COLLARES Y PULSERAS AL MAYOR

El FMI vaticina la inflación en Venezuela en un 2.200% para el año 2017


El más reciente informe de Econométrica, basado en datos obtenidos del Fondo Monetario Internacional (FMI), advierte que para el año 2016 la contracción del PIB estará en el orden de -8% y para el año 2017 será de un  -4,5%. De darse este escenario, la pérdida para Venezuela sería tres veces superior a la crisis  sufrida a principios de siglo en Argentina.

En el mencionado informe del Fondo Monetario Internacional, el mismo detalla con relación al crecimiento de la región: “En su actualización de enero el FMI apuntaba a un decrecimiento de la economía regional de -0,3% para 2016 y un modesto repunte en 2017 con un crecimiento de 1,6%. Ambas cifras habían sido revisadas a la baja respecto a las proyecciones de octubre de 2015. En la actualización de las proyecciones de abril, el FMI nuevamente disminuye el desempeño de la economía latinoamericana y caribeña a una contracción de -0,5% en 2016 y rebaja en una décima su proyección de 2017 a 1,5%.

Con relación a la inflación en la región, a pesar de que el FMI estima que aunque en la mayoría  de las economías emergentes se han presentado crecidas en los niveles de precios, “la libre flotación y las intervenciones de sus bancos centrales les permite acomodar de mejor forma la depreciación de sus monedas y ajustar sus economías a la nueva situación. El FMI estimó que la inflación continuará siendo baja al cierre del año 2016, con un aumento de 1% en las economías avanzadas y de 4,5% en las economías emergentes y en desarrollo”.

 

Los riesgos de la economía global

Para Econométrica, el primer riesgo viene asociado por “el retiro desordenado de los flujos de capitales en los mercados emergentes. Esto podría dificultar el ajuste en curso de algunas economías y erosionar aún más el crecimiento económico. El segundo son las ramificaciones en la transición de la economía china. Muchas de estas ramificaciones ya se sienten en la demanda de los productos primarios y también en la sobreoferta de algunos como el acero. El tercer riesgo es una caída más pronunciada de los precios del petróleo y los efectos que esto tiene en la demanda global; no sólo en la actualidad sino en sus efectos sobre las expectativas futuras en los precios. El cuarto riesgo es una posible contracción del crédito y el aumento de la volatilidad financiera. El quinto que se profundice la recesión en algunas de las economías que ya atraviesan dificultades como Rusia y Brasil. El sexto son los riesgos geopolíticos y el último la salida del Reino Unido de la Unión Europea referida comúnmente como Brexit”.

Y luego, Econométrica habla del caso venezolano, específicamente en cuanto a la inflación: “La variación proyectada para el país es tan elevada en 2016 y 2017 que es excluida de los cálculos de los grupos de países. Una cosa que hay que aclarar es que en diversos medios se hizo referencia a la tasa de inflación interanual promedio de 2016 que el FMI proyecta en 481,5% contraponiéndola a la cifra que anteriormente se había circulado de más de 700%. El FMI sigue manteniendo la inflación al final de 2016 en 720% y en 2.200% para finales de 2017 (…) en las proyecciones de la inflación también queda claro que la visión del organismo es que el país continuará en la actual senda de deterioro. Estas estimaciones son perfectamente consistentes con un escenario de inmovilismo económico y político”.

Y el PIB se hunde cada día más

Y es que “luego de contraerse 8% en 2016, la economía continuaría decreciendo en -4,5% durante 2017. Si este escenario llega a darse, el país habría estado cuatro años en recesión económica, si es que cuatro años de contracción pueden llamarse recesión. Esto implicaría que la economía venezolana en esos cuatro años se habría contraído 25,6% respecto a 2013, último año con crecimiento positivo. El decrecimiento en términos per cápita sería aún mayor. Si bien el escenario anterior es perfectamente posible, implica que no hay ningún proceso de ajuste macroeconómico y que el país continuará transitando la senda actual. Para tener una idea de lo que este nivel de contracción significa, la última gran crisis en la región, la argentina de comienzos de siglo, se saldó con una contracción del PIB de 7,1% en dos años (2001-2003). Si el escenario del FMI ocurre, la pérdida de producto en Venezuela sería más de tres veces superior a la ocurrida en Argentina”.

 



En :Economía

Temas relacionados:


FMI aclara que no ha aportado fondos para Venezuela

FMI: La Inflación será de 1.000.000 % en Venezuela para fines de 2018

Fondo Monetario Internacional: inflación de Venezuela será de 13.000 % en 2018

FMI: Venezuela continúa en una profunda recesión

Fondo Monetario prevé inflación mayor a 2.000 por ciento en Venezuela en los próximos dos años