COLLARES Y PULSERAS AL MAYOR

Hilda Molina: Las Damas de Blanco viven en un “corredor de la muerte” semejante al que ella misma sufrió


  hilda_150 La médica disidente cubana Hilda Molina afirmó hoy, en una entrevista con Efe, que las Damas de Blanco viven en un “corredor de la muerte” semejante al que ella misma sufrió durante años en Cuba, una experiencia recogida en un libro que refleja “su verdad” sobre la revolución castrista.

En vísperas de presentar su autobiografía “Mi verdad” en la Feria del Libro de Buenos Aires, donde vive desde hace diez meses junto con su madre y su hijo, Molina reconoció que, aunque desearía estar equivocada, no se siente optimista respecto a un cambio en la isla.

El pueblo cubano, dijo, “vive inhibido por el miedo a la represión física y la ejecución moral”.

Estamos enfermos los cubanos, tenemos la enfermedad social que se produce como resultado de 50 años de vivir sin libertad“, lamentó.

En su opinión, las Damas de Blanco, familiares de un grupo de opositores encarcelados en 2003, “están en el corredor de la muerte como están muchas madres cubanas”.

Están muriendo en vida separadas de sus hijos y cuando salen a la calle pacíficamente con un ramo de flores para pedir por ellos, les acusan de mercenarias, de asalariadas del imperio, como también me acusaron a mí“, sostuvo.

En “Mi verdad”, Molina, de 66 años, relata cómo se fraguó su desencanto por la revolución de Fidel Castro debido a las “constantes incoherencias” de un régimen que “la mató en vida” al negarle durante quince años permiso para viajar a Argentina, reencontrarse con su hijo y conocer a sus nietos.

El libro menciona su peculiar relación con el líder de la revolución, de quien sugiere que llegó a sentir por ella algo más que una mera admiración profesional, aunque hace hincapié en que jamás le faltó al respeto ni la acosó.

“En el orden profesional él sentía una admiración grandísima. En el orden personal siempre fue una persona cariñosa conmigo. Me trató con muchísimo respeto. Me enviaba flores. Creo que posiblemente intentó decir algo, pero yo hice todo mi esfuerzo para que no avanzara. En algunos momentos en los que intentó entrar en otros temas, yo siempre le hablaba de trabajo”, relató la doctora.

Habría que preguntarle a él, pero yo creo que quedó algo pendiente de él hacia mí. Ojalá lo hubiera explicitado para poderle responder“, añadió en la entrevista con Efe.

Desde su punto de vista, eso explicaría la “muy extraña virulencia” con la que fue posteriormente reprimida.

En su autobiografía, que comenzó a perfilar el mismo día de 1994 en el que rompió con el régimen cubano, agradece a la presidenta argentina, Cristina Fernández, y a su esposo y antecesor en el cargo, Néstor Kirchner, su intercesión para que el Gobierno de Castro autorizara su salida del país.

Molina fue autorizada a salir de Cuba en 2009, un año después de que el Ejecutivo de la isla permitiera que su madre, de 90 años, viajara a Buenos Aires.

Aunque por el momento descarta regresar a su país porque asegura que su único objetivo es cuidar de su madre, Molina reconoce que su sueño sería poder hacerlo para volver a ejercer la medicina.

EFE



En :Noticias Internacionales

Temas relacionados:


Fuerzas de seguridad cubana detienen a más de 50 Damas de Blanco

Damas de Blanco: No claudicarán en su empeño de pedir la liberación de los presos políticos en la isla

Policía cubana detiene a las «Damas de Blanco» + fotos