¡Hamilton abandonó cuando lideraba la carrera! Daniel Ricciardo ganó en Malasia y Rosberg consolidó su liderato (+Fotos)

El australiano Daniel Ricciardo encabezó, por delante de su compañero holandés Max Verstappen, un doblete de Red Bull en el Gran Premio de Malasia, en el que el alemán Nico Rosberg (Mercedes) acabó tercero para ampliar su liderato en el Mundial de Fórmula Uno, al beneficiarse del abandono de su compañero y rival inglés Lewis Hamilton.

Rosberg, que sufrió un accidente en la salida y tuvo que remontar desde la parte trasera del grupo, se aprovechó de la retirada de Hamilton, que, tras salir desde la ‘pole’, quemó su motor a falta de quince vueltas para el final de una carrera en la que el español Fernando Alonso (McLaren-Honda) volvió a brillar, al ascender del último en parrilla al séptimo puesto en meta.

Nico lidera ahora el Mundial con 288 puntos, 23 más que Hamilton y con 84 de ventaja sobre Ricciardo, tercero en un campeonato en el que Red Bull evitó, por segunda vez en quince carreras, una nueva victoria de las ‘flechas de plata’.

A las que, de paso, aguó la fiesta por la consecución del tercer Mundial de constructores seguido. Prevista en casa de uno de sus principales patrocinadores, la principal petrolera malaya.

Un festejo que deberá esperar, al menos, hasta el próximo fin de semana, en Japón, queHamilton pretendía emplear asimismo, tras salir por centésima vez desde la primera fila, como celebración por su victoria 50 en la categoría reina. Chafada, cuando apuntaba a un fin de semana perfecto, que había dominado desde el viernes.

En una de las carreras más emocionantes de la tercera temporada seguida de dominio aplastante de Mercedes, que arrancó con desgracia para Rosberg, al final el mejor parado del duelo interno. En la jornada en la que Red Bull festejó su tercer doblete en Malasia.

El primero desde el de 2013 -último año del cuatrienio glorioso del equipo austriaco- en Brasil, logrado por el alemán Sebastian Vettel, que celebró su cuarta corona esa campaña, y el australiano Mark Webber, maestro de ceremonias este domingo en Sepang.

Hamilton salió sin problemas desde la ‘pole’, todo lo contrario que Rosberg, a quien su compatriota Vettel (Ferrari) -que abandonó tras el accidente- complicó seriamente la carrera al embestirlo en la primera curva. Con ambos Red Bull saliendo desde la segunda fila, Vettel, que había superado a Ricciardo, arriesgó demasiado al intentar rebasar a Verstappen. Chocó con Nico, que dio un trompo y bajó hasta el vigésimo primer puesto de una prueba que afrontaba desde el segundo y que se le complicó en pocos segundos.

Suerte inversa vivió Alonso. El doble campeón mundial español, que se dio a conocer al gran público en esta pista, en la que en la tercera carrera de 2003 se convirtió en el entonces más joven en salir desde la ‘pole’ y subir al podio, partía desde el fondo de la parrilla. Con 45 puestos de sanción, por todas las modificaciones efectuadas en torno a su unidad de potencia, pensando en el próximo fin de semana y en Japón, tierra de Honda, el motorista de McLaren.

El británico Lewis Hamilton no vivió su mejor día. Obligado a abandonar por la rotura del motor de su Mercedes cuando lideraba el Gran Premio de Malasia, vio con decepción cómo Daniel Ricciardo ofrecía una segunda victoria a Red Bull esta temporada, mientras Rosberg era tercero.

Ricciardo conquistó la 16ª de las 21 carreras que componen el Mundial, por delante de su compañero, el holandés Max Verstappen y del reforzado líder del Mundial, Nico Rosberg.

Este último, que sufrió una sanción de 10 segundos por un roce con el finlandés Kimi Raikkonen, dio un golpe a la clasificación del Mundial aprovechando el abandono de Hamilton en la vuelta 41.

Rosberg cuenta ahora con 23 puntos de ventaja (por los 8 que contaba al inicio del Gran Premio) sobre Hamilton, cuando restan cinco carreras por disputarse (125 puntos en juego).

Ricciardo, que luchó hasta el final por evitar ser superado por Verstappen (19 años desde el viernes), firmó la cuarta victoria de su carrera, la primera esta temporada.

En medio de un calor húmedo, la carrera vivió un espectacular inicio, con el incidente entre los alemanes Sebastian Vettel y Rosberg en la primera curva.

El piloto de Ferrari, ganador en Sepang en 2015, se vio obligado a abandonar por daños en su suspensión, mientras que Rosberg fue relegado al puesto 17º.

En una conversación de radio de Verstappen, se pudo escuchar al joven piloto calificando a Vettel de “idiota” y “loco”.

Motor en llamas

Pero el podio final se vio condicionado por el abandono de Hamilton.

El británico, que salió desde la pole, se mantuvo unos segundos desolado junto a su monoplaza humeante.

El tres veces campeón del mundo había liderado la carrera hasta ese momento.

“¡No, no!”, clamaba Hamilton mientras golpeaba su casco.

Además, Mercedes, que podía haberse proclamado matemáticamente campeón del mundo de constructores, deberá esperar al menos al próximo Gran Premio para sentenciar.

Rosberg remontó hasta subir al podio, y erigirse en el favorito para conquistar el Mundial.

Si Mercedes llora, a Red Bull le toco reír en un Gran Premio que las ‘Flechas Plateadas’ habían dominado hasta ese momento. Para Red Bull es la segunda victoria de la temporada luego de la lograda por Verstappen en España. El resto de carreras fueron ganadas por los Mercedes.

Otros cinco pilotos no finalizaron la carrera además de Hamilton, entre ellos el mexicano Esteban Gutiérrez (Haas). Su compatriota Sergio Pérez (Force India) fue sexto, un puesto por delante delespañol Fernando Alonso, que salió desde el último puesto de la parrilla.

El próximo Gran Premio tendrá lugar el domingo que viene en Suzuka (Japón). Una carrera sin margen de error para Hamilton.

AUTO-PRIX-MAS-F1

AUTO-PRIX-MAS-F1-PODIUM

AUTO-PRIX-MAS-F1

AUTO-PRIX-MAS-F1

AUTO-PRIX-MAS-F1

AFP


Sebastian Vettel se quedó con la pole position para el Gran Premio de China

Valtteri Bottas ganó el Gran Premio de Abu Dabi, el último del Mundial de la Fórmula Uno

Sebastian Vettel se adjudicó el Gran Premio de Brasil, en Interlagos

Felipe Massa anuncia otra vez su retiro

Lewis Hamilton conquista su cuarto título mundial de Fórmula Uno