El Adiestramiento de tu Perro

Enseñarle a tu mascota a encontrar su espacio no significa colocar a tu perro o cachorro en una perrera. No se sentirá cruel si sigues los consejos que te sugerimos más a continuación. Los perros se sienten seguros en espacios pequeños y cerrados como una jaula. Las jaulas de los perros pueden transformarse en excelentes corrales. Ese es un lugar seguro para los momentos en que no estés en tu casa o no lo puedas vigilar.
Observa a tu propio perro en la casa. ¿Dónde lo encuentras durmiendo su siesta en su sueño más profundo? Debajo de la mesa, del escritorio o de la silla? Sí, en algún lugar alejado del movimiento de la casa donde tenga un techo y un poco de privacidad. Un corral brinda seguridad, y un lugar que le pertenece donde puede ir cuando quiera estar sólo.

Existen básicamente sólo unos pocos pasos en el «Adiestramiento en el corral» y son los que se describen a continuación:

I. Elige un corral del mismo tamaño que el de tu cachorro/perro adulto. Debería tener lugar sólo para pararse, darse vuelta y acostarse. El corral debería utilizarse para dormir o como un lugar seguro en los momentos que no puedes estar con él. Si le ofreces un corral muy grande a un perro pequeño, eliminará sus deshechos en un lugar y dormirá en el otro, y de esta manera desvirtuará el fin del corral (al perro no le gusta eliminar sus deshechos donde come o duerme). Si tienes un cachorro de 60-70 Kg., puedes comprar dos corrales de diferentes tamaños o una con un divisor que puedas mover a medida que el cachorro crezca.

II. Para que tu perro entre a su corral, utiliza una orden de una sola palabra, por ejemplo «al corral»; arroja adentro del corral trocitos de snacks; cuando el perro adulto/cachorro entre, felicítalo y cierra el corral.

Aumenta el tiempo en que pasa dentro del corral antes que se eche atrás. Recuerda, tu perro necesita tiempo para jugar y evacuar. Mantén un horario regular de paseos al aire libre para que no quede encerrado demasiado tiempo.

III. Como guía general, tu cachorro puede permanecer en su corral muy cómodamente durante las horas según el siguiente cálculo: la cantidad de meses de edad más un mes (un cachorro de dos meses + 1 mes = 3 horas en el corral).

Siempre saca a pasear a tu cachorro o perro adulto dentro de la misma área del jardín para eliminar sus deshechos con la correa y luego felicítalo cuando finalice su tarea. Esto ayudará a que entienda que es y no olvides jugar con él y ejercitarlo. Necesita este tipo de estímulo para su bienestar mental y físico.

Recuerda, tu perro o cachorro es un animal de trabajo por naturaleza y estará buscando que lo dirijas. Tu trabajo como dueño responsable de una mascota es dirigirlo para que ambos puedan disfrutar uno del otro como verdaderos compañeros.

Fuente PURINA

En :Mascotas

¿Por qué mi gato me ignora cuando lo llamo?

En el Día Mundial de los Animales, las Mascotas venezolanas sufren abandono y hambre

Misión Nevado efectuará este miércoles jornadas de salud

¿Tienes un perro de mascota y te dejas lamer la cara? Te sorprenderás saber a todo lo que te expones!!

Tips para el cuidado de tu mascota