La OMS sigue mintiendo! Para ablandar las estadísticas están aceptando como «curados» a quienes siguen infectados con Coronavirus

NEUMONIA

La OMS sigue mintiendo! Para ablandar las estadísticas están aceptando como «curados» a personas que siguen infectados. Cuando la OMS o el sistema sanitario chino dice que un paciente está curado, no es precisamente cierto.

Todo se basa en que no es lo mismo «curarse» sintomáticamente que curarse virológicamente hablando, las comillas en la primera parte significan que si usted, se infectó con corona virus y dejó de tener los síntomas en algunos días, no significa que el virus hubiese abandonado su cuerpo y mucho menos que sus secreciones puedan seguir infectando a otras personas.

¿La razón? muy simple pero peligrosa, este virus es TOTALMENTE NUEVO, pertenece a la familia de los coronavirus relacionados al SARS, pero es nuevo en casi todo su ADN.

  • No hay tratamiento específico.
  • No hay vacuna
  • No hay cura.
  • No se sabe por cuantas vías se puede transmitir.
  • Se sabe que se puede transmitir por las secreciones y que puede estar latente hasta casi 1 mes y durante ese tiempo los infectados pueden trasmitir la infección.
  • Además, el virus puede estar hasta nueve días en superficies inanimadas cómo el plástico, metal o vidrio.
  • Se puede trasmitir de madre a hijo en el parto.

Los humanos no estamos preparados para combatir este virus por lo cuál es totalmente falso que virológicamente los que la OMS acepta cómo curados, estén curados.

Para que los humanos desarrollen anticuerpos y puedan resistir al virus deben pasar un proceso biológico o aplicarse una vacuna artificial producida para ello.

Expertos han señalando que no existen estudios sobre cuanto tiempo puede seguir habitando el virus en la secreciones de los que han tildado cómo «curados» y eso es lo peor, porque si el virus en forma latente logra mutar y volverse mucho más peligroso, el recuerdo de la gripe española será algo pequeño con la pandemia que puede desatar una nueva mutación del COVID-19.

«No hay muy buenos datos sobre por cuánto tiempo (los pacientes) expulsan el virus a través de sus secreciones, una vez que están mejor clínicamente», explica Ribner.

«Y si este virus se comporta como los demás coronavirus», añade, es muy posible que «gente que se siente perfectamente bien pueda aún tener el virus en las secreciones de su nariz o en la saliva muchos días después de haber mejorado».

Cifras

En términos del covid-19, cuando se menciona el número de personas que se han recuperado, se trata de la cantidad de personas que ya no tienen síntomas, sostiene Ribner. Es decir, se habla de cura o recuperación clínica.

El experto sospecha que en la mayoría de los pacientes en China los médicos no verifican si aún tienen el virus, una vez que se sienten mejor.

 

«Con entre 60.000 y 70.000 individuos infectados, me sorprendería mucho que monitoreen sus secreciones una vez que están mejor clínicamente para ver si desapareció el virus, porque logísticamente no pueden hacer tantas pruebas».

Lauren Sauer, profesora de medicina de emergencia de la Universidad de John Hopkins, en Maryland, EE.UU., explica que, «en líneas generales, si a un paciente le han hecho una prueba (para confirmar el virus), el criterio para determinar que está curado es que tenga una reducción de los síntomas, seguido de una prueba».

Después de que se hace una prueba con resultado negativo, se establece que la persona está curada con «otra prueba 12 o 24 horas después que continúe mostrando un resultado negativo, para reducir la posibilidad de un falso negativo».

En el caso de China, como ahora se incluye entre los infectados a personas con síntomas que no se han hecho necesariamente una prueba que diera resultado positivo, «el criterio para dar el alta incluye no tener fiebre por al menos tres días —un período considerado largo—, una reducción significativa de los síntomas respiratorios, y una mejora en las anormalidades radiológicas detectadas en las tomografías de pecho», dice Sauer.

Algo importante de destacar, acota la experta, es que «hay una diferencia entre ser dado de alta y estar curado».

