El Gobierno no quiere que lo miren


La MUD exige observación internacional calificada, pero el CNE solo le da el visto bueno a la UNASUR. La oposición quiere que la OEA, la UE y la ONU puedan participar en las 15 auditorías que lleva el proceso electoral.

¿Qué esconde el Gobierno nacional? Quizás esa sea la pregunta que se hacen los millones de venezolanos que no entienden por qué el Consejo Nacional Electoral (CNE) se niega a ampliar el acompañamiento internacional calificado y sus atribuciones.

Pese a que la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), conformada por 29 organizaciones políticas, exigió la presencia de la OEA, la ONU y la Unión Europea (UE) durante todo el proceso, el órgano rector se hizo de la vista gorda y solo anunció en el cronograma electoral la participación de la UNASUR.

Aníbal Sánchez, técnico electoral, explicó que Poder Electoral adoptó en 2006 la figura de acompañamiento alegando que el sistema estaba certificado. A diferencia de contiendas anteriores, cuando existía la observación electoral internacional, en 2010 quedó reglamentada, en una resolución de la Ley Orgánica de Procesos Electorales (LOPE), las funciones del acompañamiento, que no es más que «una especie de visita guiada, donde el CNE, que es el único autorizado para invitar y acreditar a estas instituciones, les prepara una agenda y les dice qué van a ver».

En el reglamento se contemplan las facultades de este acompañamiento, pero está redactado de manera muy genérica. El artículo 14 expresa que los acompañantes pueden presenciar los comicios desde el punto de vista técnico, de diseño y ejecución, pero no especifican el alcance. «Nosotros lo que estamos pidiendo es que se haga desde ahorita y que puedan participar en las 15 auditorías que lleva el proceso electoral», comentó Sánchez.

Para muchos ciudadanos quizás sea difícil comprender la diferencia entre acompañamiento y observación. Definiéndolo de manera coloquial, el primero sería simplemente un mirón, que no podría conformar una comisión técnica para avalar el proceso ni decir nada porque no está en los protocolos; el segundo tiene más libertades para moverse, para opinar y hacer reportes que pueden ser discutidos en instancias internacionales.

“Basados en el mismo artículo 14 es que nosotros hemos dicho que el acompañamiento tiene que ser calificado y que tiene que estar en todas las etapas del cronograma”, argumentó Sánchez.

Las dudas del CNE

Sería un elemento para fomentar la duda que el CNE se niegue a invitar a estos comicios a actores que en el pasado participaron en otras contiendas, como la Organización de Estados Americanos y la UE. De allí que el rector Luis Emilio Rondón formulara el pasado miércoles una petición para que aumenten la presencia de veedores. «Sin importar como se llame, acompañamiento u observación, lo fundamental es que equipos técnicos internacionales con experiencia en lo electoral, estén presentes a lo largo de todo el proceso para aumentar la credibilidad y la confianza en el árbitro y en el proceso como tal».

Vicente Bello, técnico electoral de la MUD, explicó en El Nacional algunos elementos de la observación calificada que podrían dilucidar las razones por las que el Gobierno nacional no ve con buenos ojos esta práctica que, según ellos, viola la soberanía nacional. “Estos organismos se toman un tiempo para formar un equipo de expertos de varios países con pasos detallados que debe seguir la misión; monitorean hasta los medios de comunicación del país al que van durante meses; analizan el registro electoral; mandan analistas de opinión pública y hasta expertos en leyes electorales”.

Ignacio Avalos, vocero de la ONG Observatorio Electoral, coincide en lo importante que sería la veeduría extranjera que, en el caso de Venezuela, tendría como meta “calibrar la campaña y, especialmente, la precampaña electoral, que es algo que no existe en ninguna parte del mundo, una campaña que no puede controlar el CNE porque en realidad no es una campaña”.

Aníbal Sánchez sabe también que, a medida que se acerquen los comicios del 6 de diciembre, desde la MUD tendrán que aumentar la presión en los organismos nacionales e internacionales para lograr la observación internacional calificada e ir creando consciencia en la ciudadanía sobre lo que ellos quieren: “ganar confianza en el sistema electoral y tener mayor trasparencia en el resultado, que según ellos, favorecerá a quienes adversas al presidente Nicolás Maduro”.

Las diferencias

Acompañamiento internacional:

Son invitados por el CNE, según el Art. 33 de la LOPE
Solo vendrán los días previos de las elecciones
No pueden participar en las auditorias
No pueden opinar
No puede conformar una comisión técnica
Solo van a los lugares donde los lleva el CNE
No pueden hacer informes

Observación internacional:

Esta figura no está contemplada en la LOPE
Podrían auditar los 15 pasos del proceso y estar durante varios meses en el país
Forman un equipo de expertos en el tema electoral
Pueden hacer informes que se discuten en organismo internacionales como la OEA
Tienen más libertades para moverse el día de las elecciones
Pueden asesorar a cualquiera de las dos bancadas en temas técnicos
Pueden declarar y opinar.

fuente.laverdad




Categoria(s) del contenido: Política


Comparte en tus redes sociales:

Síguenos en nuestras redes sociales:


Te recomendamos leer los siguientes contenidos relacionados:

Activados más de 200 funcionarios de la GNB para el Plan República en Miranda


Anibal Sanchez, «En que contexto los venezolanos enfrentan otro escenario electoral»


Anibal Sánchez, ¿Quienes deben ir preparando su mensaje para el 6 de Enero?


Aníbal Sánchez, “Que se conoce hasta ahora del Sistema Electoral a partir de la EC-21”


Aníbal Sánchez: “Tercer cambio en Cronograma del 6-D a nivel de Simulacro y Auditorías” Como queda:


Sigue leyendo los temas más populares:


Disclaimer: Si usted cree que el contenido que visualiza aquí es incorrecto, debería corregirse, está desactualizado o por alguna razón particular o general no debería estar publicado escriba al correo que puede ver en la sección de contacto y se le responderá diligentemente a la brevedad.