coordina el funcionamiento y la gobernanza del mecanismo en su conjunto, gestiona las relaciones con los participantes en COVAX y negocia los acuerdos de adquisición anticipada con los fabricantes de vacunas candidatas prometedoras con el fin de asegurarse dosis en nombre de las 190 economías que participan en el Mecanismo COVAX. También coordina el diseño, funcionamiento y recaudación de fondos del CAM de COVAX, que presta apoyo a 92 economías de ingreso bajo, así como de un mecanismo de compensación sin culpa que será administrado por la OMS. Como parte de esta labor, Gavi presta apoyo a los gobiernos y sus asociados para garantizar que los países estén dispuestos operativamente, y aporta fondos y supervisa la adquisición de vacunas por parte del UNICEF, así como la labor realizada los asociados y los gobiernos en materia de disposición operativa y cumplimiento. Ello incluye la prestación de apoyo para el equipo de la cadena de frío, la asistencia técnica, las jeringas, los vehículos y otros aspectos de la operación logística enormemente compleja necesaria para el cumplimiento.

La función de la OMS en COVAX

La OMS cumple varias funciones como parte de COVAX: proporciona orientaciones normativas relativas a las políticas, la reglamentación, la seguridad, la I+D y la asignación de vacunas, y las actividades de disposición operativa y cumplimiento en los países. El Grupo de Expertos de Asesoramiento Estratégico sobre inmunización ( SAGE) de la OMS elabora recomendaciones de políticas en materia de vacunación sobre la base de datos científicos. El procedimiento de inclusión en la lista OMS de uso en emergencias (EUL) y sus programas de precalificación aseguran que se llevan a cabo protocolos armonizados de examen y autorización en los diferentes Estados Miembros. Asimismo, la OMS realiza labores de coordinación mundial y presta asistencia a los Estados Miembros en lo referente a las actividades de vigilancia de la seguridad de las vacunas. La OMS diseñó los perfiles de producto para las vacunas contra la COVID-19 y desempeña funciones de coordinación técnica en la esfera de la I+D. La OMS dirige, junto con el UNICEF, el eje de trabajo de la disposición operativa y el cumplimiento en los países, por el que se brinda apoyo a los países que se preparan para recibir y administrar vacunas. En dicho eje de trabajo, colabora con Gavi y muchos otros asociados que trabajan a nivel mundial, regional y nacional para proporcionar herramientas, orientaciones, seguimiento y asistencia técnica sobre el terreno para la planificación y el despliegue de las vacunas. Además, de consuno con los asociados en COVAX, la OMS ha puesto en marcha un programa de compensación sin culpa como parte de los compromisos de duración limitada en materia de resarcimiento y responsabilidad jurídica.

La función del UNICEF en COVAX

El UNICEF aprovecha su experiencia como el mayor comprador único de vacunas del mundo y trabaja con los fabricantes y los asociados en la adquisición de dosis de vacuna contra la COVID-19, así como en fletes, logística y almacenamiento. El UNICEF ya adquiere más de 2000 millones de dosis anuales de vacunas para la inmunización sistemática y la respuesta a brotes en nombre de casi 100 países. En colaboración con el Fondo Rotatorio de la OPS, el UNICEF lidera los esfuerzos destinados a la adquisición y el suministro de dosis de vacuna contra la COVID-19 para COVAX. Además, el UNICEF, Gavi y la OMS colaboran con los gobiernos 24 horas al día para garantizar que los países estén preparados para recibir las vacunas y cuenten con los equipos adecuados para asegurar la cadena de frío y con trabajadores de la salud capacitados para administrar las vacunas. El UNICEF también desempeña una función esencial en los esfuerzos para promover la confianza en las vacunas, comunicar mensajes de confianza en las vacunas y luchar contra la información errónea en todo el mundo.

Acerca del Acelerador ACT

El Acelerador del acceso a las herramientas contra la COVID-19 es una iniciativa de colaboración mundial nueva e innovadora destinada a acelerar el desarrollo, la producción y el acceso equitativo a las pruebas diagnósticas, los tratamientos y las vacunas contra la COVID-19. La OMS, la Comisión Europea, Francia y la Fundación Bill y Melinda Gates pusieron en marcha esta iniciativa en abril de 2020 en respuesta a un llamamiento hecho en marzo por los dirigentes del G20.

El Acelerador ACT no es un órgano decisorio ni una nueva organización, sino un medio destinado a acelerar los esfuerzos de colaboración entre organizaciones ya existentes con el objetivo de poner fin a la pandemia. Es un marco de colaboración concebido para reunir a los principales interesados en torno a una mesa para poner fin a la pandemia lo antes posible mediante el desarrollo acelerado, la asignación equitativa y la distribución a gran escala de pruebas, tratamientos y vacunas, y de ese modo proteger los sistemas de salud y restablecer las sociedades y las economías a corto plazo. El Acelerador ACT se apoya en la experiencia de las principales organizaciones de salud mundiales, que afrontan los retos más difíciles del mundo en materia de salud y que, al trabajar de consuno, son capaces de obtener resultados mejores y más ambiciosos en la lucha contra la COVID-19. Sus miembros comparten el compromiso de asegurar que todas las personas tengan acceso a los instrumentos necesarios para superar la COVID-19 y trabajar aliados a niveles sin precedentes para lograr ese objetivo.

El Acelerador ACT consta de cuatro ámbitos de trabajo: medios diagnósticos, tratamientos, vacunas y el conector de los sistemas de salud. La línea de trabajo relativa al acceso y la asignación es transversal a estos cuatro ámbitos.

 

NOTA DE PRENSA OMS

 




En: Noticias de Estados Unidos,Noticias de Europa,Noticias Internacionales,Última Hora
Temas relacionados:


Científicos Hindúes validan efectividad de la vacuna Sputnik V contra la variante Delta

Una encuesta revela que 1 de cada 5 estadounidenses cree que si se vacuna contra el COVID-19 le inyectarán un microchip

Personas con Discapacidad aseguran que su salud ha empeorado desde el inicio de la pandemia

Preguntas y respuestas sobre las vacunas contra la COVID-19 de acuerdo a la OMS

Declaración de la OMS sobre regulación de vacunas contra la COVID-19 para garantizar seguridad y eficacia