Como quemar calorías con ejercicios desde casa

Frudelca y Juan Diego Ospina, ejemplo de responsabilidad laboral y medioambiental en Colombia

Frudelca y Juan Diego OspinaFrudelca y Juan Diego Ospina

Frudelca y Juan Diego Ospina, ejemplo de responsabilidad laboral y medioambiental en Colombia

 

Asuntos como la responsabilidad empresarial, que se debaten en todo el mundo, comienzan a calar en la sociedad colombiana, donde las primeras firmas del país han dado comienzo a sus procesos de adaptación para acogerse a las nuevas demandas del mercado.

El caso es que la responsabilidad social corporativa, es decir la adaptación de todos los procesos de una empresa a partir de un punto de vista más responsable con la sociedad y el medioambiente, se considera hoy por hoy uno de los principales motivos o razones para confiar en una compañía.

Frudelca resulta, en tal sentido, ejemplo de responsabilidad laboral y medioambiental en Colombia, siguiendo todos estos protocolos establecidos a nivel mundial, que dan cuenta de su posición ejemplar detrás de los estándares, y de la consciencia de sus empresarios responsables, un logro empujado por el responsable del proyecto: Juan Diego Ospina Baraya.

Esta firma, productora de muchas de las principales marcas comerciales de jugos de las cadenas de supermercados más grandes del país, deja claro que pueden prepararse algunos de los productos más famosos entre miles de personas, sin estar ajeno a las responsabilidades que, ahora sí, comienzan a ser exigidas por los consumidores.

Especializándose día a día en continuar con las normativas de más alta calidad, Frudelca colabora con sus socios comerciales para desempeñar este papel preponderante a nivel social y medioambiental, garantizando productos naturales de gran calidad, y con conciencia detrás.

A partir de la recolección de las frutas de CI Agrícolas Unidas, sus encargados producen, envasan y comercializan jugos naturales que no poseen ningún conservante añadido, priorizando el consumo natural, prescindiendo de los químicos y las consecuencias negativas que generan en los cuerpos.

Hoy la marca Frudelca es reconocida a nivel nacional, y ya no sólo por el exquisito sabor de sus jugos naturales, sino también por la profunda penetración de sus productos en todo el mercado nacional colombiano, demostrándole a los empresarios que se pueden hacer bien las cosas.

Estos productores de jugos cítricos naturales de las principales cadenas de tiendas y supermercados de Colombia se distinguen rápidamente de los demás porque sus artículos llevan el sello Frudelca, sello que ahora también representa una serie de procesos minuciosamente llevados adelante.

Frudelca, este ejemplo de responsabilidad laboral y medioambiental en Colombia, ha comprendido inmediatamente la relevancia que tiene acogerse por propia voluntad, y antes de que los distintos reguladores lo soliciten, a los nuevos mecanismos que aseguran el correcto cumplimiento de la cadena de procesos que se incluyen en los estándares de seguridad y calidad de los productos.

Siendo una firma pionera en el país en hacerlo, y dejando de lado las excusas que ponen otras para no adecuarse a las exigencias de los nuevos modos de consumos y consumidores más atentos a aquellos productos que forman parte de su día a día, ésta es la muestra del camino a seguir.

De esta manera, si para ti es importante que una empresa no sólo ofrezca buenos productos, sino que además brinde ejemplo en cómo hacer las cosas, debes saber que Frudelca se ciñe a las recomendaciones internacionales en responsabilidad laboral y medioambiental, un proyecto que abanderó Juan Diego Ospina Baraya, nieto del ex presidente Mariano Ospina Pérez y hermano de la dirigente y política, embajadora de Colombia en México, Ángela Ospina.  

 




En: Economía,Negocios y Empresas,Última Hora






Subir