COLLARES Y PULSERAS AL MAYOR

El “bajo crecimiento” es la característica de la economía venezolana actual


22   A juicio del economista José Guerra, la economía venezolana está caracterizada por el bajo crecimiento actual. Esto se debe a que se han desaprovechado las oportunidades que han brindado los altos precios del petróleo.

Durante la conferencia “Economía venezolana: pasado, presente y futuro”, de la Universidad Metropolitana, Guerra afirmó que el país debe volcarse al mercado internacional. A diferencia de los países latinoamericanos, que han tenido un “despertar” con índices de crecimiento entre 7% y 9% -sin la capacidad de producción petrolera nacional-, Venezuela no ha sabido apoyarse en los precios favorables de los bienes primarios.

“Y los Ministros se alegran por un crecimiento de 0%” en 2010, cuestiona sorprendido el ex directivo del Banco Central de Venezuela (BCV).

Describe que Venezuela tuvo un crecimiento aceptable entre 2004 y 2008. Sin embargo, esto debe examinarse de cerca pues se venía de la caída de 2002, por lo que solo hubo recuperación de la economía y el verdadero crecimiento no ocurrió sino hasta 2007. “Pero bastó que los precios resbalaran un poquito para volver a caer“, apuntó.

Señala además un hecho importante y que coincide con la caída de los precios petroleros: las estatizaciones masivas que comenzaron en 2007.

El problema que observa con estas estatizaciones de empresas es que “el Estado sacrificó de manera apreciable un cúmulo de inversiones” y en vez de crear nuevos activos solo promovió un “cambio de manos”, es decir, la estatizar empresas como Cantv, Sidor, Lácteos Los Andes, entre otras, no se invirtió para mejorar las distintas industrias “sino que tomó los activos existentes” y aún no termina de pagar.

En consecuencia, ahora la economía “comienza a fatigarse” pues necesita la “gasolina” (inversión) para su motor. Adicionalmente, en vez de invertir en Venezuela, el Gobierno gasta en industrias de países como Colombia, Ecuador y otros.

Además de esto, la inseguridad jurídica actual aleja la inversión. A tal situación se suma una alta tasa de inflación, que el Gobierno no ha podido controlar, y que el control cambiario está limitando la industria.

“Ningún país se ha desarrollado sin la fase industrial”, advierte, pues esta fase es la que permite la construcción y creación de productos exportables. Señala que si no se apoya a industria nunca habrá desarrollo.

Lo que se debe hacer

Guerra modificó sus expectativas de crecimiento para este 2011. Aunque era más optimista en un principio, señala que al sectores claves que impedirán un mejor crecimiento. Explica que “la construcción está muy golpeada”, y la manufactura y el comercio están efectados por los controles de precio y de acceso a las divisas.

Asegura que no se va a llegar a hiperinflación, pero “una tasa de 25-30% es letal para la economía”.

Para mejorar la situación actual, Guerra considera que el Estado debe conservar la titularidad del petróleo pero abrir espacio para la inversión tanto extranjera como al capital local, eso sí, a empresas con verdadera capacidad financiera.

A su juicio, Pdvsa “está destrozada” y solo se mantiene porque el precio del barril del petróleo ronda los 100 dólares y producir cada barril cuesta US$10. “Solo por esa brecha”, enfatiza.

En cuanto a la política macroeconómica, el economista propone reconstruir el BCV para estabilizar los precios y la inflación, así como redefinir las reglas fiscales del país.

Propone además “unificar los presupuestos” y cuestiona que haya un presupuesto ordinario del Gobierno central, luego otro presupuesto de Pdvsa y, después, una serie de fondos distintos por lo que, al final, no se sabe cómo está gastando los recursos el Estado. También sugiere evitar el financiamiento del gasto público por el Banco Central.

Sotiene que el control de cambio no se puede eliminar. “Si se quita el control cambiaro, en el BCV no queda ni un dólar porque no hay confianza”, advierte.

Aún así, dice que hay que flexibilizarlo y mejorarlo, comenzando por devaluar la moneda y establecer un tipo de cambio “de flotación” con el fin de quitar la presión a los precios.



En :Economía

Temas relacionados:


¿Qué se espera de la economía venezolana en 2016?; por Luis Vicente León

El fantasma de la hiperinflación merodea la economía Venezolana

Sicad II permitirá a personas jurídicas o naturales comercializar dólares entre sí

Gobierno busca créditos por 6 mil millones de dólares con entidades de EEUU y China

El Nacional: retrasos en divisas y alza de insumos generan escasez