Como quemar calorías con ejercicios desde casa

Están inoperativas las vías alternas de Gran Caracas


   Si un movimiento telúrico afectara viaductos de las autopistas Petare-Guarenas y Caracas-La Guaira y agudizara los hundimientos de la Regional del Centro, Caracas quedaría prácticamente aislada porque sus vías alternas están inoperativas.

Tal reflexión la hace el ingeniero Adolfo Miquelena, quien ha realizado en los últimos cinco meses una evaluación de las condiciones de carreteras nacionales Petare-Guarenas, Caracas-La Guaira, La Mariposa- Los Teques, que una vez funcionaron como vías alternas de autopistas y «ahora se han convertido en calles de barrios».

Explica el experto que estas carreteras nacionales por ley tienen una franja protectora desde el eje de la vía al margen de la quebrada o del talud de 10 metros que actualmente están invadidas como son los casos de la Petare-Guarenas, Caracas-La Guaira y la carretera de Los Teques. «Esto es uno de los graves problemas que presentan pues las construcciones ilegales no tienen sistema de canalización de aguas servidas, por lo que estas corren libremente y son el principal enemigo del pavimento».

Argumentó que esta situación, unida a la falta de mantenimiento de las vías alternas no solo de este Gobierno sino de otros, han generado que las carreteras se hallen en pésimas condiciones e imposibilitadas de soportar un flujo vehicular como el que actualmente circula por las autopistas.

Obras sin concluir

Entre marzo y mayo de este año el Gobierno anunció inversión de 134 millones 675 mil bolívares para la rehabilitación de la carretera Caracas-la Guaira y 20 millones 958.800 bolívares para la Petare-Guarenas. Sin embargo, a la fecha en ambos casos las obras están retrasadas, denuncian los vecinos.

En la Petare-Guarenas, sector El Milagro, el paso se mantiene cerrado desde el 14 de mayo cuando se desprendió parte del talud, a pesar de que prometieron en esa oportunidad agilizar los trabajos de despejar la vía. «Las obras van muy lentas y no vamos a permitir que abran el paso hasta que terminen», afirmó Maira Briceño, vecina del sector . En esta misma vía persiste la restricción en Ochoa, donde hubo un deslizamiento en mayo del 2009.

En la Caracas-La Guaira ofrecieron 39 obras , entre ellas pantallas atirantadas, estabilizaciones, fallas de borde y estabilización de taludes. A la fecha solo han culminado dos pantallas de las 20 que anunciaron en marzo. De las 13 obras de estabilización solo iniciaron una en primero kilómetros y falta por concluir reparación de las cinco fallas de borde.

Deficiencias hacia Occidente

Muy lentamente avanzan los trabajos de rehabilitación en la carretera Los Teques-Las Adjuntas, ordenados por el vicepresidente Elías Jaua tras un gabinete vecinal en mayo. Apenas el asfaltado abarca la salida desde la capital mirandina. El resto del recorrido sigue signado por hundimientos, zanjas en las orillas que esperan la culminación las obras que Hidrocapital realiza para llevar el agua potable a todas las comunidades aledañas.

Denuncian los vecinos que en la vía aún no se han visto reflejados los Bs 17 millones que el Ejecutivo Nacional destinó para rehabilitación integral.

Y ha sido irregular la intervención de alcaldías de Libertador y Guaicaipuro para mantener en condiciones óptimas la vía La Mariposa-Potrerito. Asimismo se hallan en muy malas condiciones la carretera San Diego-San José-Valles del Tuy y el corredor a Hoyo de la Puerta, que también operaban como vías alternas.




En: Noticias Nacionales
Temas relacionados:









Subir