Como quemar calorías con ejercicios desde casa

El precio que los Bee Gees aun siguen pagando: Robin en coma (Vídeografía)


      El mundo anglo bajo su poder, codeándose entre halagos incesantes por los australianos, americanos y británicos, repletos de comparaciones con los Beatles e incluso, ascendiendo de puesto en puesto los Tops radiales a causa de una inocente confusión de uno de sus sencillos con la nueva producción de los escarabajos británicos, y la llamada de su manager quien les garantizó las estrellas que recopilaron en el camino, les lleno los bolsillos de verdores, las bocas de éxitos, los corazones de gruppies, y la salud de tormentos.

Degustaron la gloria entre los degustó los 60-70-80: Bee Gees 1st (1967), Horizontal (1968) e Idea (1969) fueron las bases del álbum más consistente del grupo como quinteto. Odessa, disco que a la vez acabó con la renuncia del guitarrista Vince Melouney, además temporal de Robin Gibb por diferencias artísticas y personales con su hermano Barry. Curioso es que obras maestras fueron producto de las peleas internas. ¿Cuántos grupos se han dado el lujo de rendirle tributo a Thomas Alva Edison?

La fiebre del sábado por la noche aun aquieta los pies de multitudes enteras, fascinadas por la belleza deshilachada con quiebres de devastación neta de Maurice Gibb, Vince Melouney, Colin Petersen, Geoff Bridgeford, Alan Kendall, Dennis Bryon y Blue Weaver. El primero llevaba el espíritu de la banda aunque solo se lucia en coros, fallecido a causa de un infarto fulminante, quizá la factura karmánica de una vida rebosante de alcohol y estupefacientes que gozó, algo completamente ajeno a la razón por la cual fue hospitalizado: una torsión intestinal a unos escasos 53 años.

Al parecer, se trata de un asunto de generes: Su hermano menor, Andy, que nunca formó parte de la banda pero igualmente se convirtió en un astro musical, murió en 1988 a los 30 años como consecuencia de su abuso de las drogas y el alcohol.

La misma semana que Maurice murió, el álbum solista de Robin, Magnet fue lanzado.

Inicialmente, los hermanos sobrevivientes anunciaron que intentarían seguir bajo el nombre de Bee Gees, después dijeron que era una falta de respeto para su fallecido hermano, y con el paso del tiempo, se les olvidó la cosa y lo siguieron usando.

A fines de 2004, Robin se embarcó en una gira como solista en Alemania, Rusia y Asia. Durante enero de 2005, Barry, Robin y varios artistas leyendas del rock grabaron el álbum “Grief Never Grows Old,” y diversas piezas con fines caritativos. Sin embargo, las malas lenguas afirman que ya no eran los mismos, pero la venta de discos se siguió disparando, sobre todo cuando se mudaron como estrategia mercadotécnica a Florida.

Actualmente, al morocho 38 minutos mayor que Maurice, Robin Gibb no lo salva ni el título de comandantes de la Orden del Imperio Británico (OBE) que le otorgó el príncipe Carlos, la fama le tiene sus días contados mientras continua sumergido en un fatal estado coma en una clínica de Londres, superado ya un cáncer de colon e hígado, batalla contra una neumonía letal, viéndose obligado a perderse el estreno de su clásico “Titanic Requiem” que sería lanzado esta semana. Las oraciones se abogan al unísono, pero las esperanzas son escazas, no solo por la gravedad del asunto, sino por la similitud con las cadencias que llevaron hace un par de años a su gemelo Maurice a la muerte.

wikipedia/ The Sun/ Yahoo.com/ blog.rpp.com.pe
Noticia Al Día

 

 




En:
Temas relacionados:


Muere de cáncer cantante Robin Gibb de los Bee Gees

Bee Gees cancela concierto en Brasil por dolencia de Robin Gibb





Subir