Disfunciones sexuales en la pareja,causas principales de consulta


disfuncion

Cuando dos personas deciden empezar una relación, pasan por un periodo de enamoramiento en donde prevalecen expectativas fantásticas e idealizadas de la futura convivencia. Los enamorados viven como en burbuja de ensoñación, todo es hermoso, perfecto y maravilloso. Pero, desgraciadamente la pareja “IDEAL” no existe, ya que pertenece al ámbito de las “ideas” y no de las realidades. Cuando la realidad de la convivencia en pareja se encarga de desmoronar ese concepto de pareja “ideal”, nos vemos obligados a enfrentar lo que en realidad significa vivir en pareja.

Es decir aprender a convivir positivamente con las diferencias y los conflictos, no hemos de extrañarnos de esta afirmación, cualquier pareja con algo de tiempo juntos saben que el conflicto es inherente a la relación, el problema no son los conflicto, es aprender a solucionarlos equilibrada y armónicamente, al menos hasta donde nos sea posible. Para convivir en armonía en el mundo real se hace necesario aprender a hilar fino y a manejar muchos matices para poder afrontar positivamente los múltiples conflictos que pueblan la vida cotidiana. Algunas veces estos “hilos” se harán nudos y convendrá armarse de paciencia para desenredarlos. Entonces, lo mejor es asumir con “normalidad” las tensiones y los conflictos que forman parte de la vida en común, y con una “buena” actitud hacer frente a estos conflictos.

Los conflictos son recurrentes

Casi todas las parejas tienen uno o más temas conflictivos importantes, y que son recurrentes. Son esos temas, que uno sabe de antemano que al hablarlos uno de adentra en una “campo de minas”. Algunos de los más frecuentes temas conflictivos para las parejas son: la relación con las respectivas familias de origen; la educación de los hijos;  la distribución de las tareas domésticas y el uso del espacio y el tiempo (es decir orden / desorden y ocio);  el manejo de la economía; la infidelidad; los celos patológicos; los problemas de comunicación; la grave problemática de la violencia doméstica;  la distribución de la jerarquía, es decir quién manda  y por supuesto, la sexualidad.

En una serie de entregas, iremos abordando los problemas más comunes de la pareja de hoy. Iniciamos con el tema de la sexualidad, consultando a la doctora Ingrid Acosta, médica sexóloga y psicóloga, quien conforme el equipo de la Unidad de Urología y Sexología de la Clínica Sucre. Para conocer  los motivos más frecuentes en su consulta de pareja.

La especialista  aclara aspectos principales de los pacientes que ameritan su consulta, sobre todo  a nivel de terapia de parejas.  Tanto hombres como mujeres si acuden al terapista, pero no en pareja. Explica Acosta que siempre llega a la primera consulta un solo miembro, que luego del primer contacto, decide llevar a la otra persona. En general,  es el hombre quien acude para consultar, principalmente, por problemas de eyaculación rápida (precoz).

La sexualidad de consulta

Acosta señala que los hombres vienen a consulta porque ya tienen problemas con la pareja, y la principal causa  es la eyaculación rápida o precoz (E R). El afectado sólo se da cuenta cuando tiene una extra pareja, pues es ella quien por lo general exige  mejor desempeño, no la esposa. Esta  quizá tenga respuesta  sexual  rápida y no le importa o no percibe la situación como un problema. En estos casos particulares, el hombre busca ayuda cuando ambos frentes le  reclaman su precario desempeño sexual.

La sexóloga explica que se dan situaciones tan complejas como que el eyaculador rápido se encuentra bajo amenaza de ambos frentes. La esposa, que ya ha encontrado una  extra pareja y amenaza con dejarlo, mientras tanto la otra pareja del hombre también percibe su conducta disfuncional. Es allí cuando este paciente toma conciencia que tiene un problema que amerita atención médica.

En la consulta de pareja, el paciente es examinado siguiendo su historia sexual, que abarca desde su infancia, adolescencia incluyendo su primera masturbación y su desempeño actual, lo cual nos lleva a diagnosticar una disfunción orgánica o cognitiva emocional. En este último caso, se indica terapia de control mental,  técnicas de Kegel y relajación muscular. En situaciones de disfunción orgánica, se trabaja en conjunto con el urólogo, de manera de someter al paciente a terapia psicológica, así como tratamiento médico tradicional.

Otros motivos importantes de la consulta de sexología son las disfunciones  orgánicas: la eréctil, al igual que la eyaculación rápida en los caballeros que vienen a terapia. Se dan casos de hombres jóvenes entre 30 a 46 años que padecen de disfunción eréctil, y que al evaluar su historia personal vienen dadas más por problemas emocionales que orgánicos, que pueden ser  errores de concentración, mal aprendizaje de la sexualidad, entre otros.

Por ello la Unidad de Urología de la Clínica Sucre amplia su nivel de atención con la consulta de la sexóloga y terapista, Ingrid Acosta, para tratar esos problemas en forma integral. Hay casos en que el hombre, mayor de 46 años, viene angustiado por un problema de disfunción eréctil (DE), y una vez evaluado se encuentran problemas orgánicos, como diabetes, varicocele, problemas de próstata que conducen al paciente a una DE que si requiere tratamiento del urólogo.

Respecto a los problemas mas consultados por las damas que vienen a consulta de pareja, están la anorgasmia (ausencia de orgasmos) y vaginismo o dispareunia, (dolor en el momento de la penetración), lo cual indispone a las mujer, quien evade el encuentro sexual y llega a sufrir de una reducción importante en su deseo sexual. En ambos casos, se procede de igual manera, buscando las razones de esas disfunciones y se le indican terapias diversas.

Yadira Luque

Clinica Sucre

www.clinicasucre.com.ve




Categoria(s) del contenido: Salud y Vida Sana


Comparte en tus redes sociales:

Síguenos en nuestras redes sociales:


Te recomendamos leer los siguientes contenidos relacionados:

Sigue leyendo los temas más populares: