COLLARES Y PULSERAS AL MAYOR

El “bachaqueo” se seca en La Raya


La intensificación de las alcabalas, producto de la tensión que se mantiene en los estados fronterizos ante el impasse diplomático entre el gobierno de Nicolás Maduro y Juan Manuel Santos, mengua la productividad del comercio ilegal más popular en Venezuela, el «bachaqueo».

Café, margarina, harina precocida, pasta, salsa de tomate y leche, productos hechos en Venezuela y cuyo precio está regulado por el Gobierno, en una semana se dejaron de conseguir en La Raya, pequeño asentamiento comercial ubicado al pasar la frontera por el punto de control de Paraguachón, al norte del estado Zulia.

Las mesas de los «bachaqueros» ya no lucen tan atractivas, sin los productos que escasean en el país. Así lo testifica a La Verdad Mariela Palmar, mujer dedicada al «bachaqueo» de artículos de primera necesidad y alimentos. “La cosa esta dura en el río Limón, nos están quitando todo, esta semana no hemos podido traer mercancía”.

Según Palmar, la disminución de la oferta de productos incrementa los precios. “Lo que queda por ahí para vender es jabón el polvo, desodorantes y cereal de niños, porque esa mercancía es vieja. De comida hoy (martes) me quedan dos kilos de leche pero ya no están a mil 200, ahora cuestan mil 400 bolívares”.

La situación no solo se presenta en la línea limítrofe, el diario el Heraldo de Colombia publicó ayer que la misma situación se vive en otros poblados del departamento de La Guajira colombiana.

Gasolina, negocio rey

Se dificulta el contrabando de extracción de alimentos, pero ni la OLP, ni la proliferación de puntos de control, 11 en total desde Puerto Caballo hasta Paraguachón; hacen mella en el contrabando de combustible.

En tres días, el «punto» incrementó su precio. Ayer cada recipiente de 25 litros de combustible era comercializado en Paraguaipoa en mil 300 bolívares. Es decir, los dueños de las caletas pagan por cada “pimpina” 100 bolívares más que el fin de semana pasado.

La incorporación de niños y jóvenes en el mercado negro de la gasolina queda en evidencia al ras de la carretera Troncal del Caribe. A ellos les corresponde el eslabón más bajo de la cadena. Venden combustible a los vehículos sin ningún control de seguridad. Solo una corta manguera y un embudo improvisado con botellas plásticas les son suficiente.

“Los que están en la carretera lo que hacen es vender unos pocos litros de gasolina a los carros que van de regreso a Maracaibo con el tanque vacío, para que no se queden varados a mitad de camino”, relató entre dientes la comensal de un pequeño restaurante de camino desde donde se observaban los muchachos en plena faena.

Trochas a diestra y siniestra

La pronunciada sequía que se vive en la Guajira también juega a favor de estos grupos delictivos. Una fuente militar reveló a La Verdad que solo desde el caserío de Guarero, donde esta ubicada la aduana subalterna del Seniat, hasta Paraguachón -alrededor de ocho kilómetros de distancia-, la Guardia Nacional Bolivariana ha identificado 17 trochas por donde se fuga el combustible y los alimentos subsidiados por el Estado venezolano.

“Hacemos esfuerzos para combatir el contrabando, incluso podríamos cerrar las 17 trochas, pero por la sequía en estas tierras abrirían una nueva trocha en un día”, confesó el uniformado.

Productos venezolanos en Colombia:

Leche en polvo (kilo): Bs. 1.400

Café (1/2 kilo): Bs. 700

Margarina (400 gr.): Bs. 400

Harina pre cocida (Kilo): Bs. 500

Desodorante de dama: Bs. 1000

Agua mineral (350 ml): Bs. 100



En :Noticias Internacionales,Última Hora

Temas relacionados:


¿Quién los deja pasar? Bachaquean hacia Colombia desde Pitillos hasta Mondongo congelado

Buhoneros reciclan envases de desodorante y los recargan con suavizante y crema para revenderlos como originales

A la vista de todos! Contrabando de gasolina se multiplica al norte de Maracaibo

SAL Y PIMIENTA|El enredo de Arias Cárdenas con los productos colombianos

Denuncian que alimentos de los CLAP van a parar a Colombia