«Puede que alguien que se sienta mejor pero a quien no le hayan hecho una prueba con resultado negativo sea enviado a su casa para que permanezca en cuarentena, dado que necesitan el espacio en el hospital».

Aunque desaparezcan los síntomas, el virus puede permanecer por un tiempo aún no determinado en el cuerpo.  

«Estar curado, en cambio, es que has hecho el test con resultado negativo».

Esto, añade, explica la diferencia numérica entre la cifra de casos registrados (cerca de 72.000) y el número de casos de personas recuperadas (alrededor de 11.000).

Si descontamos las víctimas, hay cerca de 60.000 que no tienen un estatus.

«Eso me hace pensar que esa gente está esperando la prueba de ácido nucleico para saber si está curada o no», dice Sauer.

Por esta razón cree que las personas catalogadas como recuperadas están curadas del virus.

Ribner enfatiza que otro dato importante a tener en cuenta es la presencia del virus en las secreciones más que en la sangre.

«Si el virus está en la sangre, al menos no va a infectar a otra persona, porque uno no está expuesto a la sangre del otro. Pero si está en las secreciones respiratorias de la nariz y la boca, eso es lo que se comparte con otra gente».

Inmunidad

Una pregunta que muchos se hacen es si una vez que un individuo contrae el covid-19 queda protegido de esta enfermedad en el futuro.

«Si es similar a otros coronavirus como el SARS (Síndrome respiratorio agudo grave, por sus siglas en inglés) o el MERS (Síndrome respiratorio de Medio Oriente), la persona que se infecta probablemente no se volverá a enfermar», señala Ribner.

Sin embargo, añade, no sabemos por cuánto tiempo durará esta inmunidad.

 

«Para algunas de estas infecciones solo puede ser un año o dos, pero para otras, como el sarampión, una vez que la tienes ya no la vuelves a tener».

El covid-19 «es un virus tan nuevo que aún no disponemos de esta clase de información».

Por otro lado, añade Sauer, también es posible que si «el virus sufrió mutaciones significativas y el cuerpo (de una persona que fue infectada en el pasado) lo entiende como algo diferente, puede potencialmente, contagiarse de nuevo».

Tratamiento

Cabe aclarar que hasta la fecha no hay un tratamiento disponible para curar a las personas infectadas.

Por esta razón, el tratamiento de la enfermedad se limita a lo básico: se trata de mantener el cuerpo del paciente en funcionamiento, lo que puede incluir ayuda para respirar hasta que su sistema inmunitario pueda combatir el virus.

Una combinación de dos medicamentos, lopinavir y ritonavir, tuvo éxito durante la epidemia de SARS y se está probando en China en este brote.

Entretanto, se está trabajando a ritmo acelerado para crear una vacuna y se espera que los primeros ensayos en humanos puedan comenzar hacia finales de año.

Lo mejor que podemos hacer es, en primera instancia, evitar el contagio.

Para ello, la Organización Mundial de la Salud recomienda (por no tener ni cura ni tratamiento).

  • Lavarse las manos con frecuencia con agua y jabón o con soluciones que contengan más del 60% de alcohol (si no tenemos agua y jabón a mano)
  • Taparnos la boca cuando tosemos o estornudamos con un pañuelo descartable o con el codo (y luego de hacerlo lavarnos las manos)
  • Mantener una distancia de al menos un metro de las personas que tosen, estornudan y tienen fiebre.
  • Evitar tocarnos la boca, la nariz y los ojos con las manos.
En :Salud y Vida Sana,Última Hora

Antonio Banderas da positivo a Covid-19

Putín revela que la Vacuna Rusa para el COVID-19 está lista

Expertos confirman que usar mascarillas es necesario para vencer el COVID-19

Estadísticas por País del Coronavirus COVID-19, Casos y Tasa de Mortalidad, Actualizado

Palacio de Eventos de Maracaibo con capacidad para albergar 250 casos de COVID-19, FOTOS