Hábitos saludables para prevenir el cáncer de mama

 

Aunque hasta el momento no se ha determinado qué causa este padecimiento, hay diversos factores de riesgo que pueden aumentar el riesgo de presentar cáncer de mama. Muchos de ellos tienen que ver con nuestro estilo de vida.

 

Para prevenir el cáncer de mama es recomendable:

  • Llevar una alimentación balanceada y alta en fibra, que incluya brócoli, acelgas, espinacas, setas, uva y papaya
  • Disminuir el consumo de azúcares y grasas
  • Practicar ejercicio al menos 30 minutos diariamente
  • Mantener un peso adecuado
  • Evitar el cigarro y el alcohol
  • Realizar una auto-exploración mamaria mensual a partir de los 20 años, de preferencia al quinto día de la menstruación
  • Solicitar una mastografía a partir de los 34 años, en caso de antecedentes familiares de la enfermedad. Si no se tienen, se debe hacer cada dos años a partir de los 40, y cada año al llegar a los 50.
  • Si puedes, amamanta en la medida que te sea posible. No sólo será bueno para tu bebé: la lactancia reduce el riesgo de padecer cáncer de mama (el riesgo se reduce en un 4,3% por cada 12 meses de lactancia). Esto se debe a dos motivos principales: el retraso en el restablecimiento de la función ovárica y la disminución en los niveles de estrógenos.

 


La pesquisa para el cáncer de mama deben iniciarse a los 35 años o antes si hay antecedentes

3 de cada 10 mujeres en el mundo tienen cáncer de mama

La Sociedad Anticancerosa lanza su nueva campaña “Abrázate al Mamógrafo”

Realizar ejercicio físico durante 30 minutos al día reduce el riesgo de cáncer de mama en un 20%

Cómo decidir sobre la reconstrucción de los senos tras un cáncer