¡Dios mío, si me asaltan con pistola, ¿qué hago?: Mirá los consejos de los expertos

Para nadie es un secreto que vivir en Venezuela ha sido una tarea difícil, la delincuencia se ha vuelto el miedo de todo aquel ciudadano que se encuentra en la calle. El presenciar un acto de un asalto es preocupante e incómodo, es por eso, que en el caso de ser objeto de un robo a mano armada, es preciso estar preparados para esa situación.

Mantener la calma: Por difícil que parezca, es preciso conservar la calma y muy importante es, asimismo, sensibilizar a las personas que nos acompañen, de que en caso de sufrir un asalto, mantengamos la tranquilidad. Es preciso hacer sentir al delincuente que tiene el control de la situación y no gritar o alterarse, debido a que de lo contrario puede sentirse retado, con el ánimo de tomar el control total de la situación, y hacernos daño.

Bajar la mirada: A los delincuentes no les gusta que los miremos a la cara, pues los estamos identificando, por tanto, es importante bajar la mirada y obedecer. No vamos a someternos cobardemente ante él, vamos a acatar órdenes. Mantenga las manos en una posición en la que el delincuente las pueda observar en todo momento.

Escuchar al ladrón: Resulta fundamental el prestar atención y oír atentamente lo que nos pide. En muchas ocasiones solo quieren la cartera, el reloj y el teléfono móvil.

Hablarles y estar atentos a cualquier movimiento: Es importante comunicarle de manera verbal que vamos a acceder a sus demandas: “Vamos a acabar rápido con esto, no vamos a tener ningún problema, te voy a entregar todo, no me hagas nada”. Asimismo, debemos advertirles respecto a cualquier movimiento que vayamos a hacer. Es preciso considerar la posibilidad de que los delincuentes se encuentren bajo los efectos de alguna droga y un movimiento rápido o aspaviento pueden hacerles pensar que sacaremos un arma para defendernos o lo intentaremos agredir. En este sentido y en caso de robo de vehículo con violencia, es importante indicarle al delincuente que nos vamos a bajar del automóvil para entregárselo y que nos vamos a quitar el cinturón de seguridad; proceder a la maniobra de forma lenta y descender del vehículo. Si la situación comienza a complicarse y violentarse por alguna razón, finja un desmayo o un ataque epiléptico o una convulsión, ello le permitirá que el delincuente, ante una acción no agresiva pero sí comprometedora para él, opte por huir de la escena.

Observar detalles: De manera discreta hay que recordar y fijarse en los rasgos de los delincuentes; la forma en la que hablaban, -norteño, costeño, entre otros-, si se comunicaban entre ellos y si lo hacían con algún apodo. Distinguir lunares, cicatrices, tatuajes, uso de algún ‘piercing’ o arete, observar sus zapatos y cinturón, pues son cosas que difícilmente se cambian los ladrones y este tipo de detalles conforman valiosa información para la policía al momento de denunciarlos y proceder a su persecución y captura

Debemos saber que cada situación es distinta, y es por ello, que debemos ser inteligentes ante un acto delictivo, tomando  en cuenta lo importante que es la vida, realizando así estas recomendaciones.

Con información de NoticiaAldia / GP

En :Última Hora

Alerta!! Francia sacrificará 600 mil patos por epidemia de gripe aviar

Dosis letales: ¿cuánto café, cerveza, sal o agua hacen falta para matar a una persona?

Arrestan a menor por planear atentado en París

Alerta roja en China por el fuerte oleaje provocado por súper tifón Meranti

Retroceso al Siglo XVIII:Malaria alcanza cifra histórica con 105.757 casos en 2015