COLLARES Y PULSERAS AL MAYOR

El Vaticano el gran promotor de torturas en la edad media ahora está en contra de la Eutanasia

EL VATICANO

El Vaticano el gran promotor de torturas a «herejas y brujas» en la edad media ahora está en contra de la Eutanasia.

Efectivamente, son largas y muy documentadas las torturas avaladas por el vaticano en la edad media. Tenían libros enteros con instrucciones detalladas para torturar a  homosexuales, presuntas brujas o blasfemos.

Entre los mismos destacaban algunos tan crueles como el potro (ideado para estirar los miembros de la víctima) o el castigo del agua (el cual creaba una severa sensación de ahogamiento en el reo).

El uso de multitud de instrumentos de tortura capaces de arrancar una confesión a homosexuales, presuntas brujas o blasfemos. Entre los mismos destacaban algunos tan crueles como el potro (ideado para estirar los miembros de la víctima) o el castigo del agua (el cual creaba una severa sensación de ahogamiento en el reo).

Alrededor del siglo XII, nacieron muchos grupos que entendían que no había que honrar a Dios como afirmaba la Iglesia oficial.
Estos grupos fueron los primeros protestantes, se pueden encontrar entre ellos valdenses y los cátaros, quienes se atrevían además a criticar a los líderes espirituales del momento por vivir de una forma demasiado ostentosa.

Luego el Papa Lucio III quien se reunió en concilio con otros tantos líderes religiosos para definir cómo acabar con los «herejes y blasfemos según ellos», crearon una normativa divulgada en 1184.

Ad abolendam («Sobre la abolición» o «Hacia la abolición» de la primera línea, Ad abolendam diversam haeresium pravitatem, o «Abolir diversas herejías malignas») era una decretal y una bula del Papa Lucio III, escrita en Verona y publicada el 4 de noviembre de 1184. .

Fue emitido después de que el Concilio de Verona resolviera algunas diferencias jurisdiccionales entre el Papado y Federico I, Emperador del Sacro Imperio Romano Germánico. El documento prescribe medidas para desarraigar la herejía y desató los esfuerzos que culminaron en la Cruzada contra los Albigenses y las Inquisiciones. Su objetivo principal era la abolición completa de la herejía cristiana.

Sucedió que con todo y leyes contra la herejía parece que a los inquisidores no les era nada sencillo encontrar a los herejes. Por ello, en 1252 el Papa Inocencio IV permitió oficialmente el uso de la tortura para lograr que aquellos «desviados de la religión oficial» cantasen su confesión (y lo que se terciase) a sus sacerdotes. Aquella cruel norma fue proclamada mediante la siguiente bula: «El oficial o párroco debe obtener de todos los herejes que capture una confesión mediante la tortura sin dañar su cuerpo o causar peligro de muerte, pues son ladrones y asesinos de almas y apóstatas de los sacramentos de Dios y de la fe. Deben confesar sus errores y acusar a otros herejes, así como a sus cómplices, encubridores, correligionarios y defensores».

 

Las torturas más crueles de la Inquisición (desde su creación hasta su abolición en España)
1-El potro

2-El aplasta pulgares

3-El tormento del agua

4-La pera vaginal, oral o anal

5-La garrucha

6-La cuna de Judas

7-La doncella de hierro

8-La sierra

LA EUTANASIA, EL DERECHO A MORIR SIN SUFRIR.

El Vaticano afirmó este martes que «la eutanasia es un crimen contra la vida humana», «acto intrínsecamente malo, en toda ocasión y circunstancia», y criticó a los países que la autorizan con sus leyes porque «son cómplices de este grave pecado».

«La eutanasia es un crimen contra la vida humana porque, con tal acto, el hombre elige causar directamente la muerte de un ser humano inocente», señaló la Congregación para la Doctrina de la Fe en la «Carta Samaritanus Bonus» sobre el cuidado de las personas en las fases críticas y terminales de la vida.

«Aquellos que aprueban leyes sobre la eutanasia y el suicidio asistido se hacen, por lo tanto, cómplices del grave pecado que otros llevarán a cabo. Ellos son también culpables de escándalo porque tales leyes contribuyen a deformar la conciencia, también la de los fieles», añadió.

La carta explica que las «leyes que legitiman formas de suicidio asistido y de eutanasia voluntaria de los enfermos más vulnerables» niegan «los límites éticos y jurídicos de la autodeterminación del sujeto enfermo, oscureciendo de manera preocupante el valor de la vida humana en la enfermedad, el sentido del sufrimiento y el significado del tiempo que precede a la muerte».

La Congregación para la Doctrina de la Fe destaca que «no existe el derecho al suicidio ni a la eutanasia», ni tampoco a lo que llaman «aborto preventivo», el que se practica con el feto para evitar que un niño nazca con malformaciones o muera a los pocos días por enfermedades incurables.

 

Juzgue usted amigo(a) lector(a)



En :Insólito,Última Hora

Temas relacionados:


ATROZ! En EEUU: Curas señalados de abusos «trabajan» cómo maestros y «consejeros» de víctimas de pederastia

Enjuician en Argentina a «cura» pedófilo que abusó por años de niños sordos

El Papa Francisco afirma que «el infierno no existe» y el Vaticano lo desmiente

El Vaticano pidió suspender la constituyente en Venezuela por generar «un clima de tensión» e «hipotecar el futuro»

El Papa salió del Vaticano a comprar gafas nuevas