El secreto mejor guardado del 5G

La computación en el borde abre paso a nuevos servicios y oportunidades 5GFoto, Pixabay

El secreto mejor guardado del 5G.

La infraestructura necesaria para soportar el 5G va a ser enorme. Aunque las mejoras de rendimiento suenan muy bien, uno de los secretos mejor guardados sobre el 5G es el consumo de energía necesario para soportar la red.

 

La administración Trump desveló el viernes un importante avance para acelerar el despliegue de la infraestructura 5G, la próxima generación de internet. Según el nuevo plan, la Comisión Federal de Comunicaciones pondrá a disposición del país el mayor número de bandas de frecuencias inalámbricas jamás utilizadas. La FCC también propuso un fondo de 20.000 millones de dólares para ampliar la banda ancha en las zonas rurales de Estados Unidos, conectando hasta 4 millones de hogares y pequeñas empresas a Internet de alta velocidad.

 

Sin embargo, a pesar de los avances mencionados, la realidad es que el problema del 5G es el consumo de energía necesario para soportar la red. Una de las amenazas que se esconden es que el 5G también podría consumir hasta 10 veces más energía que se consume con el 4G. La infraestructura necesaria para soportar el 5G va a ser enorme, más allá de lo que la mayoría de la gente puede comprender, incluidos los especialistas del sector.

 

A diferencia de las redes 4G actuales, que se basan en la transmisión de señales a lo largo de varios kilómetros a través de grandes torres de telefonía, la 5G necesitará pequeños emplazamientos celulares cada pocos cientos de metros para transmitir sus señales de corto alcance.

 

Para tener una perspectiva, el típico proveedor de servicios inalámbricos tiene unas 70.000 macroantenas repartidas por todo Estados Unidos. Es un número muy grande, pero gracias a ellas se obtiene una cobertura casi nacional.

 

Para una red 5G totalmente construida en Dallas, por ejemplo, la ciudad necesitará un total de 10.000  antenas pequeñas. Así es, 10.000 antenas en una sola ciudad; ten en cuenta que hay más de 19.000 ciudades en Estados Unidos. Pero resulta que predecir la cantidad de energía necesaria para alimentar una red 5G es algo difícil.

 

A medida que se despliegan más antenas pequeñas sobre la infraestructura telefónica existente, el consumo total de energía de la red aumentará. Aunque el consumo de energía de una antena pequeña es menor que el de una macro convencional, se necesitan muchas más pequeñas para proporcionar una cobertura completa.

 

¿Exactamente cuántas?  Todavía no está claro, por lo que hacer predicciones sobre el consumo neto de energía del 5G sigue siendo un reto en este momento. No obstante, lo que se puede saber es que el 5G podría aumentar el consumo total de energía de la red entre un 150 y un 170 por ciento para 2026.

 

Ahora bien, no todo son malas noticias.  Algunos expertos creen que el consumo de energía debería disminuir en la infraestructura 5G con el tiempo. Al igual que los procesadores de los ordenadores se vuelven mucho más eficientes con el tiempo, los circuitos analógicos y digitales utilizados en las estaciones base serán más eficientes. La primera generación de hardware 5G consistirá en ofrecer todas las nuevas funciones.

 

En resumen, es difícil saber a quién creer en este momento, pero seamos sinceros: no sería la primera vez que los ingenieros construyen una solución para resolver un conjunto de problemas, sólo para causar otro conjunto de problemas. Por ejemplo, la minería de Bitcoin consume hoy más electricidad que la generada por todos los paneles solares del mundo juntos.

 

Hasta el momento el 4G no ha hecho disfrutar mucho. La sociedad ha podido estar conectada constantemente y a una velocidad muy diferente a la que era el 3G. Desde hace unos 10 años hasta este momento los usuarios han podido acceder a páginas desde su móvil o PC para jugar sin que hubiese pérdida de red. El mundo de los casinos es uno de los sectores más beneficiados. Una gran variedad de juegos y pagos mediante Visa, siendo seguro y cómodo. Suele ser el primer método que un usuario prueba, ya que es difícil que falle la conexión. Además, los depósitos con Visa se procesan al instante, lo que te permite jugar más rápido. Lo mismo sucede con las películas, se acabó el círculo de cargando debido a los datos de bajada. Ahora bien, el 5G está listo, y las mejoras en velocidad, cobertura y fiabilidad suenan muy bien, en principio.

 

Pero si estos avances conducen a un mayor consumo de energía, precisamente en el momento en que el mundo necesita recortar y limpiar su consumo energético, entonces quizá no merezca la pena llevar a cabo todo el proyecto.

 




Categoria(s) del contenido: Móviles,Tecnología


Comparte en tus redes sociales:

Síguenos en nuestras redes sociales:


Te recomendamos leer los siguientes contenidos relacionados:

América Central registra poco avance en 5G


¿Cómo será el desarrollo de las redes 5G?


Redes 5G privadas habilitan la transformación digital de empresas


Nuevas tecnologías innovadoras de backhaul para despliegues de 5G


5G se prepara para impulsar salud digital, “drones” y banda ancha inalámbrica


Sigue leyendo los temas más populares:


Disclaimer: Si usted cree que el contenido que visualiza aquí es incorrecto, debería corregirse, está desactualizado o por alguna razón particular o general no debería estar publicado escriba al correo que puede ver en la sección de contacto y se le responderá diligentemente a la brevedad.