Isaías A. Márquez Díaz: CRISIS SOCIOPOLÍTICA VENEZOLANA

hambre en venezuela

La crisis económica actual ha traído consigo la peor crisis política a Venezuela en 20 años. La Revolución Bolivariana, desprestigiada, tétrica y patológica podría estar sobreviviendo sus días finales ya que su agonía es muy notoria ante la discapacidad de sus dirigentes para superarla.

Los hechos del pasado año 2018 en la vida política de Venezuela  podrían interpretarse como la crisis de la Revolución Bolivariana o chavismo, proyecto político que tiene como punto de partida la victoria de Hugo Chávez en las elecciones presidenciales de 12/1999, continuado hasta ahora por Nicolás Maduro, tras la muerte de aquel en 2013, bajo los auspicios   castro-comunistas que, por su naturaleza, estarían condenados al fracaso.

Así, durante la gestión de Chávez (2009-2013) se implementan reformas económicas, sociales y políticas que llevan a Venezuela a ocupar los primeros lugares en desarrollo humano latinoamericano; los niveles de pobreza y desempleo disminuyeron, y por el ingreso petrolero, se incrementó el crecimiento económico del país, al igual que el ingreso per cápita.

Chávez y su gestión alcanzan altos niveles de aprobación, tanto en la opinión pública venezolana como en la internacional. Con problemas y roces bien merece evocar el  ¿Por qué no te callas? Del entonces rey de España Juan Carlos I. El gobierno socialista de Chávez sorteaba, a veces con gracia, y a veces sin ella, los problemas. Pero, su muerte prematura, en 2013, acaba con su gestión. Antes de su muerte designa a Nicolás Maduro como sucesor a fin de que continúe su proyecto.

Lamentablemente, Maduro no cuenta con suerte y mucho menos con gracia. Pronto se evidencia que carece del carisma de Chávez, y que la fortuna no está a su favor ya que pronto sobrevendría la crisis petrolera, que reduce dramáticamente los precios del petróleo; el dólar estadounidense se robustece en el  mercado internacional y a su alrededor surgen gobiernos de derecha que le  cercan económica y comercialmente.

Y, aunque la oposición a la Revolución Bolivariana siempre ha estado activa, nunca fue rival para la popularidad de Chávez y sus logros. Hoy, aparte de la franquicia cubana-venezolana-estalinista, se observa una combinación de factores que ha cuestionado o puesto en entredicho la continuidad del chavismo: crisis económica que inicia en 2014; desabastecimiento de alimentos y medicinas; mayoría opositora en AN; y TSJ se declara en desacato a dicha Asamblea.

En :Opinión

Progreso y capital humano en Venezuela

¿Cómo ser transparente en tiempos de Covid?

Isaías A. Márquez Díaz: OPEP, 60º ANIVERSARIO

María Alejandra Malaver : Ejemplo

ANGEL MONAGAS en Caiga quién Caiga: Capriles, ¿La Fuerza del cambió o la de él?