Desayunos cinco estrellas ¡Sanos y ligeros!

   Pero no sólo hablamos de calorías, sino de darle a tu cuerpo la energía que necesita para empezar a funcionar y poner en marcha el metabolismo, publicó dietas.com

Sabiendo combinar los alimentos podrás mimarte con desayunos deliciosos, abundantes y hasta darte algún capricho. Te proponemos cinco desayunos de cine.

Según Loles Vives, Bióloga y Nutricionista, “Tomarse solamente un café al levantarse y aguantar sin comer nada hasta el medio día es un mal hábito alimenticio que influye negativamente sobre tu salud, tu estómago e incluso tu línea. Estar tantas horas sin comer te hará tener menos energías y, seguramente, caer en la tentación de tomar alimentos poco recomendables cuando te asalte el hambre a media mañana”.

“Si no desayunas, tu organismo reacciona descendiendo su metabolismo, ya que al no recibir comida se protege a sí mismo ahorrando energía”, explica Loles.

El desayuno ideal

Tu desayuno debe suponer el 25% del aporte calórico diario. Según Loles, “Para que sea completo, saludable, y tenga efectos negativos sobre tu peso debes elegir bien los alimentos. Olvídate de la bollería industrial, rica en grasas y colesterol, y ten cuidado con los cereales, muchas veces demasiado ricos en azúcares, sobre todo los que llevan miel, chocolate o caramelo. Opta por los naturales no azucarados. El muesli, aunque también suele llevar azúcares, tiene la ventaja de contener frutos secos, que aportan más potasio, magnesio, fósforo y calcio.”

Igual que las otras comidas, el desayuno debe aportar fibra y glúcidos, preferiblemente de digestión lenta, proteínas y lípidos, vitaminas y minerales. Por ejemplo:

– fibra y glúcidos: pan de horno o integral (puedes echarle un chorrito de aceite de oliva), o cereales

– proteínas y lípidos: queso bajo en grasa, jamón de pavo (apenas tiene calorías), jamón York o un huevo cocido si tienes mucho desgaste físico

– productos lácteos: leche o yogures (imprescindibles para asegurarte la cantidad diaria de calcio que necesitas). Si estás a dieta, tómalos desnatados; si tienes intolerancia a la lactosa, prueba la leche de soja

– vitaminas y minerales: una pieza de fruta o un zumo recién exprimido (olvídate de los envasados, tienen una gran cantidad de azúcares añadidos)

Recuerda: “Tu organismo necesita diariamente una cantidad de nutrientes que, si te saltas el desayuno, será difícil que obtenga. Además, si no desayunas, seguramente comerás en exceso por la noche, justo cuando el metabolismo se ralentiza, corriendo el riesgo de acumular las temidas calorías que quieres evitar”, asegura Loles.

Desayunos de cine

Te hemos preparado cinco desayunos con la ayuda de Loles Vives, deliciosos, sanos y aptos para cualquier persona que siga una dieta equilibrada y no tenga problemas de sobrepeso. Hay uno ligth para quien esté a dieta y otro más alto en calorías para las deportistas o personas con un gran desgaste físico. Nuestra sugerencia es que los pruebes todos…

Para gourmets:

– 1 pieza de fruta o un zumo recién exprimido
– 1 rebanada de pan de horno con tomate, aceite de oliva y jamón ibérico
– 1 yogur natural
– café solo o con leche, té solo o con leche, o una infusión

Ligth (sólo 125 calorías):

– 1 kiwi o zumo de pomelo o naranja recién exprimido
– 2 tostadas integrales con queso de Burgos y un poquito de miel o mermelada (puedes añadir al pan aceite de oliva)
– 1 té con leche desnatada o 1 yogur desnatado

Para deportistas:

– 1 pieza de fruta o un zumo recién exprimido
– 1 yogur natural con cereales (muesli, kreespes, etc.) con una cucharada de miel
– café solo o con leche, té solo o con leche, o una infusión

Antioxidante/ Antienvejecimiento:

– 1 zumo de zanahoria licuada
– 1 yogur natural con una cucharada de germen de trigo (en herbolarios o farmacias)
– medio tomate con aceite de oliva y atún con una tostada de pan integral
– té rojo o verde acompañado de 10 avellanas

Desayuno tropical:

– 1 bol con un yogur natural desnatado mezclado con trocitos de fresa, plátano, mango, piña, papaya… (puedes endulzar el yogur con sacarina líquida)
– 1 té de sabores (fresa, melocotón, fruta de la pasión)
– 1 aguacate troceado y aliñado con una cucharadita de aceite de oliva sobre una tostada de pan integral

Un capricho… si el chocolate te pierde o te levantas un poco decaída o mimosa, el mejor momento para caer en la tentación es el desayuno. Pero con cabeza: un par de onzas de chocolate negro aportan muy pocas calorías. Mientras que un croissant o un bollo industrial es una bomba de calorías, grasas y azúcar.


Croque monsieur

Arepas a la plancha rellenas con queso de mano y mojito de cilantro

Huevos al plato con jamón y queso

Torticas de arroz

Papas rellenas con huevo y tocino