Por qué este 31 de diciembre deberás esperar un segundo más para recibir el nuevo año

El 2016 durará un poco más que los otros años. Un segundo más, para ser precisos. Los astrónomos han determinado que es necesario agregarlo a los 31.536.000 segundos que tiene un año regular (no bisiesto), para compensar los desajustes que genera el movimiento de la Tierra sobre sí misma. En vez de los 86.400 segundos de un día cualquiera, el 31 de diciembre tendrá 86.401.

este fin de año deberás empezar a contar… 11 segundos antes de la campanada que anuncia la llegada del nuevo año, en lugar de 10 como marca la tradición.

Y esto es porque el 2016 durará un poco más que los otros años. Un segundo más, para ser precisos.

Los astrónomos han determinado que es necesario agregarlo a los 31.536.000 segundos que tiene un año regular (no bisiesto), para compensar los desajustes que genera el movimiento de la Tierra sobre sí misma.

En vez de los 86.400 segundos de un día cualquiera, el 31 de diciembre tendrá 86.401.

Asimismo, los científicos señalan que los días en la Tierra se han ido ralentizando a lo largo de los siglos por influencia de la Luna en la rotación terrestre, lo que también requiere de un ajuste.

a solución al error la introdujo el Laboratorio Nacional de Física (NPL, en inglés), ubicado en Reino Unido, mediante lo que llaman leap second -segundo intercalar o adicional, también llamado bisiesto porque cumple la misma función que el 29 de febrero agregado al calendario cada cuatro años.

Y se incorporará exactamente a las 23.59:59 UTC del último día del año, demorando así un segundo la llegada del 2017.

Normalmente, los ajustes se realizan cuando el observatorio que se ocupa de monitorear la rotación de la Tierra (conocido como IERS y ubicado en París) nota una variación y solicita al NPL, por lo general con seis meses de anticipación, que se agregue una unidad de tiempo.

Aunque parezca un cambio imperceptible, el segundo intercalar representa una pesadilla para algunos sistemas – como los financieros, las redes de comunicación, los sistemas de posicionamiento satelital (GPS) o de coordinación de frecuencias televisivas, por nombrar algunos-, que deben ser reprogramados para evitar errores.

 

En :Tecnología

Cena del 31 de diciembre en pico e´zamuro..