El presidente de El Salvador, Nayib Bukele autorizó usar fuerza letal para enfrentar pandillas

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, dijo este domingo 26-A que «el uso de la fuerza letal está autorizado» para los cuerpos de seguridad en defensa de sus vidas y de los ciudadanos ante el alza de los homicidios registrada desde el viernes y atribuida a las pandillas, acusadas de la mayoría de asesinatos cometidos en el país.

«El uso de la fuerza letal está autorizado para defensa propia o para la defensa de la vida de los salvadoreños», indicó el mandatario desde su cuenta de Twitter, al señalar que «las maras están aprovechando que casi la totalidad» de la «fuerza pública está controlando la pandemia» del coronavirus.

Añadió que «el Gobierno se encargará de la defensa legal de quienes sean injustamente acusados, por defender la vida de la gente honrada» e instó a la Fiscalía General de la República (FGR) a «procesar a los aliados de las pandillas» por «asociaciones terroristas» y «apología del terrorismo».

El mandatario también instruyó que los miembros de la Policía y del Ejército den prioridad a atender la escalada de homicidios en medio de la pandemia de Covid-19, lo que supone un duro golpe a la estrategia de contención con la vigilancia de los uniformados en la calle.

Según reportes de la prensa local, que el Gobierno no ha desmentido, el viernes se registraron 23 homicidios en todo el territorio y entre sábado y domingo otros 10 en la zona oriental del país.

Maras «se están aprovechando» de crisis por Covid19  

«Las maras están aprovechando que casi la totalidad de nuestra fuerza pública está controlando la pandemia. Tendremos que mover recursos para combatirlos», subrayo Bukele.

Agregó que la Policía Nacional Civil (PNC) y la Fuerza Armada «deberán priorizar el resguardo de sus vidas, de sus compañeros y de los ciudadanos honrados».

Sin entrar en detalles, llamó a la oposición política a «que se pongan del lado de la gente honrada, y a las instituciones que controlan a dejar de proteger a quienes asesinan al pueblo».

Actualmente, las autoridades de seguridad disponen de unos 23.000 policías y más de 7.000 militares para la atención de la pandemia, y se desconoce cuántos serán delegados para controlar el alza de asesinatos.

Las autoridades no han detallado si los homicidios del viernes están relacionados con purgas dentro de las estructuras criminales, intentos de ampliar el control en sus territorios o si son asesinatos de civiles que se han saltado la cuarentena por el Covid-19.

De acuerdo con informaciones de la prensa local, las principales pandillas, la Mara Salvatrucha (MS13) y Barrio 18, que poseen unos 60.000 miembros, ordenaron a los pobladores de las zonas que controlan respetar el confinamiento bajo amenazas de muerte.

En :Noticias Internacionales,Última Hora

El Salvador : Poderoso Sismo de magnitud 6.8 dispara alerta de tsunami

Nuevo gobierno salvadoreño será cercano a EEUU y alejado de Nicaragua y Venezuela

Nayib Bukele es el nuevo presidente de El Salvador