Isaías A. Márquez Díaz: GOBIERNO Y BCV

Isaías A. Márquez Díaz

Aunque el Art 318 CRBV establece que “las competencias monetarias del Poder Nacional serán ejercidas de manera exclusiva y obligatoria por el Banco Central de Venezuela…, cuyo objetivo fundamental es lograr la estabilidad de precios y preservar el valor interno y externo de la unidad monetaria…”, parece que en virtud del déficit fiscal se ha instituido una forma de contubernio pernicioso para la economía nacional mediante la emisión de dinero inorgánico (burbuja) a objeto de cubrir el déficit fiscal a causa de la deuda pública, cuya emisión en bonos conlleva pago de intereses ya que el gobierno cuando, por razones nefandas, no incrementa el precio de la gasolina, que sería otra forma de recaudación fiscal, convierte al BCV en banco, telecajero o caja chica a objeto de cubrir contingencias, razón por la cual lo hace acreedor suyo, sin autonomía alguna, ya que es de su responsabilidad procurar que los ingresos/egresos resulten coherentes y que, de haber déficit, éste sea mínimo y pueda financiarse mediante emisión de bonos, a lo que se agrega el declive de la producción de crudo agravada, ahora, por las cuotas de producción OPEP.

Es por lo que en virtud del vicio de emisión de dinero burbuja, la AN ya aprobó en primera discución una reforma a la Ley del BCV a fin de garantir la autonomía del organismo emisor en materia de política monetaria y fiscal del país.

Por otra parte, las medidas cambiarias han dado resultados no deseables, pues la oferta del Dicom es muy baja en relación con la tasa de cambio oficial y el dólar paralelo.

Como no es posible aumentar los ingresos ni bajar los gastos, a causa de la hiperinflación galopante, cuya solución está a manos del gobierno, pero no a través de incremento de la masa monetaria, sofisma y/o vicio, que desde 1999, está acabando con la economía nacional, cuyo rescate podría lograrse mediante la producción, a través de reinicio de todos los planes y proyectos de la antigua PDVSA, la cual aunque con sus fallas, como toda organización, mala no era.

En :Opinión

Progreso y capital humano en Venezuela

¿Cómo ser transparente en tiempos de Covid?

Isaías A. Márquez Díaz: OPEP, 60º ANIVERSARIO

María Alejandra Malaver : Ejemplo

ANGEL MONAGAS en Caiga quién Caiga: Capriles, ¿La Fuerza del cambió o la de él?